Después de ver el titular, el senador Álvaro Uribe aseguró que a él le da gusto que lo “obliguen las madres de Soacha” y señaló a El Tiempo de ser obligado por el terrorismo.

Sin embargo, como tal, Uribe no reaccionó a un clamor de las madres de Soacha (cuyos hijos fueron asesinados para hacerlos pasar como muertos en combates), sino a un ultimátum que le dio la Corte Suprema de Justicia para que se retractara públicamente de señalar a los muchachos de delincuentes.

Si el senador no hubiera rectificado sus palabras, habría tenido que ir a juicio.
Uribe, en junio de 2015, escribió en su cuenta de Twitter que después de reunirse con las mamás de los jóvenes asesinados, varias le expresaron “que sus hijos estaban infortunadamente involucrados en actividades ilegales, lo cual no es excusa para asesinarlos, pero la hipótesis no fue examinada por la justicia”.

Las madres de Soacha, en diciembre de ese año, denunciaron al senador por esas palabras, de manera que la Corte Suprema, al ser el tribunal encargado de procesar a congresistas, intervino en el caso.

El pasado 5 de mayo de 2017 había una audiencia para que Uribe conciliara con las mujeres, pero él no asistió y prefirió pedir perdón a través de un comunicado publicado en Twitter el 6 de mayo.

Sin embargo, a la Corte Suprema no le pareció suficiente ese gesto, así que le dio el ultimátum para este viernes. Uribe, finalmente, se retractó.

El diario, por su parte, volvió a enviar el mismo artículo, y con el mismo título, después del reclamo del expresidente y senador.

Negativa

Aplazan invetigación a Zuluaga

El Consejo Nacional Electoral emitió una resolución a través de la cual el organismo suspende la investigación que adelantaba contra la campaña presidencial de Zuluaga para el periodo 2014 – 2018.

El caso se adelanta “por las presuntas irregularidades en los gastos de campaña del ex candidato en el pago de actividades ilícitas desarrolladas por Luis Carlos Sepúlveda y el hacker Andrés Sepúlveda”.

Según argumentó el CNE en la resolución emitida, la Fiscalía actualmente adelanta investigaciones por este mismo caso contra el excandidato presidencial, su hijo David Zuluaga y el exasesor espiritual Luis Alfonso Hoyos, por lo que el ente electoral debería esperar a que el ente acusador emita un fallo.

“Tal es el caso que se nos presenta, toda vez que no es posible decidir sobre la posible violación de los artículos 8,10, y 27 de la ley 1475 de 2011, por parte de los directivos del grupo significativo – Mano firme Corazón Grande- y de esta manera establecer si incurrieron en financiación prohibida, con prácticas antidemocráticas (…) primero se debe determinar la responsabilidad penal de los señores Óscar Iván Zuluaga, David Zuluaga, y Luis Alfonso Hoyos”.

Y continúa diciendo que “en la presunta comisión de delitos de cohecho por dar u ofrecer, espionaje, concierto para delinquir, acceso abusivo a un sistema informativo, violación de datos personales uso de software malicioso, violación ilícita de comunicaciones entre otros”.

Fuente: PULSO / RCN / LA FM