“¿Qué es un pacto histórico?”, por Luis Miguel Cárdenas Villada

Con gran nivel poético, se realizó la última edición de Lecturas Urgentes de Poesía
04/06/2021
Café, azúcar, sal y chocolate, entre los productos que aumentarían
04/07/2021

“¿Qué es un pacto histórico?”, por Luis Miguel Cárdenas Villada

No es como muchos de Ustedes lo quieren interpretar. No es una estrategia política electoral para pescar incautos y ganar unas elecciones. No es una creación ideológica de derecha o de izquierda y mucho menos es un postulado Castro Chavista o Socialista Comunista. Finalmente no es un encuentro de voluntades inducido para contrarrestar antagonismos políticos.

Es pacto, es el convencimiento de hombres y mujeres sensatas que no quieren seguir viviendo en un estado de cosas contrarias a su propio sentir. Es político porque convoca a ciudadanos del común a tomar decisiones que le cambiaran su modo de vivir inconsecuente, egoísta y malintencionado. Es social porque surge de la ciudadanía que pretende ser libre en un territorio que le pertenece dándole sentido a su realidad natural. Todos los humanos nacen libres pero por circunstancias explicadas históricamente dejan de serlo en función de sus intereses egoístas. El día que un hombre se paró y puso una cerca en lo que llamo su propiedad y miles de ellos por imbecilidad lo aceptó, en ese preciso momento surgió históricamente la propiedad privada. Postura Filosófica Rousseau. Pero, la propiedad privada perce no es mala, lo malo radica en la postura egoísta del ser humano que la apropia desigualmente y otros lo aceptan por atajo creyendo voluntariamente que vivir asistidos no implica ningún esfuerzo. Y eso los hace felices.

En un País como Colombia donde la desigualdad en todas sus manifestaciones económicas, sociales, ambientales y políticas es históricamente establecida, no es posible un cambio obligatorio de no mediar un pacto histórico que permita darles un vuelco a las manifestaciones arraigadas de discrepancia.; solo la ciudadanía unida en torno a reivindicaciones corresponsables lograra que lo que ayer le molestaba hoy le sea reconocida. Una sociedad que entiende sus derechos y deberes puede provocar hechos cambiantes por reconocimiento, capaces de orientar su vida en función de su dignidad perdida por causa de unos que sojuzgan y otros que deliberadamente lo aceptan. Todo ciudadano de bien y del común tiene el derecho de ser tratado con equidad sin que medie para ello orientaciones ideológicas sesgadas; el hombre por naturaleza es inteligente, deberá entender que siendo un ser social tiene el poder de exigir sus retribuciones

La historia de Colombia desde la conquista muestra un panorama de desigualdades. La Republica fue fundamentada sobre el mal criterio de la inequidad. Sus ciudadanos comunes han soportado afrentas y maltratos pero su reacción ante lo funesto es imperceptible. Pareciera que de alguna manera lo aceptaron. Pero llego la hora de que el vaso de la ignominia se rebozo siendo esos ciudadanos de bien los que unidos romperán lo que históricamente los ha comprometido. No se trata de seguir un lineamiento político incitado, se trata de reclamar con fuerza sus derechos históricamente vulnerados.

En el próximo proceso electoral mediante el Pacto Histórico se inicia el camino al cambio pero eso no lo consolida. El Pacto debe perdurar siendo importante su proceder ordenado. Primero la Ciudadanía lo discute y lo acepta con compromiso. Segundo, utilizando la precaria democracia elegirá un Congreso que lo sustente y lo respalde. Tercero se elegirá un Presidente que lo ejecute y finalmente solo el pueblo soberano lo mantendrá con prospectiva de logros alcanzados por la movilización social. Para Risaralda, la Región mas atrasada políticamente del País el reto es superior. Primero convencerse que históricamente han sido manipulados con complicidades. Segundo que la desigualdad es real y ´por último que en Risaralda aprenderemos a elegir libremente para el bienestar de todos.

*Intelectual y hombre cívico, residente en el departamento de Risaralda.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario