Jaramillo y Ortiz, de forma similar a la que lo hizo David Murcia en DMG, captaron masiva e ilegalmente dinero del público y no lo reintegraron, cargos que no reconocieron, y cuyos delitos relacionados están pendientes con la justicia.

La condena que recibieron de 5 años y 9 meses, por ser menor de 8 años, podrá ser domiciliaria, y por las rebajas que les aplicarán, saldrán en unos 3 meses, aseguró el abogado de las víctimas, Francisco José Sintura, que apelará la condena ante el Tribunal Superior de Bogotá.

“No podemos olvidar que estas personas admitieron haber estafado a 1028 personas en más de 400 mil millones de pesos”, aseguró Sintura, citado por Blu Radio.

Publicidad

Según explicó, los cerebros del caso Interbolsa llevan dos años de detención y sumarán rebajas adicionales de un día de descuento por cada dos de trabajo tras las rejas. Además, “descuentos cuando cumplan las dos quintas partes de la pena. Eso va a ocurrir en menos de un año”, agregó.

El abogado también criticó que la Fiscalía haya expresado su beneplácito con la condena, entre otras cosas, porque va en contra de lo que ha mencionado el fiscal Néstor Humberto Martínez en torno al proceso.

“Muy probablemente la libertad la recuperen en menos de tres meses, a menos que se produzcan decisiones en los otros casos que están pendientes: lavado de activos y manipulación de especies”, agregó.

El poco tiempo de cárcel que tendrían que pagar Jaramillo y Ortiz por uno de los escándalos financieros más grandes de la historia del país contrasta con la historia de Cristian Cañón, un hombre al que condenaron a 12 años de cárcel por robarse una bicicleta en Bogotá.

Según El Espectador, el caso de Cañón no deja de ser llamativo y la paradoja es que no fue desfalcar a cientos de inversores o fomentar la corrupción. Ahora, la única oportunidad que tiene para recuperar su libertad está en manos de la Corte Suprema de Justicia, que revisará las sentencias y escuchará otros argumentos este mismo año.

Fuente: PULZO