Apuntar contra la polarización política; ¿la nueva “carta” de la “U”?

Uribismo agita “amenaza castrochavista”, para que su partido mantenga el poder
03/09/2021
““Uribe teme a que se le desbaraten sus mentiras”: Iván Cepeda
03/10/2021

Apuntar contra la polarización política; ¿la nueva “carta” de la “U”?

Si un marciano le pidiera hoy que describiera cómo se está conformando el escenario político en este rincón de Colombia, ¿qué le diría?

Vivimos en un país muy polarizado, con una izquierda y una derecha radicales, y eso está generando temor y desconfianza en la comunidad. La pandemia ha evidenciado más que antes la crisis social y económica que atravesamos. Y ahora con mucho más desempleo, más informalidad, más desigualdad, mayor pobreza, y, por supuesto, eso genera inquietud entre la gente.

¿Qué es lo que la gente les está pidiendo a sus líderes en medio de esta profunda desconfianza?

Que le hablen sobre sus problemas, sus necesidades y sus soluciones. Pero el país político está metido en un debate ideológico, de izquierda y de derecha, que, yo considero, no le interesa a la gente de a pie. Con el agravante de que las fronteras se cruzan: si yo hablo de seguridad, entonces ya soy de derecha; pero si hablo de la paz o de transformaciones sociales, soy de izquierda. Soy una persona común y corriente que en este momento está liderando el Partido de ‘la U’, y creo que no me corresponde enredarme en ese debate ideológico, sino trabajar por solucionarle los problemas a la gente.

Usted, doctora Dilian Francisca, es una de las mujeres que jugarán en el escenario político que se abre. Todavía recordamos la simpática anécdota de cuando, como presidenta del Congreso, le puso al revés la banda presidencial al presidente Uribe, al tomar posesión de su segundo mandato. ¿Augurio de que empezaban ambos con el pie izquierdo? A él lo esperaban líos judiciales que apenas está resolviendo, y a usted también. Estuvo un año detenida por presunto lavado de activos. ¿Por cierto, ya le cerraron totalmente esos procesos?

Completamente.

Después fue gobernadora del Valle y se reactivó políticamente. Luego le entregaron la dirección de ‘la U’. Y ahora suena como precandidata presidencial, pero no sabemos dónde ubicarla…

Hay tres cosas fundamentales para hacer ahora, y se las digo a ver si logra ubicarme. Una, es dedicarse al tema de generar seguridad. No solamente la que tiene que ver con temas de Policía y de Ejército, sino una seguridad relacionada con la protección de los derechos humanos, con garantizar el progreso y con el desarrollo de las comunidades, para evitar lo que estamos presenciando con los líderes sociales.

Todo el mundo habla de que hay que proteger a los líderes sociales. Pero ¿cómo?

Con mecanismos de protección colectiva, que incluyan progreso y desarrollo en sus comunidades. No se trata de ponerle un policía de la Unidad Nacional de Protección a cada líder; es imposible. Tenemos que pensar cómo generamos una protección colectiva a esa persona y a la comunidad a la que pertenece. Estamos preparando un proyecto que presentaremos al Congreso el 16 de marzo, porque este problema se ha arreciado en las áreas donde existió el conflicto armado.

¿Y cuál es su segundo propósito?

Estamos necesitando urgentemente transformaciones sociales. Necesitamos encontrar los mecanismos para generar urgentemente empleo, reactivación económica, lograr que las personas más vulnerables tengan mejores condiciones de vida, disminuyendo las desigualdades en el ingreso. Esa es la transformación social que la gente está reclamando, que pasa muy lejos de las discusiones ideológicas.

¿Y cuál es su tercera meta?

La paz. La apoyé, la apoyo y la seguiré apoyando. El acuerdo de paz hay que continuar implementándolo, pero cuando uno mejora las condiciones de vida de la gente se siente más en paz, más reconciliado. Tengo esos tres valores democráticos, más la bandera de la descentralización, entonces, ya más o menos me puede ir ubicando.

Le soy sincera: todo lo que usted me ha dicho que se propone lo podemos escuchar de aspirantes de derecha, de izquierda o de centro… Todo el mundo quiere lo mismo, seguridad para los líderes, bienestar para la gente, desarrollo con equidad y que el proceso de paz se consolide…

Por eso mismo, no les veo razón a las radicalizaciones de derecha o de izquierda. Tenemos que concentrarnos alrededor de la problemática de la gente y de la solución de sus problemas, y no dejar que eso se embolate en medio de polémicas bizantinas, que a la gente no le interesan. Estoy lejos de eso. Estamos a punto de presentar otro proyecto sobre la reactivación del campo, con la economía campesina y la soberanía alimentaria, un tema del acuerdo de paz. Pero aun sin él, tendríamos que estar pensando en eso, y proponiendo salidas realistas.

Los que están haciendo la política no andan por ahora proponiendo soluciones sino coaliciones. Está claro que los partidos políticos solos no pueden. ¿Usted a dónde va a tocar la puerta?

Para meterse a una consulta hay que tener una bandera conjunta. Tener un proyecto político común que busque lograr bienestar para la comunidad. No soy precandidata todavía, pero sí he estado trabajando con gente de las regiones, hablando del tema de la descentralización, de cómo construir país desde las regiones, desde el barrio, el corregimiento, la vereda, la comuna. Desde allá es desde donde debemos construir país, diseñando las políticas públicas, y no todo desde el gobierno central.

Usted acaba de mencionar una palabra mágica: regiones. Porque entonces la ubico a usted en una coalición que se está armando con exmandatarios locales, exalcaldes, todos muy buenos. ¿Va para allá?

He estado hablando con algunos de ese grupo al que usted se refiere. Y nos identifica, primero, nuestro deseo de trabajar por la región; segundo, nuestro deseo de que no nos rotulen de derecha ni de izquierda ni de nada, simplemente como unas personas que queremos trabajar por nuestra gente y por las comunidades, desde nuestras regiones. Básicamente, en eso tenemos identidad y sobre eso hemos venido conversando. No hemos hablado de mecánica electoral ni de si vamos a hacer consultas, nada.

Pero en el escenario del marciano que le pregunta, le tenemos que responder que aquí ya hay una coalición de centroizquierda, de los Verdes con el Polo y Sergio Fajardo. Uribe está organizando a su gente y Gaviria busca, desde el Partido Liberal, un acuerdo con los Galán. ¿A la coalición de los exalcaldes Alejandro Char, Federico Gutiérrez y Enrique Peñalosa, a la que usted muy seguramente entrará, la podemos llamar de centroderecha?

Eso es precisamente lo que no queremos: rótulos. Nosotros enarbolamos simplemente una bandera política que busca mejorar las condiciones de vida de nuestra gente. Yo misma tengo banderas que se identifican con la izquierda, como implementar la paz y las transformaciones sociales, o con la derecha, como la seguridad. Ni siquiera le puedo decir todavía que tenemos pactada una coalición. Andamos buscando los temas que nos unen y que creemos fundamentales para el desarrollo y el bienestar de nuestras comunidades.

Entonces, ¿por lo menos podemos bautizarla la ‘coalición de los ex’? Ya hay tres, y con usted, cuatro…

(Ríe) No. Hablemos de la coalición de las personas que queremos el bienestar de nuestra gente en nuestras regiones. Pero como le digo, no es todavía una coalición. Uno no puede hablar primero de consultas sin siquiera haberse puesto de acuerdo alrededor de una bandera, o de un proyecto político, que en nuestro caso sería la descentralización y la regionalización.

Pero usted sí va a estar en ese grupito de los ex…

En ese grupo sí estamos sentados, como le digo, hablando de los temas que nos interesan.

Por ahora, de candidatos seguros está Gustavo Petro. ¿Qué futuro le ve ‘al que diga Uribe’? ¿O eso ya no va a funcionar?

En este momento, la gente no espera al que diga el expresidente Uribe ni al que diga el otro o el otro. El país quiere ver a personas que le generen confianza, primero, y segundo, que le puedan mostrar los proyectos que realmente le impacten su calidad de vida. Hay que hablarles con la verdad a los colombianos para lograr llegarles y generarles confianza. Ese es el requisito básico que debe cumplir el candidato, y ese no será el que diga nadie, sino el que logre hacer eso.

¿Le ve futuro a una reunificación del Partido Liberal por la vía del Nuevo Liberalismo?

Es cierto que casi todos los partidos hemos salido del liberalismo, como Cambio Radical, el Partido de ‘la U’ y el Nuevo Liberalismo. Pero los que militamos en partidos formales tenemos unos impedimentos legales que habría que ir subsanando para empezar a pensar coaliciones.

¿Entonces usted no descartaría que ‘la U’ y los demás regresen algún día no muy lejano a su vertiente original del Partido Liberal?

Por ahora no. Por el contrario, yo, como directora de ‘la U’, estoy tratando muy juiciosamente de fortalecerlo, de renovarlo, de conectarlo más con la gente. Ando de gira por las regiones buscando precisamente eso: que la gente vea que el partido está interesado en sus problemáticas, que quiere hacer unos debates para generar unas propuestas que realmente le importen. En el futuro iremos viendo, pero por ahora mi responsabilidad es con el Partido de ‘la U’.

Pero los otros ex, Char, Peñalosa, Gutiérrez, no son de ‘la U’. Habrá que pactar forzosamente una consulta…

Cada uno iría por el partido que quiera. Seguramente terminaremos pactando una consulta, pero con banderas que busquen mejorar las condiciones de vida de la gente. Lo que sí puedo decirle es que no estamos ni en la derecha ni en la izquierda. Estamos pensando en la gente.

¿Cree que Petro, fijo, pasa a segunda vuelta, y en lo que andan los demás es buscando quién es el que se le va a enfrentar?

Petro viene con una votación anterior muy alta. Entonces, la gente da por sentado que va a pasar a segunda vuelta, pero pueden suceder muchísimas cosas antes. La política del país cambia cada ocho días. Entonces, la segunda vuelta de Petro no la podemos predecir. Claro, tiene un antecedente importante con los votos que sacó, pero hoy no sabemos cuántos de ellos todavía existen. Entonces, tampoco podemos asegurar que Petro sea fijo en segunda vuelta.

Pero si lo fuera, ¿usted le diría a nuestro marciano quién es hoy su más seguro competidor?

Es que todavía no han salido todos los candidatos. Falta que pase mucha agua debajo del puente.

Pero usted aspira a estar en la jugada…

Pues tengo que estar, porque soy la directora del Partido de ‘la U’. Pero independientemente de si tengo un cargo o no, soy una trabajadora incansable por la gente y por la comunidad. Eso es lo que amo, es lo que me gusta hacer y es lo seguiré haciendo.

Fuente: DIARIO EL TIEMPO

Comments are closed.