“Pereira ecológica”, por Luis Miguel Cárdenas Villada

Sigue generando rechazo nombramiento del ex fiscal Martínez en España
11/26/2020
¿Santos está de regreso en la política?
11/26/2020

“Pereira ecológica”, por Luis Miguel Cárdenas Villada

Se empieza por afirmar polisémicamente que la Ecología es el tratado de la Casa Grande. Pereira ecológica es el territorio compuesto por sus dimensiones y atributos y en ella habitan ciudadanos y campesinos. Así mismo y en el mismo ámbito territorial, Economía no es más que la administración de sus recursos. Para este momento conceptual poco importa que sus recursos sean escasos o no y que su administración sea racional. La pretensión es continuar haciendo otra alternativa de ordenamiento conservando por razones obvias su orden o territorialidad. Se sabe que este intento intelectual no llegara a ningún Pereira, en este País se privilegia la opinión por encima del concepto fundamentado. Poco importa con esta pertinencia alejar muchos lectores pero con uno que piense bastara para sentir satisfacción por el deber cumplido.

Se asume que los instrumentos para reconocer territorio están suficientemente claros, solo resta mostrar para completar la visión alternativa, desarrollar la concepción de Ciudad Ecológica como entorno material de un espacio particular donde habitan Pereiranos por nacimiento o por adopción. También se hace necesario identificar el continuo geográfico en ordenamientos metropolitanos y regionales, es inevitable hacerlo. No con mirada geopolítica sino territorial.

Pereira es una Ciudad que tiene determinados sus límites, su composición urbano – rural, su geometría, sus pisos térmicos, su localización geodésica, su relieve, su división política en comunas y corregimientos, sus autoridades, sus identidades y pertenencias, sus hitos, sus mitos y sus ritos. Todos estos elementos constituyen la Casa Grande. Por razones que no admiten discusión en contra –eso se cree – la composición catastral, el expediente urbano, sus indicadores cuantificados y cualificados, su urdimbre territorial, su historia y etnografía certifican que la Ciudad existe como una realidad material, siendo esta la razón que fundamenta la construcción alternativa más conocida como territorialidad concretada y no decretada como es propio de la contemporaneidad.

La Ciudad ecológica limita con los Municipios de Cartago, La Virginia, Alcalá, Dosquebradas, Santa Rosa de Cabal. Marsella, Ulloa, Ansermanuevo Salento Filandria, Anzoátegui Santa Isabel Ibagué es el municipio núcleo del Área Metropolitana del Centro Occidente. Tiene cuantificado en kilómetros cuadrados su composición urbana y rural. También aunque poco interesa tiene suelos ambientalmente protectores. Su sector Urbano configura su geometría siendo una urbe más larga que ancha; es preponderantemente dameral, sus conexiones por accesibilidad son desarticuladas en particular sus enlaces Norte-Sur. Esta claramente demarcada su topografía y relieves. Tiene dos Ríos que son fundamentales para definir su forma geográfica; sus suelos, relacionados con sus pisos térmicos definen factores de vocacionalidad sin descontar su entorno ambiental. Identifica su PIB donde sobresale la producción agropecuaria siendo el café la base de sus exportaciones. Es ciudad atractiva para la movilización poblacional generando la certificación de Ciudad de desplazamientos campo. Ciudad lo que significa un crecimiento anormal al perder fronteras agrícolas y ambientales permitiendo asentamientos humanos sin ninguna opción económica en cuanto a empleo estructural, coyuntural o friccional. Define claramente sus composiciones de tenencia del suelo donde predomina el latifundio.

Paradójicamente la Ciudad de Pereira que por su tamaño  y población, resulta fácilmente reconocible como se demuestra en esta somera descripción ordenadora, pretenda proyectar su crecimiento, nunca su desarrollo por la vía de la ordenación o POT y descarte sin ninguna razón su ordenamiento prefiriendo decretar su modelo de ocupación desconociendo su modo de ocupar. Ojo Señores Concejales y Concejalas la Ciudad existe como una realidad ecológica, Ustedes por sus competencias están obligados a cumplir la Constitución y la Ley. Se les recomienda leer, entender el ART 313 de la CPC en particular. Estamos para servir no para controvertir.

Escribe: LUIS MIGUEL CÁRDENAS*

*Analista, intelectual y hombre cívico, residente en Risaralda.

Comments are closed.