“En guerra avisada, no deberían haber muertos”, por Luis Miguel Cárdenas

Pereira: SENA entrega más herramientas digitales para la formación en casa
07/09/2020
Dosquebradas, reconocida como experiencia exitosa ante emergencia por Covid-19
07/09/2020

“En guerra avisada, no deberían haber muertos”, por Luis Miguel Cárdenas

La prospectiva con su alto sentido científico difiere totalmente de la especulación por prestidigitación, basa su método en recurrentes de antecedentes y precedentes utilizando valoraciones adecuadas con explicación de resultados, certificando los mismos. No permite aproximaciones por inferidas apreciaciones contentivas de agios no juiciosos. Sus tasaciones surgen de sentidos comunes siendo estos los menos comunes. Por eso, sin reconocimientos previos se advirtió con antelación lo que sucedería el Viernes de Covid 19 para con aviso previo no hubiesen muertos o contagiados; desafortunadamente paso que en guerra avisada si habrán muertos y muchos.

Llover sobre mojado se convierte hoy en una majadería, siendo lo mejor hacer de tripas corazón, volverse propositivo seria lo correcto Para lograrlo, así sea en pequeña proporción se requiere retomar el pasado, confrontarlo con el presente. La discusión de salud con reactivación económica ya no tiene sentido porque la sociedad no acepta la crítica por temor al descobijo individual. De algo se tiene que morir, se afirma, siendo lo más importante vivir a plenitud así los demás no lo logren incluyéndome como postulante ególatra de mi desvergüenza. Las palabras se las lleva el viento, El regreso al pasado reciente marca prospectivamente un corolario: la pandemia no trae nada nuevo pero si pone de presente que las situaciones como calamidades ya habían sucedido, por lo tanto la sociedad sabía y deberá  saber cómo superarlas. Las crisis económicas como consecuencia de estos hechos fortuitos por origen evidencian consecuentes de los cuales se debió aprender pero como se es humano el aprendizaje está estrechamente vinculado a la conveniencia. Me aprovecho luego existo suelen decir los oportunistas que para el caso son la mayoría. No hay dolor por lo que sucede, por el contrario hay plena satisfacción. El coronavirus incremento el asistencialismo, evidencio la disculpa trivial del desempleo; marco con arraigo el modelo de la desigualdad; fortaleció la corrupción con explicación política incorrecta: sumió la sociedad en letargos de ocio; confirmo que el hombre aprovecha toda oportunidad para arraigar su egoísmo; permitió que los políticos sin contemplación alguna abusen del poder omnímodo siempre con el beneplácito de los gobernados que sienten que el desespero deliberado sea su mejor aliciente.

Cuando las grandes plataformas comerciales surgieron, el día de su inauguración o su aniversario se presentó grandes aglomeraciones, seguramente contagios de morbilidades diferentes al Covid19; saqueos, hurtos, compras desmedidas de artículos no necesarios, endeudamientos que todavía hoy se están pagando. Se recuerda que el alto precio de las plataformas comerciales no se mide por sus ventas sino por sus promociones. Los bienes y servicios cedieron su oferta frente a la demanda virtual de promociones. La TV de tubos que solo recepcionaba tres canales fue remplazada por el cable que recepta 500 canales pero solo se utilizan los mismos tres. Que diferencia hoy la licuadora de molinillo a la industrial de 12 velocidades? Nada para Colombia.

Como se trata de ser propositivo en causa particular, se advierte que la virtualidad en la Justicia traerá altos niveles de contagio y su expansión sin control en los despachos judiciales que utilicen la presencialidad no solo para sus funcionarios sino también para litigantes y usuarios. No es cierto que los únicos profesionales que sufren por la crisis son los Abogados por no mostrar resultados. Todos absolutamente todos los profesionales son parte del problema y por lo tanto deben hacer parte de la solución así no sea la mejor. Quisiera preguntar por la experiencia del pasado si hoy con la virtualidad garantiza el libre acceso a la justicia por él el principio de transparencia y difusión universal o si representa una oportunidad para algunos Abogados que siempre actúan con opacidad. Continuara.

Escribe: LUIS MIGUEL CÁRDENAS*

*Hombre cívico e intelectual, residente en el departamento de Risaralda.

 

 

Comments are closed.