Risaralda

 

La exconstituyente, expresidenta de la Unión Patriótica y exconcejal de Bogotá, Aída Avella Esquivel, recorrió el pasado fin de semana las ciudades del Eje Cafetero presentado su denominada “Lista de la Decencia” y las propuestas que tiene para el país como candidata al Senado de la República.

 

Avella fue fórmula vicepresidencial de Clara López en las elecciones de 2014, es líder sindical y veterana militante de la UP que regresó a Colombia en el año 2013 tras 17 años exiliada en Suiza. Al final ambas candidatas obtuvieron casi 2 millones de votos, quedando en cuarto lugar.
¿Qué le ha expresado la comunidad en esta campaña?
Hemos estado recorriendo las calles, hemos hecho reuniones con la gente y recogido muchas inquietudes, en especial en temas como la salud y la corrupción; la gente está cansada de que se roben el país, de ver las grandes fallas de los supuestos grandes partidos, la gente se pregunta de dónde sacan tanto dinero los políticos. Sería bueno que lo dijeran.
¿Frente a la corrupción, qué propone para atacarla de una vez por todas?
Lo primero es que los ciudadanos deben pensar a quiénes eligen, la gente sabe quiénes son los ladrones de este país,  si uno le pregunta a la señora que hace empanadas sabe de quiénes se está hablando, todo el mundo sabe en las ciudades y en los pueblos quiénes son, pero como  tienen tanta plata y la gente tantas necesidades, no hay nada que hacer.
Por ejemplo, si le dan a una familia que no ha comido bien durante mucho tiempo $150.000 para un mercado por los votos de la casa, pues compran el mercado y votan por ese político. Cuando quitemos esa manera de reflexionar de la gente vamos a lograr que haya un voto consciente de los pobres y de la clase media, que es lo que tratamos de hacer con la Lista de la Decencia.
Mientras tanto vamos a seguir con ese mar de corruptos en el Congreso, a los corruptos no hay que apoyarlos, hay que sacarlos con votos de este país, pero con votos decentes.
¿Quiénes conforman la Lista de la Decencia?
Es una alianza conformada por la Unión Patriótica, el Movimiento Político Alianza Social Indígena, ASI,  el Movimiento Alternativo Indígena y Social MAIS y los Progresistas. Es gente con vidas transparentes donde hay intelectuales, defensores de derechos humanos, ambientalistas, gente que defiende el país, pero sobre todo honestos que no le interesa llegar a la política a hacerse ricos, sino a debatir no solo el control político en el Congreso sino a llevar iniciativas.
Nosotros lo que estamos haciendo es una campaña frente a frente,  visitando a mucha gente y tenemos un lema: escuchar y actuar. Es que no basta con escuchar a la gente. Se trata de sectores de la vida política del país que hacemos la política sin plata, no encontrará en este país una valla nuestra, de esas que valen $ 45 millones. Cuánta plata se están gastando los partidos políticos en vallas, por ejemplo, valdría la pena que los señores del Consejo Nacional Electoral que viven en la estratósfera, controlaran eso, no cuesta mucho, es un funcionario por departamento durante tres meses para contar las vallas y pedir explicación de ese gasto.
Hay que llamar la atención y decir que no voten por los que tienen tantas vallas, porque si ganan van a llegar a robar y tienen que recuperar una inversión que yo no sé quién se las da.
¿Cuál es la expectativa con la lista?
No hacemos cuentas de las curules, el día de las elecciones se sabrá, pero si esperamos tener gente en el Congreso y para ello se trabaja con las uñas para demostrar que se puede hacer política sin tener costalados de plata mal habidos, plata de la mafia, plata de la corrupción. La gente debe analizar y votar por gente decente, no importa si están en los partidos tradicionales, porque la hay.
¿Usted ha propuesto que se acaben las EPS, por qué?
Lo que no funciona hay que acabarlo. En el país no se levanta una mano en apoyo a las EPS y eso hay que cambiarlo por un  sistema fuerte, con inyección de capital del Estado y manejado con gente decente. Por ejemplo en España nadie paga por la salud, y eso viene de los impuestos.
Las EPS no pueden estar en el sector privado porque lo volvieron un negocio, porque la plata de la salud la gastan en  grandes construcciones y esa plata sale del dinero que cotizamos.
Hoy en día toda la carga se la están dejando a los hospitales públicos, que no tienen en este momento los pagos de las EPS porque están invirtiendo esa plata en otras cosas.
Hay EPS que contratan médicos para que elaboren estadísticas que no son ciertas, pues esto se volvió no solo un negocio sino un punto de corrupción muy grave y criminal porque cuando se negocia con la salud de los ciudadanos en la práctica se está negociando con la muerte.
De igual forma propone que el 4×1000 vaya a salud y educación…
Es simplemente para lograr que la gente disfrute la paz. La paz no es que los fusiles se silencien, que el Hospital Militar esté desocupado porque no hay heridos de la guerra… lo que queremos es que el 4×1000 que se debió a la guerra se destine a la paz y la gente pueda pagar ese impuesto con gusto porque hay escuelas, hay trabajo para los docentes, porque los niños no tienen que estar en grupos de 50 alumnos en la escuela, que es algo inmanejable.
Ese impuesto debe destinarse en su totalidad a la salud y la educación que son sectores que es necesario fortalecer socialmente. Proponemos la construcción de hospitales que se necesitan pero no para dárselos a las EPS, hay que fortalecer los hospitales públicos que están con un déficit terrible porque las EPS no les pagan, vamos a contratar más médicos, enfermeras, terapeutas y en los hospitales hay que hacer algo también con la contratación, pues una parte termina en el bolsillo del políticos o de las empresas que contratan a esos funcionarios, eso se tiene que acabar.
¿El acuerdo de paz va marchando, qué opinión le merece?
El capítulo de las Farc tras haber entregado las armas se está cumpliendo, podremos hacerles algunas críticas pero sí están cumpliendo lo que prometieron.
Hay incumplimiento del Gobierno con algunos puntos de la implementación, pero lo que más lamento es que el incumplimiento y el comportamiento del Congreso corrupto en su gran mayoría -sacaría el 20 % del Congreso porque hay gente honesta de los partidos tradicionales, no son la gran mayoría, por supuesto- que no hace sino pensar en sus bolsillos y al que no le importa la paz, a ellos lo que les interesa es tener el país a sus pies para seguir robando.
¿Ha incumplido el Gobierno?
Creo que el mayor incumplimiento ha sido del Congreso que no está comprometido con la paz porque la guerra le ha dado dividendos; pero lo que más lamento es que una persona, hijo de un exministro inmolado por la mafia sea capaz de aliarse para defender la mafia, y hablo de Rodrigo Lara Restrepo… no entiendo el comportamiento de este joven… a veces los jóvenes se comportan como cavernas.
Fuente: EL DIARIO
01/23/2018

Aída Avella propuso combatir la corrupción y acabar de cuajo con las EPS

  La exconstituyente, expresidenta de la Unión Patriótica y exconcejal de Bogotá, Aída Avella Esquivel, recorrió el pasado fin de semana las ciudades del Eje Cafetero […]
01/22/2018

Desde Risaralda, Aída Avella hizo un llamado a renovar la clase política

El pasado Sábada 20 de enero la aspirante al Senado por Decentes, Aída Avella, realizó una fugaz visita por la capital risaraldense. Durante la misma. habló […]
01/22/2018

Para Juan Luis Castro, contra la violencia de género

En vista de las altas cifras de violencia contra la mujer que se registran a diario en Colombia, es importante que la sociedad tome conciencia porque […]
01/21/2018

Desde el liberalismo, Juan Carlos Reinales llamó a la integración regional

En diálogo exclusivo con Diario EL POLITICÓN DE RISARALDA, el aspirante a la Cámara por el Partido Liberal, Juan Carlos Reinales Agudelo, habló acerca de sus […]