Destrucción del medio ambiente, el último “que apague la luz”

Perpetua a violadores, tema del cierre de sesiones virtuales del Congreso
06/26/2020
Asesinan comunero, esta vez en el Norte del Valle
06/28/2020

Destrucción del medio ambiente, el último “que apague la luz”

La discusión sobre si es deseable, viable o sustentable el tan publicitado crecimiento y desarrollo, continuará porque quienes han ostentado el poder económico y político, siguen interesados en vender esta falacia que promete un paraíso inexistente.

Pero lo que se avizora con claridad es una sociedad deteriorada en todas sus facetas, llevada a un desfiladero socio-ecológico sin retorno.

Los actos gubernamentales deben estar encaminados a conseguir el “buen vivir” de su gente. Y ante esta crisis advertida hace más de medio siglo, ante las evidencias y dramáticos pronósticos, se requieren acciones urgentes.

Considero que solo un ejercicio colectivo y democrático logrará construir el territorio soñado.

Nuestras ciudades en Colombia se encuentran entrelazadas por ríos y quebradas. Pero el urbanismo los ha ido desconociendo, ocultando o desapareciendo.

Los que aún quedan, tienes su cauce disminuido y muchos presentan riesgos de salubridad para la vecindad.

Además han perdido parte de su área selvática y muchos han sido convertidos en botaderos de basura. Y otros han sido canalizados bajo el pretexto de proteger y mejorar (?) sus zonas aledañas.

Es necesario reforestar con especies nativas y proteger nuestras cuencas hidrográficas.

Con ello estaría recuperando y protegiendo la flora y fauna silvestre y el agua vital, disminuiría la erosión que acaba suelos y colmata ríos, garantizaría el derecho a disfrutar nuestros paisajes naturales, y mejoraría la calidad del aire urbano.

Requerimos recuperar, mejorar y aumentar parques urbanos, zonas verdes y corredores biológicos para lograr un equilibrio ecológico urbano, el bienestar de los citadinos y el embellecimiento de la ciudad. Necesitamos en las ciudades diez árboles por cada habitante. Señor Alcalde, ¿cuántos sembrará en su mandato?

Frente a la producción diaria de desechos sólidos que inunda al mundo de basura, debemos insistir en las cuatro “R”: Rechazar, Reducir, Reutilizar y Reciclar, como parte de la cultura ciudadana.

Pero los entes gubernamentales también deben hacer algo. ¿Cuál es su estrategia para ello, señor Alcalde?

El tranquilo ambiente pueblerino fue desapareciendo con el aumento desmesurado del transporte vehicular motorizado.

Los andenes se estrecharon y el espacio de todos se volvió exclusivo de las minorías que se movilizan en sus autos.

Contaminación, accidentalidad, congestiones y caos por el tráfico son hoy un drama en cada vez más ciudades. La ampliación de grandes avenidas no ha solucionado nada.

Señor Alcalde, ¿qué hará su Administración para mejorar la movilidad de quienes nos desplazamos primordialmente a pie? La peatonalización de algunas calles es muy necesaria, ¿cuál propondría en lo inmediato?

Podríamos contar con más andenes amplios y corredores peatonales? ¿Cómo se incentivará el transporte masivo y uso de vehículos “cero emisiones”? ¿Cómo entrarán a ser parte integral de la movilidad las ciclo-rutas?

Con el argumento de que el crecimiento y desarrollo de nuestras ciudades es la panacea para lograr mayor calidad de vida, las ciudades crecen desmedidamente, los campos se desocupan, se modifican los Ordenamientos Territoriales para adecuarnos a los negocios de los constructores urbanísticos.

¿Cuánto aportan las cuencas hidrográficas del municipio? ¿Para cuántos habitantes tenemos agua? ¿Tenemos capacidad para generar la energía que consumimos?

¿Es sustentable que se sigan urbanizando los suelos? Un territorio súper-poblado es más vulnerable ante cualquier catástrofe natural. ¿Estamos preparados?

Departamentos colombianos como el Quindío, importan por lo menos el 80% de los alimentos. Y  TLC (Tratados de Libre Comercio) agudiza esto.

Por eso los habitantes se concentran cada día más en las capitales. La producción agrícola disminuye y la agricultura urbana, aunque ha crecido, aun es marginal y de poco impacto social.

¿Cómo alcanzar la seguridad y soberanía alimentaria? ¿Cómo fomentar el agro-negocio o la producción alimentaria campesina y la agroecología? ¿Se sabe cuánto alimento se podría producir en solares, patios y terrazas de la ciudad? ¿Sería posible la producción alimentaria en los centros educativos y cedes o espacios institucionales?

Rechazamos las crueles corridas de toros y la presentación de circos con animales. ¿Respaldaría este rechazo? Debido al maltrato animal y al tráfico de fauna, se requieren Centros de Recuperación y liberación de Fauna silvestre y de Bienestar animal. ¿Contaríamos con ellos? ¿Qué propone?

Para lograr dichos objetivos y otros que organizaciones sociales propongan, la Administración Municipal debe contar con una Secretaría o ente administrativo para adelante una política ambiental integral y programas y proyectos que ésta requiera.

Lo anterior y lo que se considere viable, podrá lograrse solo si contamos con una sociedad sensibilizada, con sentido de pertenencia, informada, educada, organizada y que ejerza a plenitud sus derechos.

Escribe: JHON ELVIS VERA SUÁREZ

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario