Risaralda

descarga

El pasado domingo, con la presencia del gobernador de Risaralda, Sigifredo Salazar, se llevó a cabo el cierre de sesiones ordinarias de la Asamblea, que tuvo momentos complicados y situaciones para recordar, como la polémica por el mes que estuvo sin facultades el Gobernador para contratar.

En este período se vio con mayor notoriedad la división entre los dos grupos, el mayoritario (G7), que hace oposición al Gobernador y está integrado por siete diputados, y el minoritario (G5) que está del lado del mandatario, con cinco corporados.

Del lado del G5, algunos integrantes señalaron que en lugar de control político, lo que hubo fue descontrol.

“De cierta manera hubo mucho descontrol político; por parte de la administración departamental los secretarios de despacho estuvieron muy técnicos y juiciosos, pero lamentablemente por parte de algún sector de la corporación hubo descontrol; ejemplo, el tema de las facultades que generó traumatismo”, dijo la diputada liberal Vivian López, para quien “colocarle palos a la rueda no puede ser control político, fue más un traumatismo y descontrol”.

Por su parte, el también Liberal y miembro del grupo minoritario, Mario Marín Hincapié, señaló que en todos los años que lleva en la Asamblea, el descontrol se notó porque “es primera vez que se cita a un funcionario en varias oportunidades para que responda algunas inquietudes y le toca esperar todo un día a que llegue su turno, para que al finalizar la sesión  no pueda rendir su informe y tenga que volver en la siguiente sesión”, señaló.

Y para Durgues Espinosa, del G5 y militante del Centro Democrático, es lamentable el rifirrafe entre los dos bloques. “Hubiera querido que el control político fuera más organizado, por ejemplo para la semana pasada estaba planteado el debate sobre Unisarc y sencillamente un día antes del debate lo sacaron del orden del día porque no se presentó nadie; pero eso no fue así, porque se hicieron presentes el representante de los egresados, el representante del Consejo Superior y un diputado citante, como yo”.

Hablan los del G7

Integrantes del grupo mayoritario de la Asamblea, señalaron que por el contrario a un descontrol político, lo que se hizo en este período de sesiones ordinarias, fue un estricto control.

Jhon Jairo Arias, diputado de la U, considera que el descontrol solo estuvo en el cronograma porque hubo secretarios que les tocó dividir en dos partes la exposición y estar en dos sesiones.

“Fueron jornadas extensas y agotadoras pero muy fructíferas, aún así nos quedaron muchas interrogantes, nos quedó faltando tiempo para otras instituciones, como la Secretaría de Servicios Administrativos, Diagnosticentro, Casa de Cultura de Marsella, Terminal de Transportes y Unisarc”, dijo Arias.

Por su parte, Fernan Caicedo, también de la U, dijo que hubo control político serio. “Los secretarios vienen acá, más que a argumentar y a escuchar nuestras intervenciones, a defenderse. Por eso considero que así es muy difícil construir, pienso que hay que hacer una reorientación del Plan de Desarrollo, porque de lo contrario no vamos a salir avantes de estas actividades que están por ejecutarse”.

Y para el diputado Juan Carlos Valencia, hubo mucho control. “Nunca en su historia, esta Asamblea asumió su papel, los dos bloque estudiamos y hemos dado debates álgidos, para la muestra el de la Secretaría de Educación, tres sesiones seguidas, eso es un control político serio”, explicó.

Los proyectos sancionados

Cuatro proyectos de ordenanza fueron sancionados y solo uno fue archivado. En la sesión de cierre fue sancionado el proyecto de ordenanza 009, por el cual se modifica el presupuesto general de rentas del departamento para la vigencia fiscal 2017. Este proyecto fue aprobado con 11 votos y una ausencia, la del diputado Mario Marín, quien tenía permiso.

Otro de los proyectos sancionados, fue el 005, por el cual se implementa la política de reciclaje y basura cero en todas las dependencias del orden departamental, proyecto que incluso resolvió el Tribunal Contencioso Administrativo, tras las objeciones hechas por el Gobernador.

También pasó la ordenanza 006, por la cual se modifica el presupuesto general de rentas y gastos del departamento para la vigencia fiscal 2017 y la 007, por medio de la cual se autoriza al Gobernador la celebración de contratos. Esta fue la que más polémica causó de ambos bloques en la Asamblea, sin embargo finalmente las facultades le quedaron al Gobernador hasta el 15 de octubre del presente año.

La única ordenanza archivada fue la 008, ya que hacía referencia a las facultades del Gobernador, con período hasta el 31 de diciembre, pero como la 007 fue aprobada, los corporados la archivaron.

Fuente: EL DIARIO

08/02/2017

Se hace más visible división al interior de la Asamblea

El pasado domingo, con la presencia del gobernador de Risaralda, Sigifredo Salazar, se llevó a cabo el cierre de sesiones ordinarias de la Asamblea, que tuvo […]
08/01/2017

Sigifredo Salazar condecorará funcionarios públicos

Miércoles 2 de agosto de 2017  9:00 a.m. Gobernador Sigifredo Salazar Osorio y el director de la Agencia Nacional de Tierras, Miguel Samper Strouss lideran el evento “Avances de […]
08/01/2017

Diputado Durguez Espinosa invita a charla de Francisco Santos en Pereira

Con la invitación especial del diputado de Centro Democrático Durguez Espinosa Martínez, junto a la de los concejales Yaneth Palacio, Viviana Arroyabe, César Gómez y Alberto Peláez, […]
07/31/2017

Luis Fernando Duque se siente “bendecido” por trabajar con Vivian López

Recorriendo desde ya diferentes regiones, en especial Caldas, Risaralda y norte del Valle, está el senador Liberal, Luis Fernando Duque, expresidente de la Comisión Cuarta del […]