A pesar de sus escándalos y líos judiciales, varios poderosos barones electorales lograron mantener o llevar a sus herederos al Congreso de la República.

El caso más emblemático fue el del detenido exsenador Musa Besaile, que mientras espera ser llamado a juicio por el escándalo del ‘cartel de la Toga’ logró que sus dos grandes apuestas electorales se quedaran con las curules en disputa.

Así, su hermano Jhon Moisés Besaile Fayad sacó 74.000 votos, que le alcanzaron para quedarse con una curul a Senado por el partido de ‘la U’. En Córdoba, entre tanto, sacó la mayor votación para Cámara Erasmo Elías Zuleta Bechara, que además de ser hijo de la polémica excongresista Mara Bechara era la apuesta regional de Musa.

La suerte de este cacique de la política cordobesa fue diametralmente opuesta a la de su exsocio, el también detenido exsenador Bernardo Miguel Elías Vidal, que ‘se quemó’ con las candidaturas de su hermano en la Cámara de Córdoba y de José Tous para Senado.

En Córdoba, con 63.200 votos, resultó elegido a la Cámara por el Partido Conservador Wadith Manzur, hijo del exsenador Julio Manzur, investigado por ‘parapolítica’.

Más de 54.000 votos de ese departamento le alcanzaron también a la representante Sara Piedrahíta Lyons para conservar su silla en la Cámara. Ella es la prima del condenado exgobernador Alejandro Lyons, y su nombre ha empezado a aparecer en los expedientes del saqueo de las finanzas del departamento. También por ‘la U’, el cuestionado exgobernador y exmagistrado de la Judicatura Temístocles Ortega logró una curul en Senado, con 62.746 votos.

Otro elegido que enfrentará líos judiciales durante su nuevo periodo es el senador Antonio Guerra de la Espriella, quien espera que la Corte resuelva su proceso por supuestos sobornos del caso Odebrecht y que este domingo mantuvo su curul por Cambio Radical con casi 50.000 votos.

Por ese partido fue elegido también senador Richard Aguilar, con 77.000 votos. Él es el heredero del coronel Hugo Aguilar, exgobernador de Santander condenado por ‘parapolítica’ y de nuevo en líos judiciales por supuesto lavado de plata de los antiguos grupos ‘paras’. También en Santander, logró un cupo a la Cámara de Representantes por el Centro Democrático, Óscar Villamizar Meneses, hijo del exsenador Alirio Villamizar, condenado a nueve años y medio por el ‘carrusel’ de las notarías. En 2014 se quemó cuando aspiró a la Cámara por Opción Ciudadana.

El actual gobernador de Santander, Didier Tavera (quien hace años tiene abierto un proceso por ‘parapolítica’), logró meter en la Cámara a su cuota, Víctor Manuel Ortiz Joya, un candidato que, además, es muy cercano al exprocurador Alejandro Ordóñez y logró 56.667 votos.

Para otro barón electoral cuestionado, Yahír Acuña, los resultados fueron agridulces. Por un lado, logró que su esposa, Milene Jarava –quien fue su fallida candidata a la gobernación de Córdoba en el 2015–, sacara 55.000 votos en Sucre y se quedara con una de las cámaras del departamento. Pero, por el otro, el partido del que funge como presidente, Opción Ciudadana, entró en plena debacle, y anoche era un hecho que había perdido su personería jurídica por sus malos resultados electorales. Acuña tampoco logró que su tía, Magdalena González Cardalena, se quedara con una de las dos curules reservadas a las comunidades afros en la Cámara de Representantes.

El Consejo Comunitario Alejandro Durán Díaz, que le dio el aval, tuvo 7.825 votos, que no le alcanzaron para hacerse elegir. Hace ocho años, cuando saltó de la Asamblea de Sucre al Congreso, Yahír Acuña hizo una fugaz campaña por un movimiento afro y logró más de 50.000 votos.

En las votaciones de este domingo, Juan Samy Merheg Marún, hermano del prófugo exsenador Habig Merheg, mantuvo su curul en el Senado. Tuvo 80.400 votos por el Partido Conservador.

En Chocó, las dos curules en Cámara fueron para Nilton Córdoba Manyoma, del Partido Liberal; y Astrid Sánchez Montes de Oca. El primero fue señalado por el polémico exfiscal Luis Gustavo Moreno como uno de los políticos que supuestamente pagaron para evitar que se movieran los casos judiciales en su contra. Astrid, por su lado, es la heredera de los votos del clan Montes de Oca, que ha enfrentado procesos por ‘parapolítica’ y corrupción.

Fuente: DIARIO EL TIEMPO

03/13/2018

¿Es legítima la elección de herederos de políticos corruptos al Congreso?

A pesar de sus escándalos y líos judiciales, varios poderosos barones electorales lograron mantener o llevar a sus herederos al Congreso de la República. El caso […]
03/12/2018

Un panorama posible de cara a las presidenciales de mayo

No es mi intención cuestionar las razones por las que el progresismo colombiano (léase Partido Verde, Polo Democrático, los liberales que van con De La Calle […]
03/11/2018

Juan Pablo Gallo seguirá siendo el alcalde de los pereiranos

El fallo del Consejo de Estado, emitido el pasado jueves, declara la caducidad de la acción de pérdida de investidura interpuesta por el abogado Daniel Silva, […]
03/09/2018

En Dosquebradas, Secretaría de Desarrollo advierte sobre eventual engaño

La secretaria de Desarrollo Social y Político de Dosquebradas, Sandra Juliet Posada anunció que el Programa de Seguridad Alimentaria se encuentra en su etapa de planeación […]