OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Luz Stella Salazar Medina (Q. E. P. D.)

La desaparición física de Luz Stella Salazar Medina en la Clínica Sagrada Familia de la ciudad de Armenia, Quindío, constituye una irreparable pérdida que no solamente afecta de manera muy sensible a los amantes del bolero, la balada o el tango, entre el sin fin de estilos interpretados con maestría por la singular cantante.

Las razones se pueden hallar facilmente en quienes tuvieron el privilegio de oírla, de percibir extraordinarias imágenes, las vibraciones como surgidas del medio del alma, firmadas con el corazon de una artista que debido al cerco muchas veces impuesto a los verdaderos grandes en Colombia o las injustas limitaciones del entorno, no le fue posible trascender a la altura de su inigualable talento, del cual quedó muy poco material e insuficiente como reflejo de cuanto podía llegar a generar en vivo.

 

Marcas imborrables

120160814083431

Muy temprano sufrió la desaparición de su padre, el comerciante y de a ratos también músico, Guillermo Salazar Ceballos, como consecuencia de la violencia política ya afincada el país, lo cual la marcaría de por vida.

Con apenas cuatro años un hombre la vio cerca de la puerta de calle. Le depositó una misiva en la pequeña mano. Fue corriendo a entregarla a su madre, Rosalba Medina Botero. Comenzaba el calvario de las falsas esperanzas, del dolor perpetuo, del pálpito, la intuición manifiesta desde la vigilia hasta los sueños.

Recién en sus últimos años, tras el hallazgo de los restos encontraría el consuelo de tantos años de búsquedas infructuosas creciendo a la sombra de borrosos pantallazos, con la insuturable yaga de su tácita presencia sin llegar a cristalizarse.

De ese modo, se vió obligada a crecer de cierta forma, bajo una figura similar a la creada en la novela “El Pájaro Espino” por la escritora australiana Colleen McCullough, mediante la cual a pesar de estrellarse mortalmente contra la espinosa foresta, aún sintiendose desfallecer atravesada entre ramas, un ave alcanza a emitir el canto mas maravilloso que pueda escucharse jamás, así sea el último de la vida. Esa era su impronta al momento de desplegar la voz, junto al inusitado coctel de una sonrisa chispeante, mezcla de alegría, con dejos de indisimulada pena, pequeñas gotas de sutil complicidad y sensual seducción.

En principio, tuvo dificultades para que la familia aceptara la relación con Hugo Botero Arbeláez, el padre de sus tres hijos, Juan Andrés, Manuel Alejandro y Yessi Botero Salazar. Aún durante el matrimonio y tras la ruptura, debió procurarse el sustento económico desempeñando labores alternativas en materia de costura, habilidad en la que supo descollar con permanente demanda.

Años después, haría pareja con el cantor de tangos, Álvaro Perdomo Gil, hasta el fallecimiento del mismo, reencontrándose con su “vieja amiga”, la soledad, pese al enorme afecto de sus amistades.

 

Trayectoria

La cantante en todo su esplendor.

Sobrina del célebre periodista Uriel Salazar Ceballos,  hermana de Óscar, Gloria Inés, Hernán, Germán y Fernando, la artista nacida en Calarcá, Quindío el 6 de junio de 1955, tuvo una trayectoria dilatada con cierta cuota de reconocimiento, aunque sin poder cosechar nunca el éxito ni la notoriedad acorde a su innegable performance.

Participó en el Festival de la Canción Moderna, Festibuga, Facocora, Hermanos Moncada, Mono Núñez y Festival del Bolero, imponiéndose en la mayoría de los certámenes, además de presentaciones en Cartago, Pereira, Manizales, Cali, Fusagasugá y Argentina, en el exterior.

Su última presentación había sido el pasado mes de diciembre del 2015, en el Hogar Anita Gutiérrez de Echeverri con el acompañamiento de “Los Muchachos de Antes”, agrupación tanguera liderada por el maestro acordeonista y escritor, Libaniel Marulanda Velázquez.

Sin embargo, poseía un basto repertorio constituido por las célebres canciones de Dione Restrepo, Ligia Mayo, Estelita del Llano y Lucía Herrón, Toña La Negra, María Luisa Landín”, junto a canciones popularizados por Celia Cruz, Rocío Dúrcal o Gloria Stefan.

Fue por muy poco tiempo actriz teatral, actividad que realizó con enorme tesón y suceso, debiendo alejarse por sus constantes obligaciones laborales.

 

Política

resized_P9200089

Junto a Gustavo Petro, ex alcalde de Bogotá.

Su carácter socialmente sensible, desinteresado y solidario al extremo, la llevó a acercarse en 2007 a las filas del Polo Democrático Alternativo, colaborando de manera incansable con el por entonces candidato a la Alcaldía por esa colectividad de izquierda democrática, hoy en Alianza Verde, Carlos Enrique Duque Vargas y el ex aspirante al concejo actualmente miembro de Unión Patriotica, el dirigente social político y derechos humanos, coordinador de REDEPAZ QUINDIO, Jhon Jairo Salinas.

Con posterioridad, de la mano de ese colectivo, fue candidata al concejo por ese movimiento orientado por el sector MOIR sin realizar campaña alguna, más para llenar los requisitos legales de contar con mujeres en la lista partidaria, que de participar de las contiendas electorales de las cuales siempre se abstuvo por considerarse ajena a la política.

 

Partida

Su hijo, Manuel, interpreta a dúo una composición de Salazar Medina.

Poco afecta a las ceremonias pomposas, de bajo perfil público en la medida posible de la celebridad del entorno, trascendió que Luz Stella Salazar Medina no habría consentido ser velada.

Por ese motivo, al día siguiente e llevó a cabo una misa a su eterna memoria en la iglesia San Pedro Claver de Calarcá, ubicada en la intersesión de la carrera 27 con calle 36 del barrio Las Américas.

 

Semblanza

oioi

Tenía razón la cantante, al pretender partir con la misma discreción que vivió: No será necesario tanto para evocar un ángel capaz de transmitir con alas amorosas los sueños, los sentimientos más profundos, situándolos al alcance de todos.

De hecho, algunos se la imaginan a estas alturas vuelta niña de nuevo, corriendo a través de salpicadas nubes para treparse al padre entre lágrimas, gritos de júbilo, quien la aguarda en cuclillas con la sonrisa lozana bajo el alero de finísimos  bigotes y unos brazos abiertos e par en par, que solamente habran de cerrarse para ocultar al interior del regazo al más amado de los seres…

 

Escribe: CARLOS ALBERTO RICCHETTI

 

 

 

08/16/2016

Luz Stella Salazar, una voz que ahora canta desde el cielo

La desaparición física de Luz Stella Salazar Medina en la Clínica Sagrada Familia de la ciudad de Armenia, Quindío, constituye una irreparable pérdida que no solamente afecta […]
08/13/2016

A dos siglos de la ejecución de Caldas y Torres

Este año se cumplen 200 años del fusilamiento de Francisco José de Caldas, Camilo Torres, entre otros. Con su desaparición se perdió una generación de ilustrados. […]
08/11/2016

Se cumplieron 22 años del magnicidio de Manuel Cepeda Vargas

Este martes se cumplen 22 años del asesinato de uno de los máximos dirigentes del Partido Comunista Colombiano (PCC) y considerado el último congresista de la […]
08/10/2016

Hoy, todos buscamos a Yeimy

Se necesita con suma urgencia averiguar el actual paradero de la menor Yeimy Alejandra Guizao Ríos, de 13 años de edad. Desaparecio el pasado 8 de agosto […]