Risaralda


El auditorio de la Asamblea estaba casi lleno con los habitantes de diferentes veredas del municipio de Quinchía, quienes quisieron hacerse notar por el problema de acueductos rurales que tienen hace varios meses.


Tuvieron que buscar una ayuda política para hacer contacto directo con las autoridades como la Corporación Autónoma Regional de Risaralda, Cárder; y Aguas y Aseo de Risaralda.


El primero en manifestarse fue Jesús Guevara, representante legal de la Asociación de Acueductos de Quinchía, quien contó que están bebiendo agua de cloacas.


“Quinchía tiene 120 acueductos, es un microfundio y nos vamos a ver obligados a salir a hacer hasta un paro. Además, tenemos inconvenientes con los que tienen que ver en las concesiones del agua. La Secretaría de Salud Pública debe emitir un concepto, pero no nos lo está dando, ni el departamento, ni el municipio”, agregó.


Esto les preocupa porque están en riesgo de que las multinacionales que practican la minería a gran escala, lleguen a apropiarse de las tierras. 

Se evidencia


“Otro problema es la sobretasa. La Cárder nos está subiendo los impuesto y hasta han dicho que nos van a cobrar las visitas a los municipios y no tenemos un funcionario de tiempo completo”, finalizó.


“En Quinchía no se va a hacer nada”, dijo el diputado Mario Marín, tras escuchar hablar a la comunidad, a los funcionarios de la Cárder y Aguas y Aseo de Risaralda, sobre el problema en los acueductos rurales del municipio.


En la plenaria exigió a Luis Ernesto Valencia Ramírez, gerente de la empresa de servicios, que se comprometa a ir hasta cada una de las 48 veredas para que conozca la situación de primera mano.


“Es importante tratar de flexibilizar la posición de los actores, pues debemos tener en cuenta que estos acueductos no tienen laboratorios y el alcalde no colabora permitiendo revisar las muestras en el laboratorio del acueducto municipal, ni siquiera pagando por el servicio”, dijo el asambleísta Marín.


Agregó que lo más preocupante son las concesiones de las veredas Cuzcal alto y bajo, La Esmeralda, Guerrero, Sibal, Guayabal, El Retiro, Piedras y La Cumbre, porque están en zonas donde una empresa minera ya está en exploración.


Por su parte, el diputado Giovanni Londoño, dijo que “Quinchía está abandonado por la administración municipal”, debido a que el Alcalde no se ha apropiado del problema, y no hizo presencia en la Asamblea.

 

Fuente: DIARIO DEL OTÚN

 

07/15/2015

“Con las manos vacías”

El auditorio de la Asamblea estaba casi lleno con los habitantes de diferentes veredas del municipio de Quinchía, quienes quisieron hacerse notar por el problema de […]
07/15/2015

Senador Soto; ¿Una imagen que se destiñe?

El senador Carlos Enrique Soto, del Partido de la U, tenía la aspiración de llegar ante los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, que lo […]
07/14/2015

Lo último en la política risaraldense

Eliana Carmona Giraldo, aspirante al Concejo de Pereira para el período 2016 – 2019, y un equipo conformado por 60 personas, dieron vida a un proyecto […]
07/13/2015

54.581 ciudadanos de Risaralda inscribieron sus cédulas para las próximas elecciones

Un total de 54.581 ciudadanos de Risaralda se acercaron a inscribir su cédula de ciudadanía en un puesto de votación cerca de su lugar de residencia. […]