Fallece el sobrino del director de Diario EL POLITICÓN DE RISARALDA

“Héroes Silentes”, por Enrique Marrero
12/29/2020
Como uribismo, la “U” aseguró donar aumento; ¿arranca la campaña presidencial?
12/29/2020

Fallece el sobrino del director de Diario EL POLITICÓN DE RISARALDA

En medio de las fiestas decembrinas y obedeciendo todos los protocolos de salud, una trágica noticia proveniente de alrededor de 14.000 kilómetros de distancia, sorprendió al director general de este medio, Carlos Alberto Ricchetti.

El pasado domingo 26 de diciembre entre la 1.30 – 2 de la mañana Argentina -3.30 – 4 de Colombia- se apagaba en un accidente de tránsito en la localidad de San Antonio de Padua (provincia de Buenos Aires, Argentina) la vida de su sobrino, Franco Miguel Cotignola.

Con tan sólo 18 años de edad, acababa de salir de cenar de la casa de su madre acompañado por su novia, Daiana, con la cual subio a su motocicleta. Pocos instantes después un supuesto amigo de nombre Miguel que viajaba delante, frenó de forma repentina haciéndole perder el control y caer al intentar evadirla. Al caer sobre la ruta, la novia tuvo heridas leves siendo hospitalizada y dada de alta al día siguiente, pero en el caso del joven el impacto le produjo la muerte de forma instantánea.

 

Accidente

Aunque había dejado de estudiar el bachillerato, Franco Miguel era muy aplicado en todo lo referente a mecánica, hecho que quizás hubiera precipitado una temprana especialización en la materia con salida laboral. Ya de pequeño, solía arreglar el mismo la bicicleta hasta dar paso a la cual sería su gran pasión: Las motos. Destacado jugador de fútbol e hincha fanático del Club Atlético Boca Juniors como casi toda la familia, proyectaba irse a vivir con la compañera y amor de su vida, formando un hogar complementado por la enorme amistad entre ambas familias.

Sin embargo todo se vio interrumpido cuando alertada por los gritos de unos amigos, la madre salió de la casa para encontrarse con el cuerpo sin vida en la intercección de las Avenidas Real y Ayacucho. Como si ello fuera poco, la ambulancia demoró en llegar casi cuatro horas, de la misma manera que el personal policial.

 

Judicialización

Para tener constancia de la naturaleza de los hechos, se tomaron las imágenes de cámaras de seguridad de distintos comercios e inmuebles particulares.

Aunque él caso sigue avanzando en la justicia, hay todavía numerosas hipótesis sobre las causas del accidente, al punto que los restos del adolescente fueron depositados en el nicho de un cementerio cercano debido a los eventuales pedidos de exhumación del juzgado para dar continuidad a las pericias. Por el momento a pesar de no descartarse la posibilidad, la familia no está autorizada a cremarlo.

 

Homenaje

Después del accidente, una multitud de amigos y allegados se congregaron junto a la madre en el lugar del accidente y luego se trasladaron hasta el lugar de donde salió para no volver.

En el primero cortaron de ruta exigiendo el esclarecimiento del caso, sumado a arengas, aplausos, además del correspondiente “bocinazo” de quienes se trasladaron hasta el lugar, previo a la realización de una pintura en aerosol en la que se podía leer la leyenda “Coti”, como lo llamaban cariñosamente a raíz del apellido.

 

Testimonio

El director general de Diario EL POLITICÓN DE RISARALDA y del suplemento del mismo, ARCÓN CULTURAL, Carlos Alberto Ricchetti, se manifestó tras haber recibido la fatal noticia.

“No voy a comentar de los detalles íntimos que me dió mi hermana sobre esta verdadera tragedia, teniendo en cuenta la edad y el promisorio futuro augurado a la víctima, interrumpido por la solpada irresponsabilidad de quienes aún conociendo las normas de tránsito se manejan a propósito con la imprudencia de aficionados”, aclaró.

El periodista y escritor argentino prefirió referirse a su malogrado sobrino desde el afecto, así como a la relación entre los dos.

“Es duro comprender o interpretar porqué el destino determinó la partida de un ser querido de manera tan prematura, cuando a pesar de ese carácter a veces un tanto precipitado que en particular le criticaba con comprensión, estaba comenzando a asumir sus primeras responsabilidades reales”, reflexionó.

 

Relación

La conversación transcurría y los recuerdos no dejaron de aflorar, junto a las circunstancias impidiéndole aceptar ser el padrino.

“Lo tuve en brazos antes de irme. Debía viajar a Colombia poco después de su nacimiento y no quise asumir una función que no iba a poder cumplir, aunque el amor hacia él de mi parte es algo absolutamente fuera de discusión, porque lo voy a querer o extrañar muchísimo mientras viva”, agregó.

Ricchetti hizo énfasis en la unión familiar, superando las limitaciones de la distancia estando siempre pendiente tanto de Franco Miguel como de todos los hijos su la hermana, al igual que del resto de la familia argentina.

“Cuando lo vi por primera vez, no podía creer haya salido de mi hermana mayor, ni haberme convertido en el tío. Al reencontrarnos, lo abracé junto al hermano cuando tuve la dicha de viajar. Comimos torta, hablamos, jugamos juntos como lo hubiera hecho con los hijos que siempre hubiera querido tener”.

 

Obsequios

El director general de nuestro medio, habló con nostalgia de la oportunidad en la cual les envió regalos con motivos de las fiestas decembrinas o los respectivos onomásticos.

“A la distancia, les hice llegar prendas de Deportivo Pereira y la Selección Colombia e incluso aproveché los contactos para una prueba en Boca Juniors, la cual nunca se concretó. Con respecto a Franco Miguel, se me ocurrió traerlo para estudiar en el SENA (Servicio Nacional de Aprendizaje) alguna carrera afín a la mecánica, como lo hice yo en el área de computación. Lo mismo por el fútbol y para hacerles sumar experiencias. Por esa razón pienso que también mis sobrinos son al menos un poco colombianos o mejor dicho, pereiranos como quien les habla. También por el orgullo con que exibían ente propios o extraños las camisetas deportivas, haciendo gala de su noble procedencia”, esbozó.

En medio de tanto dolor, Ricchetti se despidió con una semblanza sino válida, impactante.

“Hoy hay una familia más devastada sobre la Tierra, haciendo ver mi profundo dolor como algo en proporción insignificante. Lógicamente, perdí el asombro de ser tío primerizo para experimentar el de semejante descenlace imposible de comprender. Según alcanzo a comprenderlo tanto Dios como el tiempo, serán piezas claves a la hora de interpretar el sentido de esta pérdida irreparable” sentenció apesadumbrado.

“Aunque estoy en el debe de la vida, como dice el tango, uno ya se divirtió, la pasó bien, hizo música, escribió tiene gente que lo quiere, valora junto a un sinfín de anécdotas, no obstante los primeros achaques porque ya no es tan joven. Pero sinceramente por todo eso y mucho más, si tuviera la oportunidad de hablar con Dios a pesar de Sus Sagrados Designios que solamente Él es capaz de entender, le pediría me llevase a mí si con eso le permitiera a mi sobrino volver a ver a la madre para continuar con el largo camino que al parecer le tenía preparada la existencia”.

 

Deducción

Hacia el final de la charla, el máximo responsable de Diario EL POLITICÓN DE RISARALDA deslizó algunas conjeturas.

“En medio del deseo inmediato de prescindir, de vetar de nuestra vida o del mundo cualquier tipo de vehículo donde la carrocería sea el cuerpo del conductor, me imaginé a mi fallecido padre preguntándole al verlo llegar al Cielo qué hacía allí tan pronto, aprovechando la relación tan cercana”.

En medio de la conversación, Ricchetti lamentó no haber podido disfrutar más omitiendo el contacto permanente con sus sobrinos o familiares.

“Con respecto a mí, se suma la tristeza de no haber podido hablar con el por esas cosas de los adolescentes no de ahora, sino de todas las épocas, demasiado enfocados en su vida como si nada más existiera. Por supuesto lo entiendo, aunque le pido a los padres del mundo procuren tener un diálogo fluido con los hijos, porque mañana todavía no existe y como en este caso, no existirá jamás”, concluyó.

Por último, se despidió con un sentido mensaje.

“Hasta la vuelta, cuando te pueda ver de nuevo para tener esa charla que me falto tener con vos al no haber podido saludarte, Franquito…”.

 

Fuente: DIARIO EL POLITICÓN DE RISARALDA

Comments are closed.