Nota: No apto para lectores perezosos.

Sin duda alguna el presidente Santos pasara a la historia como el “mandatario que se la jugó por la paz” y que realizo algunas reformas en diversos aspectos.

Afirmar que aquí hay un post conflicto es una quijotesca quimera, pues lo que hubo fue un proceso de paz donde se logró acuerdo entre el estado y la entonces guerrilla de las FARC-EP para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera; podría afirmarse que no existe un escenario de postconflicto porque en materia de orden público aun hay zonas en proceso de estabilización.

El país que queda es un país con el conflicto social,cultural,económico y politico latente aunque el conflicto armado interno haya disminuido notoriamente; sin embargo no ha terminado y por el contrario ha trasmutado hacia la fragmentación y proliferación de estructuras armadas de diverso tipo quedando constituidos cuatro frentes de guerra principales uno de ellos en el norte del país contra el clan del golfo y estructuras narcoparamilitares conexas, en el sur un segundo frente de guerra cuyo punto mas crítico esta en el pacifico Colombo-ecuatoriano donde estructuras emergentes post-FARC y otras disidentes de la exguerrilla despliegan toda su ofensiva para controlar las economías ilícitas y sus rentas, asi mismo en el oriente y sur oriente hay un frente de guerra abierto contra estructuras del otrora bloque oriental y bloque sur cuyas estructuras no se acogieron y otras desistieron de los acuerdos y a eso sumándole las estructuras narcoparamilitares (bloque libertadores y vichada y la disidencias del ERPAC conocida como puntilleros), no obstante hay otro frente de guerra abierto como lo es el frente de guerra que hay entre el ELN y el EPL (los pelusos) que al igual que otras estructuras sus interés son el control de área, control de la población, dominio de las economias y rentas ilícitas y fortalecimiento de sus estructuras. Es de anotar también que en situación de orden público urbana las oficinas de cobro han cobrado un papel de control en la contratación y subcontratación criminal y detrás el trono de los carteles mexicanos busca apoderarse del mercado delictivo y pasar de ser socios del crimen organizado y los grupos armados colombianos a ser “amos y señores” constituyendo así un colonialismo narcotraficante, vamos para una balcanizacion del conflicto y dudosamente habrá resultados con los diálogos adelantados con el ELN, y con el EPL que mas parece una banda narcoparamilitar con fachada guerrillera mucho menos, y un marco paramilitarismo envalentonado quizás no se someta.

En lo que al cumplimiento del acuerdo general para la terminación del conflicto armado puede afirmarse que lo que ha habido en si son “puras curitas para tantos balazos” pues si bien se acordó reforma rural integral esta no se ha cumplido pues el narcotráfico y las fuerzas tenedoras y acaparadoras de la tierra hicieron lo posible para no esclarecer y solucionar el fenómeno de la concentración de tierras, por consiguiente esto no es muy factible que evolucione a la repartición de unas cuantas hectáreas cuyo dominio retornara a los despojadores envalentonados con el nuevo gobierno que seguramente será funcional a sus intereses.

El panorama es preocupante en materia de apertura y participación política pues las curules de las víctimas y otros sectores fueron hundidas y aunque haya surgido el partido FARC como nueva expresión de la política fruto de esos acuerdos y aunque hayan logrado 10 curules en el congreso su fuerza electoral se midió en las elecciones parlamentarias cuando no obtuvieron ni el 10% del potencial electoral a eso sumemosle la incapacidad, el burocratismo, y la rapiña por protagonismo y el botín de la mermelada de los fondos de proyectos de postconflicto de expresiones sociales y políticas afines a su ideario y a la coyuntura de la paz que tenían la responsabilidad en los territorios de hacer pedagogía para la paz y de construir procesos de organización y resistencia popular que sirvieran de efectiva pista de aterrizaje para el paso de la insurgencia de la lucha armada a la lucha política y social legal, pero dilapidaron recursos amamantando incluso expresiones de la extrema derecha y tambien sucumbieron en su antropofagia intestina para apoderarse de la mermelada de la paz y fruto de ello fue que ganó el No en una aventura de predecible perdida como lo fue plebiscitar el derecho constitucional a la paz lo que permitió el manoseo estructural de los acuerdos que seguramente seguirán siendo manoseados por el nuevo gobierno que se avecina y a eso agregándole que los encargados de proyectos de desarrollo social y agrario muchos de ellos ligados al virtual “postconflicto “han servido en algunas partes como por ejemplo el Quindio y en otras partes del país como el premio de jubilación de personajes del oportunismo politico disfrazado en la izquierda con el agravante de que los proyectos de reincorporación de excombatientes de las FARC-EP y los etcr van a medias y seguramente buscaran la manera de no cumplir o cumplir con goterito y por ello muchos de esos proyectos son estructurados con pura autogestión de recursos provenientes de una renta básica de dos años y unos auxilios que caducaran.

El panorama en cuanto a presencia del estado y la consolidación en los territorios de su presencia tiene mas una visión rentista y asistencialista que productiva y por ello el desarrollo se estanca maquillado por una aparente tranquilidad y el auge inversionista extranjero, no obstante esa tranquilidad ambiental, social, y en materia de seguridad se ha visto irrumpida por el hambre saqueadora transnacional que ante esa ” tranquilidad de los territorios ” vienen a por los recursos naturales y las tierras y muy seguramente las “fuerzas protectoras” de ese desarrollo serán “autodefensas”.

En materia fiscal y tributaria el gravamen ha afectado mas a los sectores medios y populares quienes mas consumen y se endeudan mientras que el gran capital en especial el transnacional vive y funciona mejor porque tienen que exonerarlos” de impuestos para “generar más empleo” ; situación que se agudizara porque la clase política siempre ha actuado como un robín hood inverso quitándole a los pobres para nutrir las arcas de los ricos y así mostrar un gaseoso desarrollo que no se ve reflejado en beneficio de las comunidades

El apocalipsis en materia de seguridad será previsible porque las fuerzas armadas seguramente pasaran de ser garantes de la paz y la reconstrucción nacional a ser el instrumento de revanchas y venganzas personales de la nueva fuerza política en el poder, seguramente volverá a ponerse el remoquete en zonas de conflicto de que todo aquel que se organice y resista así sea con herramientas constitucionales sera visto como “terrorista de civil”, así las cosas vienen tiempos de presión y terrorismo de estado en aras de ” retomar la seguridad” descuidada por “farcsantos”, por consiguiente ademas de ello la situación con países vecinos de calentara y tendremos ojala no un conflicto armado pero si diplomático con Venezuela, el regimen seudo socialista y personalista de Nicaragua y seguramente con Ecuador.

Revivirá la ” cohesión social ” donde las bases mas humildes ungidas con las limosnas del asistencialismo social del nuevo gobierno replicaran como loras lo que el mesías de antioquia y el virrey de Colombia de que todo aquel que no vea con buenos ojos el gobierno iluminado es “guerrillero vestido de civil”, ” cómplice y amigo del terrorismo “, generando así al mejor estilo de las sociedad y regímenes unanimistas un irrespeto al pensamiento critico; articulándose una hegemonía lustradora de la megalomanía uribista justificadora y vanguardia popular de la maquinaria totalitaria y absolutista.

Si en materia de justicia nos vamos el populismo punitivo se impone por encima de lo preventivo y de la resocialización social generando en la política judicial y penitenciaria los motivantes formadores de nuevos criminales, y a ese panorama sumemosle que la justicia especial de paz además de haber sido distorsionada va a sufrir seguramente mas modificaciones que se harán mas sancionatorias que reparatorias para con las víctimas que son el centro de todo acuerdo de paz y si los cálculos de los enemigos de ese componente de justicia transicional aciertan en tumbarla no veremos ni verdad, ni justicia, ni reparación ni garantías de no repetición; factores que junto a la falta de garantías en la seguridad de expresiones sociales y populares y tras el evidente empoderamiento de una fuerza política extremista como lo es el centro democrático en las 3 ramas del poder público y peor si fusionan las altas cortes entraríamos al sendero de nuevas violencias ungidas y útiles al panorama de totalitarismo, entonces una vez hecha trizas una posibilidad de paz y el orden constitucional y legal sometido al capricho de un mesías antioqueño aferrado al poder; los tambores de guerra tocaran la marcha!!!! bienvenidos de la paz de santos a la paz de Ivan Duque!!!!…

Escribe: MANUEL IBARRA*

*Militar en retiro y hombre cívico.

06/26/2018

Bienvenidos de la “paz de Santos” a la “de Iván Duque” (Opinión)

Nota: No apto para lectores perezosos. Sin duda alguna el presidente Santos pasara a la historia como el “mandatario que se la jugó por la paz” […]
06/25/2018

Desde Pereira, Concejal Crosthwaite se refirió a la crisis de la EPS Asmet Salud

Por medio de un documento ampliamente difundido, el concejal de Pereira por el Polo Democrático Alternativo, Carlos Alfredo Crosthwaite Ferro, hizo alusión a algunos inconvenientes que […]
06/22/2018

Proyecto de sometimiento de grupos armados, sólo espera aprobación del presidente

Sin prebendas ni beneficios judiciales adicionales, el Senado y la Cámara de Representantes aprobaron este miércoles el proyecto de ley que establece el procedimiento para el sometimiento […]
06/20/2018

Aplazamiento de la JEP; ¿primer “gesto” del uribismo para acabar con la paz del país?

Este lunes, el Senado dilató la votación de la ley de procedimiento de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) con 24 votos a favor para su aplazamiento. […]