Educación

Escribe: GUILLERMO SEGOVIA

En su afán viejo de cuestionar el papel de los docentes en la formación de los estudiantes en el país, el uribismo, agrupado en el Centro Democrático y sus simpatizantes en general, de manera permanente buscan evidencias de supuesto “adoctrinamiento” y promoción de la “lucha de clases”, en particular en los contenidos que se imparten en el área integrada de ciencias sociales en la educación.

Prejuicio que para no caer en la ignorancia debería consultar en primera medida cuáles son los lineamientos que en la materia ha expedido el Ministerio de Educación y los estándares de competencias establecidos, más allá del respeto a la autonomía y libertad de cátedra consagrada constitucionalmente.

Si tal revisión se hiciera, se enterarían que la reflexión y el pensamiento crítico son propósitos de fondo de las políticas educativas y la formación para la ciudadanía y la convivencia objetivos fundamentales. De igual manera, que el estudio del conflicto colombiano y la responsabilidad de los distintos actores involucrados, hace parte del currículo. Basta ingresar a la web del ministerio y consultar los documentos.

Pues bien, en cumplimiento de sus deberes y obligaciones como docente en ciencias sociales, Sandra Ximena Caicedo, adelantó en una institución educativa pública de Cali, para sus alumnos de noveno grado, un taller sobre uno de los hechos recientes más traumáticos de nuestra historia, los de forma conveniente llamados “falsos positivos”, denominación que por desgracia hizo carrera, no obstante, hay que reconocer, ya nadie se engaña de su realidad.

Algún padre de familia desinformado o partidario furibundo del uribismo, o ambos, actuando desde la reacción primaria de rabia, desconocimiento e ignorancia, le hizo llegar a la senadora del Centro Democrático, María del Rosario Guerra, copia del taller a desarrollar por los alumnos y la senadora lo publicitó a través de twitter cuestionando la conveniencia de que se “adentrara” a los estudiantes en el tema de los “falsos positivos”.

Le siguieron reacciones grotescas y cavernarias, dirigidas contra Fecode y demás sindicatos de maestros contra quienes el uribismo enfila baterías –además de que son objeto de amenazas, atentados y asesinatos en la mayoría de casos en la impunidad- porque, supuestamente, la visión en contexto y crítica de la historia, distorsiona los hechos con la finalidad de desprestigiar el legado de Álvaro Uribe.

Más aún, pretenden el regreso a la historia patria de nombres célebres y exaltación de realizaciones, que elude el cuestionamiento de sus yerros, escándalos y fracasos en la dirección del país y las actuaciones y luchas de los actores de la vida social por sus derechos. Por supuesto, entre más crítico sea el cuestionamiento del pasado más consciente es la visión del futuro. Es lo que buscan evitar.

Estas reacciones se dan en momentos en que se trabaja en las recomendaciones para la reintroducción de la materia de historia en el pensum, ley aprobada en 2017,   por parte de una comisión plural con peso académico, asesora del Ministerio de Educación, estamos a diez meses de que se entregue el Informe de la Comisión de la Verdad sobre el conflicto y se juzgan en la Justicia Especial de Paz los “falsos positivos”. Estas últimas instancias surgidas de los acuerdos de paz con las Farc, que votó en contra, juró “hacer trizas» y su gobierno inaplica en temas esenciales.

Es claro que pretenden deslegitimar los resultados del Sistema de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición, el informe de la Comisión, los fallos de la JEP que afecten a militares y civiles partícipes de la violencia, para mantener la polarización y confrontación frente la realidad del conflicto, las políticas regresivas de seguridad y un ambiente de guerra favorables a sus postulados.

Según el facsímil reproducido por redes: “PROPÓSITO DE LA GUIA: El estudiante desarrolla componentes delas asignaturas del área de Ciencias Sociales. LINEAMIENTO CURRICULAR CIENCIAS SOCIALES: Participación ciudadana. COMPETENCIAS: Participación y responsabilidad democrática. CONTENIDO: RAMAS DEL PODER PÚBLICO. ESTANDAR: Participo o lidero iniciativas democráticas en mi medio escolar o en mi comunidad, con criterios de justicia, solidaridad y equidad, y en defensa delos derechos civiles y políticos. DESEMPEÑO: Conozco, analizo y uso los mecanismos de participación ciudadana.”

El taller sobre «falsos positivos» cumple estándares de competencias y lineamientos de ciencias sociales integradas de secundaria a cabalidad, según lo establecido por las instancias pertinentes en un proceso pedagógico orientado en las últimas décadas a la enseñanza para la formación de ciudadanos proactivos, humanistas y conscientes de sus derechos. La Ministra de Educación debería corroborarlo y exaltar la labor de la docente.

A manera de reconocimiento al trabajo de la profesora Caicedo respondimos el cuestionario de su taller en no más de los 140 caracteres que admite twitter, medio por el que se intentó su flagelación, y que son suficientes para expresar verdades hoy incuestionables, rastreadas en los medios, documentos e Internet, como ella lo orientó.

1.  En términos generales – y sin entrar aun en el tema del conflicto armado colombiano ¿Qué es un «falso positivo? Dé dos ejemplos.

Res. 1. Falso positivo, anomalía o error en el resultado de una medición o cálculo dado en un modelo de clasificación binaria. Ejemplos: en medicina, prueba cuyo resultado indica la presencia de una enfermedad o condición inexistente; en informática, un falso virus (Wikipedia)

2. Ya entrando en el estudio del conflicto armado colombiano ¿A qué se le conoce en el país como los «falsos positivos?

Res. 2. Asesinato de civiles por el Ejército para reportarlos como subversivos muertos en combate y ganar compensaciones en dinero, laborales o distinciones, ofrecidos por el Ministerio de Defensa por bajas producidas, en el marco de la política de seguridad democrática de Álvaro Uribe.

3. ¿Quiénes fueron los encargados de planear, ordenar, ejecutar y llevar a cabo los falsos positivos? ¿Cómo funcionaba esta cadena de mando? ¿Cómo lograban que los soldados se sumaran tan fácilmente a cometer estos actos tan macabros?

Res. 3. La JEP identificó la ocurrencia de más de 6.402 casos de «falsos positivos» ejecutados por mandos medios y soldados rasos para obtener prebendas, posiblemente motivados por órdenes de guerra de altos mandos en brigadas y batallones en la mayoría de regiones del país.

4. ¿Por qué es especialmente grave que el Ejército y el Gobierno colombianos estén implicados directamente en el tema de los” falsos positivos”?

Res. 4. Al gobierno y al Ejército en un Estado Social de Derecho, en democracia y según la Constitución, les corresponde garantizar la vida, la integridad y los derechos fundamentales de los ciudadanos. Los «falsos positivos» son una negación de esas obligaciones, deberes y funciones.

5.  ¿Qué es la JEP y para qué fue creada?

Res. 5. La Jurisdicción Especial de Paz -JEP- fue creada a instancias del Acuerdo de Paz con las Farc suscrito en 2016. Es el ejemplo más avanzado de justicia transicional restaurativa para juzgar los actores del conflicto armado con prelación de los derechos de las víctimas y su reparación, de acuerdo con la valoración de la comunidad y organismos internacionales.

6. ¿Qué tiene que ver la JEP en el tema delos “falsos positivos”?

Res. 6. Al haberse producido en el marco del conflicto armado y considerarse delito de lesa humanidad, la JEP determinó abrir un macro caso para juzgar la comisión de por lo menos 6.402 asesinatos de civiles por militares, conocidos manera eufemística como «falsos positivos». En un insulto a la justicia el hijo de Uribe propone reducir a un 30% de la JEP y dirimir los casos mediante un formulario de confesión.

7. ¿Cuál es la responsabilidad del expresidente Álvaro Uribe Vélez en el tema delos falsos positivos?

Res. 7. El Presidente de la República según la Constitución es el jefe de Estado, de gobierno, de la administración y comandante supremo de las Fuerzas Armadas, lo que implica, por lo menos, responsabilidad política respecto de su mandato. Álvaro Uribe gobernó en el período de mayor ocurrencia de los «falsos positivos».

8. Investiga quiénes son las Madres de Soacha y en qué ha consistido su lucha en relación al tema delos falsos positivos.

Res. 8. Las Madres de Soacha son un grupo de familiares de jóvenes de ese municipio, víctimas de «falsos positivos», que inició la denuncia y actúa para que esos crímenes no queden en la impunidad y se reconozca la dignidad de sus seres queridos asesinados.

9. ¿Por qué es tan necesario que se sepa la verdad de lo que pasó en el conflicto armado colombiano?

Res. 9. El conflicto armado produjo muerte y mucho daño y dolor a las víctimas sobrevivientes y al país. Es necesario que se conozca la verdad para que haya Justicia, Reparación y No repetición. Para que se tenga conciencia del pasado y se busquen la reconciliación, la civilidad y la paz.

Fuente: FUNDACIÓN PAZ Y RECONCILIACIÓN (PARES)

04/14/2021

¿Peligra en Colombia la libertad de cátedra?

Escribe: GUILLERMO SEGOVIA En su afán viejo de cuestionar el papel de los docentes en la formación de los estudiantes en el país, el uribismo, agrupado […]
03/30/2021

“Complejo y ético”, por Nelson Guzmán Baena

Escribe: NELSON GUZMÁN BAENA* Ciertos años atrás le hacia una crítica constructiva a un candidato a alcaldía  porque en su saludo en la Casa de la […]
03/25/2021

“Feminismo comunitario”, por Jhon Jairo Salinas

Escribe: JHON JAIRO SALINAS ¡En el patriarcado también se somete y se esclaviza! a hombres y mujeres por igual. Discriminan por sus color de piel. La […]
02/25/2021

“Haciendo aclaraciones”, por Nelson Guzmán Baena

Escribe: NELSON GUZMÁN BAENA Cuando apenas llevaba dos años en la docencia primaria me encontré con el libro: “Historia del movimiento sindical del magisterio” del pedagogo […]