“Marcha Patriótica”, la caída de una promesa con muy buenas intenciones

Expulsión de médicos cubanos: Cuando la política pesa más que la necesidad
07/31/2020
“Farsa, alienación, perplejidad”, por Luis Miguel Cárdenas Villada
07/31/2020

“Marcha Patriótica”, la caída de una promesa con muy buenas intenciones

El proceso de paz de La Habana entre las otrora FARC-EP y el gobierno de Santos trajo la esperanza para que cesara el estéril conflicto armado que ha retrasado el desarrollo del país y para que la simbiosis entre la política y las armas dejara de ser una constante en el país y se pudiese avanzar hacia la lucha social y política legal y hacia la reconciliación de los colombianos bajo la premisa de una paz con justicia social, en consecuencia a esa y otras banderas desde 2010 venía gestándose en Colombia un movimiento llamado La marcha patriótica. Este movimiento surgió en el Quindío en el año 2012 como esa confluencia de diversos sectores sociales y populares integrados por la CONAP, Fensuagro, Redepaz, Feu, Aceu, Juco, Junta Ciudadana, Partido Comunista entre otras expresiones sociales, políticas y culturales en busca de sumar rebeldías y crear las condiciones de una “segunda y definitiva independencia” partiendo de la necesidad de construir las condiciones para una paz con justicia social estable y duradera.

 

Marcha patriótica Quindío venia de participar en el 2012 en su estructuración y articulación de organizaciones y ajustaron las velas de su lucha en procesos como el de la “junta ciudadana” que en Diciembre de 2012 promulgo el carácter público del servicio de aseo aunque tiempo después se supo que la “toma del quinto piso del CAM” y el financiamiento de los huelguistas y los grupos de recolección de firmas obedeció a los dictados de LUZPI por intermedio del señor Rodríguez quien luego resulto a favor de la privatización del alumbrado público cuando Luzpi ordeno se hiciera, o sea las masas que hasta aguantaron hambre y se “tomaron el 5 piso del CAM” fueron UTILIZADOS.

 

Sin embargo y aunque el movimiento iba cogiendo fuerza en el Quindío en ese y otros procesos siguiendo las directrices y orientaciones nacionales de convocar y construir la UNIDAD sucedió un fenómeno que desintegro aquella fuerza. Desde el 2013 comenzó al interior de Marcha Patriótica Quindío supuestamente el proceso de marcha patriótica más fuerte en comparación con otros procesos de la organización a nivel a nacional; una campaña de chismes, cotilleos, calumnias, injurias, señalamientos desde las sombras en contra de diversas personalidades, esto provocó la pérdida gradual de confianza entre sus miembros, las reuniones dejaron de ser de interés político e ideológico y se convirtieron en audiencias para reclamar sobre tal o cual comentario, esto genero una necrosis estructural que avanzo con rápida intrepidez a niveles absurdos de estado paranoide.

 

Así las cosas los principales líderes del movimiento en su siniestra y fratricida pugna y carrera por el liderazgo y el control de las diversas comisiones en especial la de finanzas terminaron señalando a diestra y siniestra a personas sin prueba alguna, fundados en comentarios sin ser constatada su veracidad: de informantes del ejército, de la policía, las palabras infiltrado, informante, colaborador de inteligencia o sapo se hicieron populares y repetitivas en todas las reuniones, se hicieron ataques personales tipo inquisición, sin presentar pruebas, sin juicio, sin investigación seria, sin confrontación de rumores y al estilo de los totalitarismos fascistoides y religiosos se condenó a la hoguera a muchos buenos líderes sociales y personalidades, que se habían acercado a Marcha Patriótica por su interés de lograr cambios sociales ostensibles para el país, el departamento y el municipio de Armenia, algunos ejemplos de ello fueron:

 

Primeramente alias “el doctor” y alias “ negro chalo” la emprendieron contra democracia comunal y su líder Jenaro Gallego Medina conocido en Armenia como el “cazador de lagartos” líder de un programa ambientalista de descontaminación de laderas de las cañadas y de soberanía alimentaria y agricultura urbano llamado “Armenia sin hambre” a quien acusaron de ser un policía esto a Jenaro le atrajo una situación de amenazas que lo obligo a exiliarse temporalmente en Santa Marta tras la persecución que actores delincuenciales iniciaron en el barrio donde residía, seguidamente dañaron la honra de alias el “noqueador” un líder deportivo de Armenia y a su vez líder del proceso de bibliotecas populares en el barrio Las colinas de Armenia acusándolo de conductas indebidas con menores de edad que se acercaron a tal proceso cuando este reclamo sobre el manejo de unos dineros que un político había dado para solventar la logística de equipos de futbol, también enfilaron sus baterías incluso contra líderes universitarios como quien ese entonces se conocía como Jhon Polo exsecretario de la FEU federación de estudiantes universitarios acusándolo de entrar en una camioneta de la Sijin al inaccesible sendero de la universidad del Quindío y se le acuso de señalar a los jibaros expendedores de droga que trabajan para la oficina de Armenia y los rastrojos, e incluso ex miembros honestos de la fuerza pública que se habían acercado a colaborar con el movimiento fueron señalados de ser sapos e infiltrados.

 

Era evidente con el tipo de señalamientos que iban surgiendo y de los cuales nunca se constató la solidez de las dichosas “fuentes confiables” de donde salían que se iniciaba una pugna por el poder por el micro poder interno dentro de marcha patriótica Quindío guerra que era alimentada y dirigida entre los líderes del movimiento en el Quindío y nadie estaba dispuesto a ceder en nada, cada uno quería el poder y ser el líder más representativo de marcha patriótica en el Quindío, esto dio lugar a la creación de dos facciones cada una de ellas siguiendo a determinado líder la facción del “doctor” y la facción de alias “el crespo” por cierto este último padre de un profesor estudiantil y actual militante del partido FARC el de la rosa roja; así las cosas ya las reuniones solo eran para difamarse los unos a los otros, se llegó al caso de ataques personales, denunciando que tal se acostó con tal señora, llevando su pelea personal a el nivel más bajo y rastrero posible.

 

Todo seguía avanzando a lo largo de los meses del año 2013 en medio de una guerra fría envuelta en una tensa calma las dos facciones se organizaban para dar un golpe a la otra, la construcción de alternativas de poder popular y la organización para educar y hacer pedagogía entre las masas respecto a los acuerdos de La Habana y su posible refrendación popular dejaron de ser el norte magnético de la organización en el Quindío ya que con la carrera rumorologica dejaron de ejecutarse esfuerzos en la visión fundamental enmarcada en la plataforma política como lo es toma del poder político en cada departamento, sino que ya las baterías se enfilaban hacia la toma del micro poder al interior de Marcha patriótica Quindío. Fue así como uno y otro grupo, pusieron gente a dedo en cargos de importancia solo como pago por el precio de la fidelidad a una de las facciones, fueron llevados incluso a cargos tan importantes como Organización a personal vinculado al tráfico de estupefacientes en la universidad del Quindío que es manejado como en muchas latitudes y longitudes del departamentos por la organización criminal la oficina de armenia brazo financiero y sicarial filial de la organización narco paramilitar autodenominada como “Los rastrojos”.

 

Fue entregada la apetecida y codiciada secretaria de finanzas de la misma forma a dedo, la comisión de derechos humanos se nombró sin tener en cuenta criterios políticos, solo ser parte de determinada facción y estar de un lado, así se hizo con otros cargos de importancia, estos hechos polarizaron más el ambiente y se avanzaron a niveles de conspiración mucho más graves.

 

De parte de la facción agraria liderada por alias “el crespo” se empezó a organizar un grupo al interior de MP Quindío con el objeto de sacar la gente de la otra facción, y quitarle todos los cargos que ostentaban hasta ese momento, para ello se iniciaron en 2013 una serie de reuniones en el municipio de circasia y en la vereda once casas del corregimiento de pueblo tapao de Montenegro-Quindío donde fungía el proyecto agrícola Asoguarani.

 

En tales reuniones se planteaba la toma de marcha, en una de esas reuniones estuvieron diversas personalidades alias “Gafufa” líder ambiental y de mujeres, así mismo estuvieron alias “camándula” encargada de la comisión de finanzas, alias “Mariguano” cuestionable encargado de organización, alias “la reportera” la secretaria de la JUCO Quindío de entonces, alias el “artesano” el encargado de cultura, alias “Care Papa” el encargado de jóvenes, y otras personas incluso de otras regiones.

 

Así se fraguo un plan conspirativo disfrazado de reuniones de “integración” y de “balances” por cierto muy raras dado que no invitaban a todo el mundo, es decir se generó un grupismo dañino en aras de dar una especie de “golpe de estado” y derrocar de sus puestos y cargos a quienes no hacían parte de ese grupo “selecto” este grupo intento involucrar mucha más gente en esa reunión, supongo con la premisa de untar el mayor número de personas a esa camarilla con el ardid que eran “integraciones”.

 

Cuando supieron que no podrían captar el sector estudiantil liderado por la FEU Quindío ya que el secretario departamental rechazo de tajo esta situación, surgió contra él un terrible e infame rumor en aras de enlodar la reputación, y este salió de la Finca de Asoguarani “cuartel general” de alias “el crespo” lugar de donde salió y fue difundido donde al líder universitario le achacaron que “el líder estudiantil secretario de la FEU entro en un carro de la policía al sendero de la universidad señalando a los marihuaneros y jibaros de la universidad”, este rumor además de incierto y de que geográficamente es imposible por la topografía del sendero ecológico fue grave en virtud a que milicianos de estructuras de las Farc que operaban en el Tolima vinieron a constatarlo e incluso a el mismo líder universitario lo “invitaron a una reunión en el Tolima”, el líder de Asoguarani corrió ese rumor y ello llego al sector de los destechados, incluso llego a boca de la lideresa ambiental quien fue la sujeto que más lo expandió.

 

Por las rivalidades entre la ACEU Quindío y la FEU Quindío fue que se dedujo que quien fabrico el rumor fue el encargado de organización era un ex miembro de la ACEU Quindío y un fracasado líder de la JUCO quien tuvo mucho que ver con la venta de marihuana en el sendero de la universidad y quien tuvo celos de trabajo de masas con los líderes de la FEU Quindío a quienes señalo de informantes de la Sijin y quien incluso con dañinos ataques personales a líderes de dicha organización estudiantil y sonsacando personal de la misma quiso expandir el “trabajo de masas” de la JUCO y la ACEU en la Uniquindio, más  adelante este personaje en los comicios regionales de 2015 y de 2019 participo para corporaciones distintas avalado por el “partido del girasol”

.

La situación obedecía claramente ser la muestra de que aplicándose entonces el modelo de señalamiento y persecución aplicado contra otras personalidades se fraguaba un alevoso plan incluso contra la vida de algunas personas pues si el Quindío hubiese sido zona roja de orden público fuerzas armadas irregulares a lo mejor hubieran ejecutado acciones envenados y azuzados por comodines de intereses personalistas, de hecho muchas personas han sido ajusticiadas así de ser señaladas como miembros o colaboradores de los organismos de inteligencia y seguridad del estado o en su defecto de milicianos de las FARC como indirectamente señalaron líderes de la JUCO a miembros de la FEU cuando aparecieron en paredes de la Uniquindio unas pintas alusivas al autodenominado grupo insurgente FARC-EP y de la JUCO reclamaron a líderes de la FEU de ser los responsables de esas pintas siguiendo la lógica señaladora que venía de parte de la octava brigada cuando su entonces comandante en el 2013 dijo que tenían identificados 50 milicianos de la guerrilla en el Quindío.

 

Al mismo tiempo miembros de la facción conspiradora solicitaron recursos a sindicatos y diversas organizaciones suplantando la entonces estructura de marcha patriótica Quindío de la cual fue testigo de su conformación el líder Hubert Ballesteros en febrero de 2013, posteriormente dada esta y otras situaciones se convocaron a diversas reuniones aclaratorias y salió a la luz lo que hasta entonces era una olla podrida oculta lo cual genero incluso conatos de peleas y agresiones que fueron calmados por diversas reuniones que desde las instancias nacionales convocaron en aras de calmar los ánimos y reestructurar el proyecto.

 

Pese a que las reuniones convocadas por personal de Bogotá generaron el aislamiento voluntario de personajes conspirativos que se marginaron cuando fueron desenmascarados así como el retorno a diversos cargos de algunos de ellos, la confianza estaba rota y aunque la finalidad era conciliar sucedió lo contrario la campaña de rumores se hizo más fuerte y de tipo más personal, sin embargo ninguna facción tenia autoridad moral, ambas pusieron gente a cargos con dedocracia, ambas inventaron rumores, ambas rompían los acercamientos conciliatorios pues los líderes del movimiento en su pelea personal y su delirio de protagonismo dejaron en entredicho el carácter político de la organización llevando la controversia al nivel más bajo posible, pues la bajeza en cómo la gente de marcha patriótica Quindío se atacó entre sí ni en señoras chismosas de barrio se ve.

 

Así mismo en su alocada carrera de sumar “rebeldías “o más bien mostrar falso trabajo de masas y facturarlo inflando cifras no veraces, financiaron organizaciones como la Asociación de reservistas del Quindío liderada por el Soldado profesional (retirado) Raúl Robles Idrobo quien fue uno de los principales conspiradores y atizadores del conflicto interno de MP Quindío ya que mientras mostraba una cara de apoyo al movimiento en aras de ganar simpatía y finanzas generaba rumores comprometedores incluso contra sus amigos quienes le llamaron la atención porque hacia coqueteos con diversos personajes públicos de todas las corrientes ideológicas y políticas celebres por su politiquería así mismo con diversas fuerzas políticas en especial el centro democrático.

 

Dicha situación así como la corrupción, la cercanía a narco paramilitares desmovilizados que controlan el mercado del crimen en el Quindío, y el personalismo de Robles fue denunciada por militares patriotas que incluso ayudaron a forjar la asociación con él y aunque eran cercanos y que incluso en 2013 marcharon a Bogotá como protesta por el  abandono del estado y en busca de reivindicaciones para los  reservistas; fueron señalados por Robles Idrobo con ataques personales calumniosos que incluso conllevaron a que este ganara simpatía de parte de los entonces encargados de la comisión de finanzas y de medio ambiente y del sector encargado de trabajo agrario (Asoguarani) quienes el día 25 de octubre de 2014 recibieron con una frijoleada en el parque de las Mercedes de circasia a los reservistas de la frustrada marcha de la clase obrera, militar, policial y penitenciaria que venía desde Barranquilla y que al llegar a Bogotá el 5 de noviembre de 2014 fueron recibidos por el centro democrático y asociaciones de reservas activas de claro sesgo ultraderechista opositoras al proceso de paz de la Habana y al gobierno de Juan Manuel Santos.

 

Pese a que militares patriotas que conocieron las maniobras oscuras de Robles y sus señalamientos a organismos de seguridad y a particulares sobre de que marcha patriótica Quindío era un brazo político de las FARC entre otros comentarios; como también de que en el barrio Nueva Tebaida de la Tebaida se estaba gestionando involucrar a la población en labores de zapa; no prestaron atención a los mismos, se hicieron los de la oreja mocha y antes se sumaron a la ola de difamaciones cubriendo con un manto de protección y credibilidad a tan siniestro personaje responsable además de dañar la honra de sus más cercanos colaboradores incluso fue el autor intelectual e instigador de falsas protestas por servicios públicos que derivaron en el saqueo y vandalismo de pequeños negocios en septiembre de 2011 y en el secuestro por algunas horas de funcionarios de la alcaldía municipal de ese entonces.

Escribe: Manolo Izarra

Comments are closed.