Uno de los casos que más ‘ruido’ ha generado en la ciudad es el que tiene que ver con la negociación que hicieron en su momento el desaparecido Infi Pereira y el Zoológico Matecaña, por el cual se gestó el Bioparque Ukumarí.

La Contraloría esta investigando sí en los $ 12.500 millones que se pagaron por el Know How (conocimiento) y el Good Will (nombre), también se pagó la colección de animales, lo que estaría prohibido.

Alberto Arias Dávila, contralor de Pereira, manifestó que “la mayoría de los animales que estaban en el Zoológico Matecaña, hasta donde tengo entendido, eran producto de donaciones o decomisos que realizaban las autoridades y por eso no se podían vender. Estamos revisando unas actas para ver qué fue lo que se negoció concretamente”.

Este caso viene siendo investigado desde hace varios meses, y aunque todavía no hay un informe final por parte del organismo de control mencionado, se espera conocer los resultados lo antes posible.

A pesar de que muchos pereiranos exigen mayor agilidad en los resultados de la Contraloría, el titular de esta entidad afirma que tienen pocos funcionarios, alrededor de 46, para realizar las diferentes investigaciones que adelanta este organismo.

Estampillas 

Otro de los casos que más ha sonado en la ciudad, es el del no pago de las estampillas pro cultura y pro adulto mayor, por parte del actual operador del Aeropuerto Matecaña. La situación también sigue bajo la lupa de la Contraloría.

Sobre este aspecto, el organismo de control conceptuó que “no se realizó el cobro del impuesto de la estampilla Pro-cultura sobre el contrato nro. 092 por valor de $ 287.324.000.000, firmado entre el Aeropuerto Internacional Matecaña y la Operadora Portuaria Aeropuerto Matecaña S.A.S, para la construcción, modernización y adecuación del lado tierra del Aeropuerto y la construcción, administración, operación y mantenimiento, operación aeroportuaria, explotación comercial y reversión tanto del lado aire como del lado tierra del Aeropuerto Internacional Matecaña que sirve a la ciudad de Pereira, el cual asciende a la suma de $ 4.309.860.000”.

Situación similar ocurrió con la estampilla Pro-adulto mayor, ya que tampoco ha sido pagada y asciende a los $ 5.746.480.000.

Para Arias Dávila, es claro que el operador del Aeropuerto, al recibir el manejo del mismo debe cancelar las estampillas, porque si bien no está recibiendo dinero directamente del municipio o del aeropuerto, sí esta recibiendo un bien, es decir recibe en especie.

Fuente: EL DIARIO

12/30/2018

Contraloría pereirana investiga negociación que dió origen al bioparque Ukumarí

Uno de los casos que más ‘ruido’ ha generado en la ciudad es el que tiene que ver con la negociación que hicieron en su momento […]
12/28/2018

Sumas y restas en la lucha por la Alcaldía de Pereira

Hoy a diez meses de la hora cero para la elección de nuevos gobernantes, vemos que se empiezan a dar las sumas y restas de los […]
12/28/2018

Cubierta del estadio Hernán Ramírez Villegas; ¿revestida de corrupción?

En el año 2010 la administración de Israel Londoño celebró el contrato de obra pública N° 1321 cuyo objeto era la modernización del Estadio Hernán Ramírez […]
12/26/2018

CDI, la apuesta de la Secretaría de Educación pereirana

Ante la imposibilidad económica de poder matricular a sus hijos en un jardín infantil, muchos padres de familia prefieren dejar a sus descendientes (niños y niñas) […]