Prácticamente ‘cocinado’ está el proyecto de reforma de equilibrio de poderes, cuando solamente le faltan 4 artículos para debatir de los 29 que fueron radicados por el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo.
 
Hasta el momento, después de 8 meses de discusiones se han aprobado 25 artículos de los cuales, según el ministro Cristo, la eliminación de la reelección presidencial se considera el eje principal de la reforma constitucional.
 
En el que se esperaba que fuera el último debate a la iniciativa del Gobierno nacional, la Cámara de Representantes aprobó además de la eliminación de la reelección del Presidente de la República, la asignación a partir del año 2018, de una curul en Senado, Cámara de Representantes, asambleas departamentales y concejos municipales para los candidatos que obtengan la segunda mayor votación en las elecciones a Presidencia, Vicepresidencia, gobernaciones y alcaldías.
 
Así mismo, la asignación de una curul en la Cámara de Representantes para un raizal de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.
 
En cuanto al Contralor General, este  será elegido por el Congreso en pleno de la lista conformada por convocatoria pública y no podrá ser reelegido.
 
El Defensor del Pueblo ejercerá sus funciones de manera autónoma.
 
El Vicepresidente de la República será investigado por la Fiscalía y juzgado por la Corte Suprema, es decir  el mismo régimen de los ministros, del procurador, de los alcaldes y gobernadores.
 
Cuando quedaban los últimos cuatro artículos por aprobar; la creación de cuatro curules especiales para las regiones que no tienen representación en el Senado; la eliminación de la llamada “puerta giratoria” en las cortes, y la participación equitativa de las mujeres en política; la sesión fue levantada debido a que los congresistas por físico cansancio, como aseguró el representante risaraldense Didier Burgos Ramírez, fueron abandonando el recinto y el quórum se redujo lo que no permitía los votos necesarios para dejar de una vez por todas definido ese articulado. De igual manera se presentó una polémica por un presunto “mico” que dejaría la puerta abierta para la reelección del defensor del pueblo.
 
Los de la U
 
Frente a la reforma del equilibrio de poderes, el senador del partido de La U en Risaralda, Carlos Enrique Soto, se refirió a varios temas, entre ellos conceptuó acerca de la eliminación de la reelección presidencial, del Consejo Superior de la Judicatura y la curul para segundas mayores votaciones en la Gobernación, Alcaldía, Asamblea y Concejos Municipales.
 
Aunque votó positivo la eliminación de la reelección presidencial, señaló que no cree que sea lo más acertado del país. “Lo digo con franqueza, pero siempre he dicho que si hay un muy buen gobierno, en ocho años se hace una labor muy importante, claro que si el gobierno es malo, será mucho tiempo y el pueblo colombiano no lo apoyará. Siempre he sido defensor de la reelección de alcaldes, eso no se ha dado pero sinceramente cuatro años para un presidente de la República en un país en vía de desarrollo, con leyes de garantías, es muy poco tiempo para ejecutar un buen programa de gobierno”, dijo.
 
Sobre la curul adquirida por derecho propio al obtener las segundas mayores votaciones, Soto apreció que no lo ve tan necesario, lo que se da en la reforma, es alterar un poco el proceso normal que ha venido funcionando, “creo que el que quede de segundo si es un buen líder político podrá seguir desarrollando su tarea correspondiente”.
 
Con respecto al Consejo Superior de la Judicatura, señaló: “nunca he sido convencido de que las instituciones son las que delinquen, no delinquen, sin embargo fue una decisión que se tomó, más que abolir el Consejo Superior de la Judicatura, lo que se eliminó fue el nombre, fue la sala administrativa que a mi juicio sí debía tener una reforma. Me parece bien porque deben tener un perfil mejor para manejar lo que tiene que ver con el presupuesto que es bastante alto; pero si miramos el acto legislativo detenidamente, quienes hoy están en la sala disciplinaria siguen y terminan su periodo y luego va cambiando su figura, es decir, no se va a disminuir porque alguien tiene que disciplinar los jueces de Colombia.
 
El representante a la Cámara Didier Burgos Ramírez, estuvo de acuerdo casi en su totalidad con el articulado del proyecto de reforma  de equilibrio de poderes y consideró que eliminar la reelección presidencial, oxigena la democracia en Colombia, le permite a otros ciudadanos con capacidades extraordinarias llegar de manejar el país “eso es bueno y lo apoyé”, dijo Burgos Ramírez.
 
De la misma manera explicó que la gran mayoría de artículos se ajustan a la realidad política del país. “Un candidato que perdió las elecciones y obtuvo la segunda mayor votación, le puede hacer un buen control político al mandatario de turno, como diputado, concejal o senador”, precisó el congresista de La U.
 
En lo que no está de acuerdo Burgos y la gran mayoría de congresitas es en eliminar la posibilidad de que un senador o representante a la Cámara sea nombrado ministro, “en este punto no hay consenso y lo más seguro es que se hunda en este debate”, puntualizó.
 
Conservadores
Los congresistas risaraldenses del partido Conservador, tanto el senador Samy Merheg, como los representantes, Mauricio Salazar Peláez y Juan Carlos Rivera Peña, coincidieron en afirmar que el articulado del proyecto a punto de ser aprobado en su totalidad, se ajusta a las necesidades de la Colombia actual, crea nuevas expectativas para la democracia del país y sobre todo aporta a evitar la politización de las altas cortes.
 
En lo regional, el diputado Julio César Londoño opinó en cuanto a la curul que logre el candidato con la segunda mayor votación para gobernador, en el caso del departamento, quien sería por derecho propio nuevo diputado.
 
“Considero que los candidatos conforman su bloque de oposición al gobierno de turno, pero hace falta más claridad en el concepto jurídico para entender el objetivo del artículo”, anotó.

Objetivos

El equilibrio de poderes planteó cambios sustanciales en la estructura del Estado, que apuntan a evitar la politización de las altas cortes y cortar de tajo los escándalos protagonizados por sus magistrados. Para el Gobierno, la columna vertebral de la reforma es la eliminación de la reelección presidencial, considerada el principal factor de desequilibrio institucional y para evitar que el Congreso sea persuadido para permitirla nuevamente, se estableció una cláusula que solo abre esa posibilidad vía referendo o constituyente. También fue prohibida la reelección de otros funcionarios del Estado, como el procurador, el fiscal, los magistrados de las altas cortes, el contralor, el registrador nacional y los miembros del Consejo Nacional Electoral. 

Fuente: DIARIO DEL OTÚN

 

06/07/2015

No más reelección presidencial

Prácticamente ‘cocinado’ está el proyecto de reforma de equilibrio de poderes, cuando solamente le faltan 4 artículos para debatir de los 29 que fueron radicados por […]
06/05/2015

“Álvaro Uribe Vélez es el responsable de las estructuras paramilitares en el Urabá”

[youtube]https://youtu.be/PkfxBnjTqlA[/youtube] En el programa Hagamos memoria, la ex alcaldesa de Apartadó, Gloria Cuartas,  hace nuevas revelaciones sobre el rol clave del ex Presidente Álvaro Uribe Vélez, en la […]
05/28/2015

Concejal Nora Oyola recibe adhesión “con un as en la manga”

El ex secretario de gobierno municipal, quien tambien fuera en el pasado aspirante a la Asamblea, Silvio Zape Yule, decidió sumarse al proyecto político de la […]
05/21/2015

Exitosa presentación de “La muerte de un pueblo” de Ana Ruth Gilligan

El miércoles 20 de mayo a las 6 de la tarde, tuvo lugar en la biblioteca del Banco de la República de la ciudad de Pereira, […]