Crosthwaite, insiste que nuevo gerente de empresa de acueducto de Pereira “no es idóneo”

Estudiantes de la UTP, contra la desfinanciación y el recorte al saber
10/07/2018
Pese a desmentida de venta de EPS Medimás, afiliados “se quedan con muchas dudas”
10/07/2018

Crosthwaite, insiste que nuevo gerente de empresa de acueducto de Pereira “no es idóneo”

Recibimos copia de la queja del concejal de Pereira, Carlos Alfredo Crosthwaite Ferro, por el nombramiento del nuevo gerente de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Pereira S.A.P, sin que llenara los requisitos.

De los documentos se desprende que el nuevo gerente, en la fecha de su nombramiento, no podía ejercer en Colombia la profesión de “Administrador de Empresas”, pues días después, el Ministerio de Educación Nacional certificó que: “realizada la verificación en la plataforma de Convalidaciones, no se encontró ningún radicado a nombre del Señor Ricardo Alfonso Castillo Gallón (…)”

Posiblemente, en los proximos tres o cuatro meses, el señor Castillo, podrá exhibir su titulo convalidado, pero ello no borrará el ejercicio ilegal de su profesión a la luz de la Ley 60 de 1981 y la infracción de la Junta Directiva de Aguas y Aguas, al designarlo, sin verificar que el título de la Universidad de Florida fuera aceptable en Colombia. Pero, para la Corporación VIGÍA Cívica, este asunto deja al descubierto otra inquietante decisión tomada por los administradores de nuestra Empresa de Acueducto y Alcantarillado, que se suma a la de informalizar su administración al convertirla en una S.A.S, e ingresar un socio privado, sin que la comunidad lo supiera.

Encontramos que, en 2016, la junta directiva de Aguas y Aguas, desmontó, para el gerente de la empresa, el requisito de cinco años de experiencia en la gerencia de una Empresa de Servicios Públicos y la rebajó a cuatro años de expereriencia en administración de empresas o entidades, públicas o privadas.

El manejo de una empresa de servicios publicos y el de una compañia común, tienen diferencias profundas. En una empresa de acueducto, por ejemplo, toda la actividad, los precios y la inversión, estan regulados por normas; el aumento de la producción es indeseable, los inventarios solo se pueden guardar pocos días y los propietarios sulen ser los mismos consumidores, por nombrar sólo algunas diferencias.

De donde, la experiencia necesaria para administar una “ESP” solo se puede adquirir en una “ESP”. Y, aunque la exigencia de que, para ser gerente de Aguas y Aguas, se tenia que haber sido gerente de una “ESP”, era exagerada, cambiarla por menos tiempo en una empresa común y corriente, es un despropósito que tiene consecuencias peligrosas. Una de ellas es que deja al gerente inexperto en manos de sus subalternos y otra, que su noviciado lo hará administrando la empresa mas valiosa que, ya solo parcialmente, nos queda a los pereiranos.

Además del temor que nos produce intuir que en Aguas y Aguas debe haber otras cosas que los pereiranos ignoramos, lo que ha aparecido indica que muy importantes elementos, que aseguraban la mejor administración de la empresa, han desaparecido, tras las sombras nefastas del régimen privado.

Fuente: EL DIARIO

Comments are closed.