Risaralda

Mauricio Salazar Peláez renunció hace pocos días a su curul en la Cámara de Representantes por Risaralda y también lo hizo al partido Conservador, en lo que se constituye en el inicio del posible camino hacia una aspiración hacia la Alcaldía de Pereira. Dice que se siente honrado de haber representado a los risaraldenses en el Congreso, señaló que actuó siempre con independencia e hizo varias críticas a esta institución, así como al partido Conservador.

¿Qué le dejó su paso por la Cámara de Representantes?

Tiene un sabor agridulce. Por un lado logramos hacer cosas que recordaré y le aportaron a la sociedad colombiana. En el tema animalista, por ejemplo, yo soy coautor de la Ley 1774 del 2016 que penaliza el maltrato animal en Colombia, antes de esa ley los animales de compañía eran tratados como cosas, el concepto jurídico cambió y hoy son tratados como seres sintientes. Otro aspecto es que hace poco como coordinador ponente del proyecto de ley que busca prohibir las corridas de toros en el país, logré hacer la tarea en Cámara, sacamos adelante ese proyecto en Comisión Séptima y en plenaria de Cámara, ya el proyecto está en manos del Senado. También tengo recuerdos de cómo el proyecto de ley que busca reducir la cotización mensual de los pensionados del 12 % al 4 %, estuvimos ahí, el Congreso logró sacarlo adelante, pero el Presidente de la República envió objeciones y frente a la insistencia del Congreso para que se aprobara, se envió a la Corte Constitucional y estamos esperando que eso sea una realidad.

Habló de lo dulce, ¿cuál es ese sabor amargo que le deja la Cámara?

Hay una parte agria en todo esto, son los males que hay en el Congreso de la República, una institución que está muy desprestigiada y eso la ha desligitimado de manera fuerte. Uno de los males del Congreso es su falta de independencia, que el Congreso le entregó al Gobierno en una transacción que hoy se conoce como mermelada, esta mermelada lo que hizo fue coptar el Congreso y que el ejecutivo tuviese absolutamente toda su influencia sobre el Congreso y entonces finalmente no se tramita ni se aprueba nada que no tenga el visto bueno del ejecutivo y pues entonces el Congreso perdió su esencia de contrapeso dentro de los órganos de independencia que debe tener toda democracia. Por ejemplo la reforma tributaria, que a mi parecer fue demasiado regresiva, es una reforma que atenta contra la capacidad adquisitiva de las familias con menos ingresos y sin embargo el Congreso de la República se prestó para eso, yo no, por eso voté negativo el aumento del IVA del 16 al 19 %.

¿Qué otros males tiene el Congreso?

La corrupción. Para nadie es un secreto que el Congreso de la República cuando se habla de corrupción está en el ojo del huracán y con justa razón porque cada que hay un escándalo de corrupción termina un congresista involucrado. El Congreso se ha ganado ese estigma y eso ha estado de alguna manera auspiciado por el ejecutivo, que ha fomentado esa práctica perversa de canjear la voluntad de los congresistas por prebendas. Otro mal que tiene el Congreso es el tema de los ingresos, los altos salarios de los congresistas. Recuerde que ese es un tema sobre el cual hoy está avanzando la idea de una consulta popular que busca reducir el ingreso de los congresistas y el único congresista de Risaralda que participó en la recolección de firmas para eso fue Mauricio Salazar Peláez. Otro mal que tiene el Congreso es la posibilidad de hacerse reelegir de manera indefinida, entonces se encuentra que hay unos congresistas que se vuelven eternos y eso no oxigena la institución. Por eso considero que el Congreso debe tener una reforma, esperamos que el Senado autorice la convocatoria a una consulta popular que busca reducir el salario, limitar la reelección y que la relación con el Gobierno sea más transparente

¿Qué cree que pasará en el Senado con el proyecto de la prohibición de corridas de toros?

Lo siento muy complicado porque en el Senado hay mucho ganadero, mucho terrateniente, representante de ese sector que se va a oponer a que prohiban las corridas. No la veo fácil pero no es imposible, mi llamado es a que el Senado de la República se conecte con la realidad social y con ese clamor que existe hoy de la sociedad, en particular de acabar con este espectáculo de violencia que hay alrededor de los toros y proscribir estas prácticas violentas.

¿Por qué renunció al partido Conservador?

Presenté renuncia porque el partido Conservador está pasando por una crisis institucional y siento que no es el momento para estar militando allí. En general los partidos están pasando por una crisis institucional seria porque dejaron de lado las banderas ideológicas, los partidos políticos hoy desde el punto de vista ideológico en poco o en nada se distinguen, respetando algunas excepciones que puede haber. Hoy los partidos se dedicaron más al tema de la mecánica política, la mecánica burocrática y de contratos.

¿Va a ser candidato a la Alcaldía de Pereira?

Estoy muy joven y tengo mucho que aportarle a mi ciudad y a mi departamento. Yo no me voy a retirar de este camino de servir a mi ciudad, pero ¿desde dónde? Yo no sé, para el tema de Alcaldía todavía falta mucho. Muchas personas me han hablado de la Alcaldía y a mí me parece atractivo porque desde la Alcaldía se podría hacer mucho por la ciudad, yo podría aportarle más a Pereira, que es lo que me gusta, trabajar por la gente. Pero es prematuro, falta mucho, hablar hoy de candidatura a la Alcaldía me parece que no es el momento, pero es un tema que no descarto.

¿Cómo va a ser su camino político sin el partido Conservador?

Hay algo que tengo claro y es que hoy no quiero pertenecer a ningún partido político porque como le dije, hay una crisis institucional. Hablemos de los partidos tradicionales. El Liberal acaba de sufrir la más estruendosa derrota que haya tenido en toda su historia, un candidato a la presidencia como Humberto de la Calle, de quilates, sacó una votación de senador; es decir, es una cosa totalmente penosa. Pero bueno, el partido Liberal por lo menos tuvo candidato, el Conservador ni siquiera pudo sacar uno. Por eso no quiero navegar en esas aguas, simplemente quiero como un ciudadano avanzar y si me le mido a una aspiración política para la Alcaldía de Pereira, lo haré en representación de ciudadanos a través de firmas, sería el único camino que hoy abordaría para ese tema. No sé qué pase más adelante con los partidos, pero hoy el partido Conservador es un partido sin Dios y sin ley, lo digo en la medida en que todos los dirigentes van cada uno por su lado, en defensa de sus propios intereses y por eso las banderas y la ideología hace mucho rato quedaron tiradas en el camino.

Fuente: EL DIARIO

 

06/05/2018

Mauricio Salazar hizo duras críticas al Partido Conservador

Mauricio Salazar Peláez renunció hace pocos días a su curul en la Cámara de Representantes por Risaralda y también lo hizo al partido Conservador, en lo […]
06/05/2018

“Estaremos prestos para analizar diferentes situaciones”: Durguez Espinosa

Una comisión integrada por el presidente de la Asamblea de Risaralda, Durguez Espinosa y los diputados Fernan Caicedo y Hugo Armando Arango, viajará mañana lunes a […]
06/01/2018

Aunque la “U” llamó al voto libre, Juan Carlos Valencia optó por Duque

Después de los resultados electorales del día 27 de Mayo, en los cuales pasaron a segunda vuelta las fórmulas Iván Duque – Martha Lucía Ramírez y […]
05/31/2018

Jorge Isaac López llamó a votar por Petro y a evitar “una dictadura uribista”

El presidente del Comité “Orlando Fals Borda”, corriente interna del Polo Democrático Alternativo, Jorge Isaac López López, se mostró optimista de cara a la segunda vuelta […]