“Debemos educar bien a los niños”: Luis Enrique Arango

Cinco años sin Óscar Collazos
05/17/2020
Guerra contra las drogas en Colombia; ¿fracaso estruendoso?
05/17/2020

“Debemos educar bien a los niños”: Luis Enrique Arango

El ex rector de la Universidad Tecnológica de Pereira, conversando con el director general de Diario EL POLITICÓN DE RISARALDA.

Hablando con mi esposa, quien pacientemente me revisa los artículos que publico antes de  subirlos a las redes, me increpó: “Debieras escribir sobre los niños, ellos son unos verdaderos héroes en este confinamiento;  no ves con que tranquilidad han asumido este cambio de hábitos, sin protestar, acomodándose a la circunstancias”.

Al comienzo trivialicé  la propuesta, pero más tarde  concluí que tenía razón. He estado conviviendo con dos de mis nietos, Martin y Lucia, y soy testigo de la forma tan natural como han asumido la disciplina dentro del hogar. Lo mismo he podido apreciar de los niños vecinos en el condominio donde vivo.  Es verdad, los niños también son unos héroes.

Que diferencia entre los niños que por haber nacido en hogares con facilidades económicas, se pueden dar el lujo de estar protegidos como mis nietos y otros, con oportunidades, cuando al mismo tiempo, tantos otros, por sus condiciones no lo están, ni las tienen.

Por ello mismo los programas de atención integral a la primera infancia son fundamentales en cualquier sociedad. El país ha avanzado en los  últimos años, pero tenemos  todavía  mucho por hacer en este frente.  No hay inversión social más poderosa que la atención integral de la primera infancia.

El futuro son los niños.  Desde  el ángulo que se le mire está condicionado a la forma como logremos atender  y educar a los niños. Cuando hablamos de integralidad estamos refiriéndonos a su alimentación,  a su salud física y mental, a su entorno familiar, a su educación, etc. Los primeros años son definitivos y conducen a las oportunidades,  no podemos perdonarnos ser indolentes en esta materia. Ese es el alcance de los programas integrales.

En estos momentos en que estamos reflexionando sobre las cosas que verdaderamente valen la pena, la primera infancia ocupa un lugar trascendente.   Preguntarnos cómo  estamos en nuestro respectivo  territorio con relación a la formación integral de la primera infancia  es un asunto vital.

Me animó a escribir esta nota un vídeo  en un escenario con Maestros Mexicanos que me conmovió y les comparto. Solo a manera  de provocación, transcribo un fragmento:

“¿Que es un niño? Es un vaso vacío; cuando nace no tiene rencores, no tiene  religión, no tiene raza, no tiene nacionalidad, es un vaso vacío. De nosotros  depende como vamos a llenar ese vaso; lo podemos llenar de ternura, amor, de comprensión, de valores o lo podemos llenar también de rencor, odio, de adversidad, de venganza para que después…….”

Que sea también esta nota  un homenaje   a quienes por estos  días están haciendo una labor admirable y titánica,  precisamente con los niños.

Que vivan los Maestros.

Escribe: LUIS ENRIQUE ARANGO

Comments are closed.