Libertad de Carlos Lehder; ¿mal de muchos y consuelo de pocos?

Alto desempleo no tendría relación con la pandemía y sí, con mal manejo de la economía
06/22/2020
Renta básica, la realidad de una necesidad para la gran mayoría
06/23/2020

Libertad de Carlos Lehder; ¿mal de muchos y consuelo de pocos?

Para muchos en el país la libertad de Carlos Enrique Lehder Rivas no será del agrado. Para otros, es indiferente. A algunos les parecerá agradable. En lo personal, yo veo con beneplácito desde el punto de vista humano la puesta en libertad del ex capo, pues en mi concepto nunca he estado de acuerdo con la extradición que es la entrega de la soberanía jurídica de Colombia ante los EEUU, porque aquí no ha habido una política seria, soberana y viable de sometimiento a la justicia. De por si la guerra contra el narcotráfico es más que perdida.

Después de décadas de prisión en el exterior el debate aquí no es que tan culpable es Lehder o que tan inocente lo es de lo que se le culpa y la responsabilidad histórica y consecuencias de sus actos. Lo cierto es que su extradición estuvo marcada por violaciones a los derechos fundamentales pues para la fecha 4 de Febrero de 1987, no había vigente tratado de extradición y si bien había ya un proceso de extradición adelantado, Lehder fue trasladado por vía administrativa. Es decir por un “capricho presidencial” del ex presidente Virgilio Barco, que lo envió de manera exprés sin piso constitucional.

De ese modo convertido en trofeo presidencial, llegó sin el debido conducto y proceso a los EEUU donde obviamente, se sabía que la retaliación por sus desafíos al imperialismo gringo iba a ser una condena implacable, la cual como pionero de mafia estaba destinada a colocarlo como el “conejo de indias” para escarmentar.

Aún así logro por su cooperación tumbar las dos cadenas perpetuas y rebajar 80 años de los 135 sentenciado y al cumplir 33 años físicos. O sea, las 3/5 partes. Debía ser hombre libre por pena cumplida, aunque esta se hubiese podido evitar en caso de haberse acogido a un programa de cooperación.

Escandalizados por una justa libertad de Lehder, el gobierno colombiano que nunca se interesó por la suerte de Lehder,  ahora se indignan porque no les notificaron su deportación a Alemania, cuando tiene serios cuestionamientos como la “ñeñepolitica”, la “tragedia familiar” de la vicepresidenta, el caso “Memo Fantasma” y demás.

En el caso de la clase dirigente del departamento del Quindío, se encuentra escandalizada, junto a sectores empresariales y agropecuarios del departamento que se quedaron silenciosamente con buena parte de su dinero, satanizando a su familia temerosos de que les reclamaran lo que Lehder dejo invertido en manos varias.

De la misma manera, se encuentran los falsos defensores de derechos humanos de la derrotada ultraizquierda, que solo ven como violaciones de derechos humanos las de todos los actores, menos las de los “arcángeles” de las guerrillas, quienes también tuvieron que “traquetear” para sostener la “lucha revolucionaria contra el “estado burgués y opresor” y hoy, sus jefes están jubilados viviendo con dineros producto de la explotación de los idealistas pendejos, escandalizada esta mucha gente que maneja una doble moral en este país.

Escribe: MANUEL ANDRÉS IBARRA GUTIÉRREZ*

*Ex militar. Hombre cívico y periodista.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario