Desde el Eje Cafetero, también denunciaron chuzadas del Ejército

Sesiones virtuales arrancarían el 20 de mayo en el Senado
05/12/2020
José Barros, “el de la piragua”
05/13/2020

Desde el Eje Cafetero, también denunciaron chuzadas del Ejército

Dirigente y defensor de derechos humanos, Jhon Jairo Salinas.

A través del dirigente y defensor, Jhon Jairo Salinas, el Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos del Eje Cafetero (CPDH), hizo un importante llamado ante la opinión pública, las organizaciones: sindicales, populares o de DDHH nacionales e internacionales.

Según la entidad, se están produciendo graves hechos que afectan a las organizaciones sociales, populares, políticas, de derechos Humanos, junto a un gran número de periodistas locales y del exterior, donde incurriendo en uno de los casos de espionaje más delicados en la historia reciente del país, unidades del Ejército Nacional vienen realizando interceptaciones ilegales.

Durante todo el 2019, las actividades de algunos ciudadanos fueron blanco de lo que los militares llamaron “perfilaciones” y “trabajos especiales”.

Sucesos

El día sábado 2 de mayo, la revista Semana reveló pruebas de cómo el ejército de Colombia ejecutó un programa de seguimiento informático en el que 130 personas, fueron objeto de un riguroso seguimiento.

Entre estos, se encontraban numerosos periodistas nacionales, extranjeros, abogados defensores de derechos humanos y ONGs,  dedicadas a la defensa de los derechos humanos, sujetas a perfilamiento o servicios especiales por considerarlas de manera arbitraria un supuesto peligro para la seguridad Nacional.

Informe

En un periodo entre los meses de Febrero y principios de Diciembre de 2019, bajo el título de ‘Trabajo Especial No. 1’, elaboraron un documento de más de 15 páginas cuyo contenido se encontraba en permanente retroalimentación.

También pudo saberse en dichas hojas, aparecen datos biográficos, correo, teléfonos en Colombia y su ubicación, entre otros. En otras, figura lo que llaman como cuadros de contactos. Por medio de herramientas informáticas, realizaron búsquedas, recolectando masiva e indiscriminadamente toda la información posible de sus objetivos para elaborar informes de inteligencia.

Como parte de la cooperación, la misma era entregada a los batallones de ciberinteligencia, conjuntamente a $ 400.000 dólares anuales destinados a adquirir equipos y herramientas informáticas.

Esto, incluyendo teléfonos, direcciones de residencia, trabajo, correos electrónicos, amigos, familiares, hijos, colegas, contactos, infracciones de tráfico y hasta lugares de votación, a su vez haciendo parte de estos perfiles.

Elección

En lo que toca al CPDH seccional de Risaralda, se perfila a la Secretaria General del Comité, María Teresa Henao Fernández, como uno de los enlaces entre el Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo (CAJAR), organización de defensa de DDHHH con la que el comité tuvo a lo largo de un lapso de ocho a diez años atrás, un trabajo dirigido y acompañado por dicha organización.

Cabe destacar que los integrantes del Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos del Eje Cafetero (CPDH), lo reconocen como un colectivo comprometido con la búsqueda de la verdad, justicia, así como la defensa irrestricta de los Derechos Humanos, profesándole gran admiración y respeto.

Exigencia

La agrupación solicitó comedidamente a los organismos encargados de velar por la defensa de los derechos humanos, investigar y sancionar a los responsables de lo que calificaron de “hechos repudiables hechos”

A la vez, reclamó de manera oportuna la explicación veraz de tales actos, en calidad de organismo encomendado a la defensa de los ciudadanos.

Inquietudes

Según el testimonio de los más altos referentes del CPDH, se pretende saber por qué el Ejército  Nacional, supuestamente encargado de la vigilancia de la vida de todos los colombianos, del aseguramiento de los derechos, pasó a convertirse en un verdadero peligro para su integridad.

Otro de los interrogantes planteados por la organización, es conocer el destinatario de la suma de esta información y quizás el más importante: ¿Cuál es el motivo de que un gobierno extranjero financie esta clase de seguimientos ilegales a personas u organizaciones?

Para finalizar, el CPDH ordenó informar a la suma de los afectados, colectivos e individuales, de estar siendo objeto de espionaje.

Fuente: COMITÉ PERMANENTE POR LA DEFENSA DE DERECHOS HUMANOS DEL EJE CAFETERO (CPDH).

Comments are closed.