Uribismo risaraldense; ¿”en problemas”?

Desde Centro Democratico, piden salida de la Ministra de Justicia
04/10/2019
Juan Carlos Reinales, avocado a solucionar temas de ciudad
04/10/2019

Uribismo risaraldense; ¿”en problemas”?

A las declaraciones que el domingo en redes sociales hiciera el empresario Michel Kafruni, de no reconocer jefaturas en el Centro Democrático de los congresistas Alejandro Corrales y Gabriel Vallejo Chujfi, ayer se sumó una carta firmada por varios dirigentes, entre ellos concejales, aspirantes y el único diputado que tiene el uribismo en Risaralda.

En la misiva, enviada a la directora nacional del Centro Democrático, Nubia Estella Martínez, los firmantes piden la intervención de las autoridades nacionales ante lo que considera es un atropello hacia muchos de ellos, “por el hecho de considerar nuestro apoyo a otros distinguidos miembros del Centro Democrático distintos a los actuales congresistas risaraldenses”.

También manifiestan que el representante Gabriel Vallejo y el senador Alejandro Corrales “en un equivocado concepto de liderazgo político aplican a diversos militantes y hasta fundadores del CD total discriminación en un esquema que no construye partido pero si va encaminado solo a destruir”.

La carta fue leída por el concejal de Pereira, César Gómez, en transmisión por redes sociales. Gómez es quien lidera el apoyo a la senadora María del Rosario Guerra y de quien dice, seguirá apoyando, así le cueste su salida del Partido.

“Ante las ganas de vetar a todo aquél que con María del Rosario se rodee, ante el distanciamiento que se ha generado con los líderes naturales que nos acompañaron en el proceso de Presidencia, como el MIRA que ya se nos fue, como Michel Kafruni que representaba a Alejandro Ordóñez en Risaralda anuncia que no acompaña procesos con los congresistas, consideramos que era viable hacer y enviar esta carta”, agregó Gómez.

Más detalles

En otro aparte de la carta enviada a la dirección nacional, los dirigentes manifiestan que “las bases trabajadoras y estructurales del partido han sido excluidas y desplazadas de su lugar ya ganado a pulso y trabajo desmotivándonos a seguir impulsando las banderas del uribismo, trayendo candidatos que en el pasado han sido férreos contradictores de nuestras ideas y dando el equívoco mensaje que no importa la postura ideológica”.

En este aparte aunque no lo mencionan, de manera clara se entiende que hacen alusión a Eduardo Cardona, precandidato a la Gobernación, quien desde su llegada ha sido señalado y ha tenido rifirrafes con Iván Naranjo, otro de los precandidatos a Gobernación.

Y manifiestan también en la misiva, que no es que no reconozcan a los congresistas del Departamento ni mucho menos que desestimen su labor, “es solo que ellos desconocen y lapidan la historia, trabajo y trayectoria de la senadora María del Rosario y por eso la consideran una entrometida en los asuntos del Departamento, lo que a conllevado a ser constante blanco de críticas y ataques a ella y a aquellos que por el valor de “gratitud” aprendido de nuestro Presidente Fundador continuamos acompañándola en su pulcro caminar”, señalan los firmantes de la carta.

Firmaron la carta César Gómez, Durguez Espinosa (diputado), Iván Naranjo (precandidato), Alberto Peláez (concejal de Marsella), Janeth Palacio (concejal de La Virginia), Ricardo Valencia, Gabriel Toro, Nora Zuleta, Sergio Cardona, Álvaro Ramírez, entre otros.

“No hay gamonalismo”

El senador Alejandro Corrales dijo que en el Centro Democrático no todos tienen que pensar igual y que es comprensible que haya personas que piensen que el Comité Departamental no los satisface del todo.

“Aquí hay un liderazgo claro de los dos congresistas pero no hay un gamonalismo, tenemos claro que si bien somos las más altas dignidades del departamento y con votos lo demostramos, no vamos a querer imponerle nada a nadie y por el contrario respetamos y fortalecemos la institucionalidad y por eso le hemos dado la importancia a cada uno de los comités municipales”, dijo el senador Corrales.

Para alquilar balcón

Como para alquilar balcón va a estar la reunión del Directorio Departamental en que se defina cual, en último término, va a ser el mecanismo mediante el cual se defina el candidato único del Partido Conservador para la Gobernación del Departamento. Si una encuesta, o una convención cerrada, o si ambas, ponderando cada una de ellas.

Cada uno en lo suyo

Dos de los cuatro candidatos, Álvaro Arias (foto) y Diego Naranjo, aceptan la fórmula de las dos cosas, encuesta y convención, mientras que a Víctor Manuel Tamayo no le suena la idea de la convención, porque piensa que puede ser fácilmente interferida por alguna fuerza superior. Y ya Juliana Enciso, la muy posible cuarta aspirante, ha dicho que estaría dispuesta a medirse en una convención.

División y desbandada

Dicen los que saben de la cosa política que hasta ahí va a llegar en buenos términos el proceso conservador, porque quien no se sienta fuerte en alguno de los dos mecanismos, con seguridad no lo va a aceptar como fórmula para dirimir la puja dentro del Partido Conservador. Lo que seguiría entonces, es división y desbandada de quienes terminen sintiéndose maltratados.

En C.D. está peor

Pero si en el Partido Conservador el panorama está complicado y oscuro, en el Centro Democrático la situación está peor. Tres de los candidatos a la gobernación no participaron el viernes pasado de los foros temáticos que programó ese partido para analizar la situación del Departamento y sus municipios con mirar al debate de octubre; y por otro lado crece el malestar con el candidato Eduardo Cardona.

No le perdonan

Los uribistas puros y los que no admiten que se toque a al expresidente, no le perdonan a Cardona los gruesos vocablos que utilizó para referirse a él, y no entienden como un partido que está lleno de profesionales valiosos y capaces de hacer una campaña ganadora a la gobernación, se inventa una persona de reconocido talante liberal, que hace más de diez años se fue la ciudad y, como si fuera poco, que ve al diablo en el expresidente Uribe.

Tampoco en la alcaldía

Pero esto no es todo el problema en el Centro Democrático. La otra preocupación grave que tienen sus directivos y, por supuesto, los congresistas, es que las candidaturas a la alcaldía de Pereira no avanzan. En ningún escenario importante se habla de ellas y donde de pronto se tocan, los comentarios no son los mejores frente a los candidatos y a sus posibilidades de ganar.

Fuente: EL DIARIO

 

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario