Risaralda

resized_image030
En el puesto 16 -de 26 departamentos- está Risaralda al presentar víctimas de tipo violento en lo que va corrido del 2016, es decir, entre enero y septiembre.
Según la Misión de Observación Electoral (MOE) hay registro en el departamento de dos personas que han sido amenazadas, otras dos han recibido atentados y dos más han fallecido. Esto representa el 2,40 % de las víctimas en todo el país.
A nivel nacional, la MOE señaló que la mayoría de los hechos son amenazas (164 víctimas), seguido por asesinatos a funcionarios de elección popular, líderes políticos y sociales (51 víctimas) y atentados (30 víctimas).
Si se comparan los datos con las víctimas de los municipios que serán Zonas Veredales Transitorias de Normalización o Puntos Campamentarios, se observa una misma tendencia en la que predominan las amenazas y los asesinatos como principales hechos de violencia.
En términos proporcionales, un 7,2 % de los hechos de violencia ocurrieron en esos territorios. Los departamentos que más han tenido víctimas son Antioquia con 35 hechos, Tolima con 32, Cauca con 26 y Caquetá y Santander con 17 cada uno.
Guerrilla pide perdón

Como se habían comprometido, los guerrilleros de las Farc, a través de sus representantes, pidieron perdón ante las víctimas de los municipios Bojayá (Chocó) y Apartadó (Antioquia), donde ocurrieron cruentas masacres.

Las Farc, por medio de su número dos, Luciano Marín, alias Iván Márquez, reiteraron su pedido de “perdón infinito” a las víctimas de la masacre de Bojayá, en la que murieron 79 personas el 2 de mayo de 2002 a causa de un explosivo lanzado por la guerrilla.

“Con nuestras almas contritas, pedimos nos perdonen y nos den la esperanza del alivio espiritual permitiéndonos seguir junto a ustedes haciendo el camino que, reconciliados, nos conduzca hacia la (nueva) era”, dijo “Márquez” en un comunicado leído en la iglesia de Bojayá, localidad del departamento del Chocó, en el oeste del país

En ese templo murieron las 79 personas que se habían refugiado en la iglesia para protegerse de un combate entre las Farcy los paramilitares.

En su discurso, Márquez reconoció que “el perdón es un asunto íntimo de la conciencia humana, por lo que solo se puede conceder en su absoluta dimensión salvadora y sanadora. Media la sinceridad y el arrepentimiento verdadero, que son dos poderosas razones que nos impulsan para tender nuestras manos de reconciliación al pueblo de Bojayá y hacia todas las personas de estas tierras de esperanza a quienes pudiéramos haber ofendido de palabra, obra o pensamiento”.

La Chinita

Víctimas de la matanza de La Chinita, en la que 35 personas fueron asesinadas por el V frente de las Farc hace 22 años, hicieron un descarnado relato a los jefes de esa guerrilla, sobre el horror vivido aquella noche en el barrio Obrero de Apartadó.

En el colegio San Pedro Claver, situado a menos de un kilómetro de La Chinita, se reunieron representantes de las Farc con familiares y amigos de los asesinados,  para asistir a un acto de pedido de perdón de las Farc.

El jefe guerrillero Luciano Marín, alias Iván Márquez, Félix Muñoz, alias Pastor Alape y Luis Óscar Úsuga, alias Isaías Trujillo, escucharon en silencio y con cierta incomodidad la desgarradora narración hecha por familiares y actores en nombre de hijos y padres de las víctimas de la orgía de sangre en que los guerrilleros convirtieron la estrecha calle de La Chinita, la noche del 23 de enero de 1994.

“Estaban en una fiesta y les llegaron, y los callaron, 34 hombres y una mujer. Nos arrebataron a 34 hombres y una mujer, nos robaron la alegría”, repetían como una sola voz retumbante en la representación frente a los líderes de las Farc.

La noche de la matanza, los miembros del grupo guerrillero llegaron hasta La Chinita y sin mediar palabra abrieron fuego contra decenas de personas que estaban en una fiesta para recolectar fondos para el inicio del año escolar.

Buscaban a desmovilizados de la guerrilla del Ejército Popular de Liberación (Epl), que habían dejado las armas casi tres años antes y habían formado el partido político Esperanza, Paz y Libertad (EPL).

Iván Márquez, dijo al tomar la palabra para pedir perdón que “nunca el mando de las Farc ordenó tal atrocidad pero aquí estamos para responder como colectivo, como organización”.

El momento más conmovedor fue cuando tomó la palabra Diana Hurtado, hija de Fausto Hurtado Córdoba, para leer en público, con la voz ahogada por el llanto, una carta escrita a su padre, una de las víctimas de aquella matanza.

Al final, las víctimas, que habían llegado en una caminata iniciada en La Chinita, expresaron su perdón a las FARC con la convicción de que, como dijo una de ellas, “los sueños pueden más que los recuerdos”.

Fuente: DIARIO DEL OTÚN

10/01/2016
resized_image030

El MOE se refirio a la violencia política en el departamento

En el puesto 16 -de 26 departamentos- está Risaralda al presentar víctimas de tipo violento en lo que va corrido del 2016, es decir, entre enero […]
09/30/2016
resized_14550967_10205338523782943_556908463_o (1)

Polo Democrático Alternativo y “Soy Risaraldense”, van por la paz

Durante el día de ayer, el Polo Democrático Alternativo estuvo entregando publicidad alusiva al SÍ en el plebiscito- Debido a las ocupaciones laborales de su militancia, […]
09/30/2016
registraduria_28092016

Ataque informático a la Registraduría siembra dudas y confusión

Un nuevo ataque informático se produjo en una de las aplicaciones de la Registraduría Nacional, específicamente en el aplicativo en el que los colombianos consultan su […]
09/29/2016
gobernador y presidente

Plan de desarrollo de Risaralda, entre los mejores del país

El Plan de Desarrollo 2016-2019: Risaralda Verde y Emprendedora, fue preseleccionado por el Departamento Nacional de Planeación, DNP, como uno de los tres mejores del país, […]