colprensa

Las Zonas de Reserva Forestal – ZRF, fueron creadas por la Ley 2a de 1959 con el propósito de desarrollar la economía forestal y proteger los suelos, el agua y la vida silvestre. En un principio estas áreas ocupaban 65 millones de hectáreas, sin embargo en la actualidad abarcan 51.3 millones hectáreas y se localizan en buena parte de la Amazonía, el Pacífico y la región Andina, la Sierra Nevada de Santa Marta, la Sierra Nevada del Cocuy y las Serranías de San Lucas y de Los Motilones.

El debate sobre el futuro de estas zonas de protección-producción es neurálgico para el desarrollo y ordenamiento espacial de la ruralidad colombiana. En el presente texto se tocarán algunas de las aristas que dicho debate delinea. En primer lugar, se plantearán algunos estudios de caso que están llevando a renfocar la política pública de ZRF cuando están de por medio procesos de restitución a víctimas del conflicto armado. En segundo lugar, se analizará el estado de la mencionada figura de ordenamiento y protección ambiental frente a las necesidades territoriales del campesinado en sentido amplio.

 

Zonas de Reserva Forestal y Restitución

El reciente fallo del Tribunal Superior de Antioquia, en auto fechado el 8 de julio pasado, que compromete al Estado a restituir material y formalmente los predios reclamados por campesinos victimas de desplazamiento forzado a manos de las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (Accu) en el corregimiento Macondo del Urabá Antioqueño, no es solamente un ejercicio de correcta interpretación de la Ley, sino fundamentalmente un acto de justicia. Al anterior caso, suficientemente documentado[1], se le suma la Sentencia del 30 de mayo de 2016 del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá que otorga la restitución con reformulación del manejo en Área Protegida a favor de José Tiberio Ortiz y Elenis Mora en el municipio de El Dorado, departamento del Meta.  En este caso, don José Tiberio y Elenis (su cónyugue), fueron víctimas de desplazamiento forzado debido al enfrentamiento permanente entre el Frente 26 de las FARC y las Autodefensas del Alto Ariari.

Las anteriores decisiones son importantes porque los derechos a ser restituidos materialmente se le habían negado en varias oportunidades a los campesinos mencionados anteriormente, argumentando que sus predios quedaban al interior de Zonas de Reserva Forestal. Tal situación significaba que en dichas áreas -cobijadas bajo la legislación de protección ambiental- no procede la adjudicación de baldíos para campesinos sujetos de reforma agraria y, de manera conexa, tampoco es viable la restitución. Sin embargo, existen algunos elementos contemplados en cada una de las decisiones que rechazaron en primera instancia la adjudicación-restitución que merecen ser mencionados.

Para el caso del Meta, el Juzgado Primero Civil Especializado en Restitución de Villavicencio no solo negó la adjudicación del predio por estar ubicado en área de preservación de la Zona de Reserva Forestal de la Macarena, sino que además declaró improcedente la compensación a los campesinos víctimas de la violencia. Los argumentos de la sentencia de restitución bien podrían ganarse un lugar en el conjunto de historias extraordinarias que conforman nuestro realismo mágico estatal: el juez negó la compensación argumentando que el desconocimiento de la norma no era excusa para que los campesinos hubieran usufructuado productivamente un terreno que debía ser protegido por razones medioambientales. Paradójicamente al mismo tiempo, se negó la adjudicación de la tierra porque el predio que debía ser protegido se traslapaba con un título minero!!!.

De otra parte, en el caso del corregimiento de Macondo (Urabá antioqueño), la historia le hace honor a su nombre. Y es que es muy difícil comprender por qué en primera instancia se negó la posibilidad de restitución a los campesinos, cuando de acuerdo con la Fundación Forjando Futuros: “[…] a los empresarios opositores se les permite continuar en ese mismo territorio explotando la tierra”[2].

Seguramente que las sentencias en Meta y Antioquia constituyen importantes precedentes legales que permitirán ampliar los alcances de la Ley 1448 de víctimas. Por ejemplo, con el sustento de estas Sentencias, ahora será necesario demandar la nulidad por inconstitucionalidad del Decreto 440 de 2016 que orienta a la Unidad de Restitución a negar desde su etapa inicial la solicitud de ingreso al “registro como víctima”, cuando se trate de un predio ubicado en Zona de Reserva Forestal. Claramente, a la luz de las sentencias judiciales del Meta y el Urabá, en el anterior procedimiento se configura una violación al derecho de acceso a la justicia y debido proceso porque no les permiten a las Victimas acceder a la instancia judicial y solicitar la compensación.

Las Zonas de Reserva Forestal y el ordenamiento rural contemporáneo

Históricamente se han sustraído a las ZRF cerca de 13 millones de hectáreas desde 1959. Existen varias clases de sustracciones, pero podríamos agruparlas en las siguientes categorías: para la constitución de cabeceras municipales y programas de expansión urbana, para actividades de utilidad pública o interés social, para programas de reforma agraria y desarrollo rural. Realizar un balance detallado de esos procesos de sustracción es bastante complicado, porque en la práctica se sobreponen diversas jurisdicciones institucionales y legales. Aunque a nivel general podría decirse que cerca de 10 millones de las hectáreas sustraídas corresponden con procesos de adjudicación a campesinos sujetos de reforma agraria; un millón y medio se han convirtieron en “Reservas indígenas” (hoy Resguardos) otro millón han elevado su rango de protección convirtiéndose en Parques Naturales u otras formas de protección;  y quizás 500 mil hectáreas restantes han sido sustraídas en función de procesos de urbanización rural o actividades de utilidad pública.

Por otro lado, de las 51 millones de hectáreas declaradas ZRF existen 22 millones compartidas con resguardos indígenas, hacia la Amazonía principalmente. Mientras que 4 millones son compartidas con titulaciones colectivas de comunidades negras, en el Pacífico. Además, hoy en día dentro de las ZRF se encuentran 101 cascos urbanos en 267 municipios, que ocupan aproximadamente 5 millones de hectáreas, donde ya no existen bosques y corresponden con áreas urbanas e intervenidas. Lo anterior, nos llevaría a pensar que realmente se cuenta con cerca de 20 millones de hectáreas de ZRF hoy en día, que presumiblemente aún son bosques y que no se traslapan con ninguna figura de ordenamiento étnico territorial como los resguardos y titulaciones colectivas afrocolombianas.

Para entender mejor los anteriores datos, es necesario cambiar el lente de análisis y prestar atención a la distinción étnica que establece el cruce entre los regímenes legales tanto ambientales como multiculturales. Desde esta perspectiva, los sujetos de reforma agraria son subdivididos en dos clases de acuerdo con el Decreto 2664 de 1995 (de adjudicación de baldíos): De un lado, las poblaciones indígenas, quienes en virtud de la Ley 21 y sus posteriores desarrollos pueden titular tierra colectiva en zonas de protección ambiental como los Parques Naturales y, además, pueden sustraer de facto las ZRF en el momento en que se constituyen sus resguardos. De otro lado, los demás sujetos campesinos, a quienes no es posible adjudicar tierra en Parques Naturales y quienes solo pueden acceder a las ZRF en virtud de un plan de manejo ambiental, el cual se establece luego de la implementación de procesos de sustracción sobre dichas zonas.

Mención aparte se merece el caso de las comunidades afrocolombianas, para quienes la interpretación operativa de la ley ha sido bastante ambigua. Ya que si bien el Decreto 1745 de 1995, que regula el procedimiento de titulación colectiva a comunidades negras, aclara que “los baldíos que constituyan reserva territorial del Estado” son áreas inadjudicables, Como se observó anteriormente, en el Pacífico fueron tituladas colectivamente a las comunidades afrocolombianas cerca de 4 millones de hectáreas. Otro elemento indicativo de su ambigüedad, se encuentra cuando se constata que los 4 millones adjudicados no son reportados como procesos de sustracción de ZRF.

Frente a este panorama existen varios debates que emergen con fuerza y que seguramente se decidirán tanto en el curso de los actuales procesos de re-ingeniería a la institucionalidad agraria, como en los resultados de negociación al punto número uno de la Habana: i) La legitimidad de los 10 millones de hectáreas sustraídas históricamente para campesinos; ii) la inequidad en los procedimientos de sustracción de ZRF a nivel étnico-cultural; iii) el futuro técnico administrativo de los procesos de sustracción con destinación a comunidades campesinas. Veamos a continuación cada uno de estos tres elementos.

En primer lugar, actualmente existen muchas dudas sobre la adjudicación y el uso del suelo que tuvieron los 10 millones de hectáreas de sustracción sobre ZRF que supuestamente fueron adjudicados a campesinos; sobre todo porque dichas áreas, de acuerdo con la Ley vigente[3] y al Plan de manejo establecido en la sustracción, deberían privilegiar una vocación de pequeña economía campesina. Sin embargo, lo que se encuentra en aquellas tierras es la implementación del monocultivo agroindustrial o su uso extensivo en ganadería. Lo anterior invita a pensar en dos posibles escenarios que configuraron dicho estado de las cosas: i) que no necesariamente se respetó el criterio de acceso a pequeños campesinos sin tierra, sino que se adjudicaron directamente a grandes propietarios y agroindustriales; o ii) que se adjudicaron a pequeños campesinos, pero los procesos de despojo y desplazamiento propios del conflicto armado, así como la dinámica propia del mercado de tierras, fueron generando con el tiempo la acumulación de la tierra en pocos propietarios con su respectivo cambio en el uso del suelo. Aunque quizás el proceso más verosímil es el segundo, tales acciones no solamente son graves en la medida que se estarían evitando que la tierra cumpla con su función social; sino porque de comprobarse dicho uso, jurídicamente el gobierno estaría en la obligación de suspender dichas sustracciones y devolverlas a su estado originario de ZRF.

En segundo lugar, un elemento que recurrentemente es cuestionado por las organizaciones de campesinos en sus procesos de interlocución con el Estado, es la profunda inequidad étnica en los procesos de adjudicación y/o sustracción sobre las áreas de protección ambiental. Mientras que a las comunidades indígenas y afrocolombianas se les permite constituir sus figuras territoriales sobre las ZRF, para los campesinos que no se identifican bajo criterios étnicos, dicho procedimiento debe pasar administrativamente por un estudio adicional de sustracción. Tales estudios, aunque sencillos técnicamente, han tendido a convertirse en un dispositivo que dilata la adjudicación campesina. Un ejemplo de la anterior dinámica, es el proceso de sustracción sobre la ZRF del Río Magdalena en la Serranía de San Lucas, Sur de Bolívar, el cual busca adjudicar tierra a campesinos asentados en esta zona a partir de las migraciones causadas por la violencia política en la década de 1960. Allí, en 2014, el INCODER contrató por $1.200 millones un estudio de sustracción de ZRF que, a pesar de realizarse durante un año, no logró detallar todo el territorio de sustracción al nivel que requiere el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible. Al final, el operador contratado se declaró imposibilitado para terminar ese trabajo y devolvió la tercera parte del recurso contratado.

Como es posible deducir a partir de la anterior información, existe una especie de racismo estructural inverso cuando se comparan los derechos y procedimientos dirigidos a la población campesina mestiza frente a sus pares étnicos. Así, mientras que indígenas y afrocolombianos son asimilados directamente como guardianes del medio ambiente por la política pública, los campesinos son pensados como poblaciones depredadoras. Lo anterior porque quizás en el imaginario proteccionista se está igualando bajo un mismo rótulo actividades de ganadería extensiva y monocultivo agroindustrial con la pequeña economía familiar campesina.

Finalmente, en tercer lugar, a futuro es importante pensar ¿Cuál podría ser la mejor solución en términos administrativos de adjudicación y de sostenibilidad para las tierras rurales que ya no son bosques y que por consecuencia son susceptibles de sustracción de ZRF? Ya desde 2013, en épocas de Juan Camilo Restrepo, el INCODER había identificado cerca de 850 mil hectáreas de ZRF que podían ser sustraídas con fines de adjudicación a campesinos sin tierra, o para la formalización de su propiedad (Ver Implementación de la política integral de tierras 2010-2013).

Hoy en día, de acuerdo con varios funcionarios entrevistados, se estima que dicho monto podría llegar a 3 millones de hectáreas. En referencia a este ítem, vale la pena retomar las reflexiones que viene produciendo la Mesa de Interlocución del Sur de Bolívar, luego del fracaso sobre la sustracción en la ZRF del Río Magdalena en 2014. En esta Mesa, los campesinos se están preguntando no solo por la ineficiencia de los mecanismos de sustracción, sino por el futuro de sus territorios luego de la sustracción misma.  El temor creciente es que luego de la sustracción y la posible adjudicación individual, las dinámicas propias del mercado de tierras y los enormes recursos minero-ambientales que sus territorios albergan, signifiquen la pérdida de sus tierras o el deterioro de las condiciones ambientales que permiten la economía campesina.

En este sentido, la mejor solución parecería ser que el Estado colombiano piense en sus campesinos mestizos como comunidades a las que les interesa proteger sus territorios, tanto como a las comunidades indígenas y de afrocolombianos. A partir de allí, se debería eliminar la sustracción sobre los procesos de legalización o adjudicación de la propiedad campesina, es decir, que la adjudicación al pequeño campesino sea posible dentro de las mismas ZRF, para que en el marco de procesos de economía campesina se desarrollen proyectos de producción sostenible que ayuden a cumplir los objetivos para los cuales fueron creadas la ZRF en la Ley 2ª de 1959. Si lo anterior tiene lugar, estos territorios serían blindados al mismo tiempo por la normativa de protección ambiental, así como por las políticas de desarrollo sostenible con enfoque territorial para la producción de alimentos, tal y como se instituyó en la Constitución colombiana y en la actual Ley 160 de Reforma Agraria.

Foto portada tomada de http://www.wwf.org.co/


08/21/2016

¿Qué será de los campesinos de las zonas de reserva forestal?

Las Zonas de Reserva Forestal – ZRF, fueron creadas por la Ley 2a de 1959 con el propósito de desarrollar la economía forestal y proteger los […]
08/21/2016

La identidad de género como derecho

La construcción de la identidad de género es un proceso histórico, cultural y personal. Require entender la categoría como algo plástico y cambiante, que requiere una […]
08/21/2016

Avanza nomás el plebiscito hacia la paz de los colombianos

La Corte Constitucional en la sentencia que le dio vía libre al Proyecto de Ley Estatutaria que reglamenta el plebiscito, solamente declaró dos artículos como inexequible. […]
08/21/2016

Cámara, “generosa” con quienes vayan a trabajar en bicicleta

  En último debate, la Cámara de Representantes aprobó un proyecto de ley que pretende recompensar con medio día libre por cada 30 días seguidos en […]
pagina anterior
12345678910111213141516171819202122232425262728293031323334353637383940414243444546474849505152535455565758596061626364656667686970717273747576777879808182838485868788899091929394959697989910010110210310410510610710810911011111211311411511611711811912012112212312412512612712812913013113213313413513613713813914014114214314414514614714814915015115215315415515615715815916016116216316416516616716816917017117217317417517617717817918018118218318418518618718818919019119219319419519619719819920020120220320420520620720820921021121221321421521621721821922022122222322422522622722822923023123223323423523623723823924024124224324424524624724824925025125225325425525625725825926026126226326426526626726826927027127227327427527627727827928028128228328428528628728828929029129229329429529629729829930030130230330430530630730830931031131231331431531631731831932032132232332432532632732832933033133233333433533633733833934034134234334434534634734834935035135235335435535635735835936036136236336436536636736836937037137237337437537637737837938038138238338438538638738838939039139239339439539639739839940040140240340440540640740840941041141241341441541641741841942042142242342442542642742842943043143243343443543643743843944044144244344444544644744844945045145245345445545645745845946046146246346446546646746846947047147247347447547647747847948048148248348448548648748848949049149249349449549649749849950050150250350450550650750850951051151251351451551651751851952052152252352452552652752852953053153253353453553653753853954054154254354454554654754854955055155255355455555655755855956056156256356456556656756856957057157257357457557657757857958058158258358458558658758858959059159259359459559659759859960060160260360460560660760860961061161261361461561661761861962062162262362462562662762862963063163263363463563663763863964064164264364464564664764864965065165265365465565665765865966066166266366466566666766866967067167267367467567667767867968068168268368468568668768868969069169269369469569669769869970070170270370470570670770870971071171271371471571671771871972072172272372472572672772872973073173273373473573673773873974074174274374474574674774874975075175275375475575675775875976076176276376476576676776876977077177277377477577677777877978078178278378478578678778878979079179279379479579679779879980080180280380480580680780880981081181281381481581681781881982082182282382482582682782882983083183283383483583683783883984084184284384484584684784884985085185285385485585685785885986086186286386486586686786886987087187287387487587687787887988088188288388488588688788888989089189289389489589689789889990090190290390490590690790890991091191291391491591691791891992092192292392492592692792892993093193293393493593693793893994094194294394494594694794894995095195295395495595695795895996096196296396496596696796896997097197297397497597697797897998098198298398498598698798898999099199299399499599699799899910001001100210031004100510061007100810091010101110121013101410151016101710181019102010211022102310241025102610271028102910301031103210331034103510361037103810391040104110421043104410451046104710481049105010511052105310541055105610571058105910601061106210631064106510661067106810691070107110721073107410751076107710781079108010811082108310841085108610871088108910901091109210931094109510961097109810991100110111021103110411051106110711081109111011111112111311141115111611171118111911201121112211231124112511261127112811291130113111321133113411351136113711381139114011411142114311441145114611471148114911501151115211531154115511561157115811591160116111621163116411651166116711681169117011711172117311741175117611771178117911801181118211831184118511861187118811891190119111921193119411951196119711981199120012011202120312041205120612071208120912101211121212131214121512161217121812191220122112221223122412251226122712281229123012311232123312341235123612371238123912401241124212431244124512461247124812491250125112521253125412551256125712581259126012611262126312641265126612671268126912701271127212731274127512761277127812791280128112821283128412851286128712881289129012911292129312941295129612971298129913001301130213031304130513061307130813091310131113121313131413151316131713181319132013211322132313241325132613271328132913301331133213331334133513361337133813391340134113421343134413451346134713481349135013511352135313541355135613571358135913601361136213631364136513661367136813691370137113721373137413751376137713781379138013811382138313841385138613871388138913901391139213931394139513961397139813991400140114021403140414051406140714081409141014111412141314141415141614171418141914201421142214231424142514261427142814291430143114321433143414351436143714381439144014411442144314441445144614471448144914501451145214531454145514561457145814591460146114621463146414651466146714681469147014711472147314741475147614771478147914801481148214831484148514861487148814891490149114921493149414951496149714981499150015011502150315041505150615071508150915101511151215131514151515161517151815191520152115221523152415251526152715281529153015311532153315341535153615371538153915401541154215431544154515461547154815491550155115521553155415551556155715581559156015611562156315641565156615671568
pagina siguiente