Derechos Humanos

Tras la muerte de uno de los tres heridos que dejó la incursión armada en un local comercial ubicado en el municipio El Tarra, Norte de Santander, la cifra de muertos por ese hecho subió a nueve.

Según el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, siete de las víctimas mortales eran excombatientes de las Farc, de los cuales dos estaban certificados por la Oficina del Alto Comisionado para la Paz:

“Entre las hipótesis que tenemos sobre estas muertes es que se deben a una lucha territorial por las rutas del narcotráfico, tanto domésticas como en Venezuela. Lo que estamos intentando establecer es si los responsables de la masacre son integrantes de las disidencias de las Farc o del Eln; también puede ser parte de la guerra que mantienen los del Epl y Eln”, agregó el jefe de cartera.

En esa zona del Catatumbo, la Policía y Ejército mantienen operaciones para ubicar a los autores materiales del ataque armado, además por información que ayude con ese objetivo, las autoridades ofrecieron una recompensa de hasta 100 millones de pesos.

Los sepelios

Escenas de llanto y dolor se vivieron esta mañana en el arribo a El Tarra de los cuerpos sin vida que fueron traídos desde Ocaña, a donde fueron llevados al atardecer del lunes cuando ocurrió la masacre en la que murieron nueve personas y otras dos quedaron heridas, para para las diligencias forenses.

El defensor del pueblo de Ocaña, Nelson Arévalo, quien acompañó la caravana que traía los cadáveres dijo que a El Tarra solo llegaron seis  cuerpos. El del líder comunal, Fredermán Martínez, los hermanos Wilmer y Ramón Emiro Ramírez, Alexander Campo, Asdrúbal Durán  y Jhon Sanabria. Los otros tres cadáveres fueron dejados en sus  pueblos de origen en el sur del César, Ocaña y un caserío en la vía Ocaña-El Tarra de nombre San Pablo.

Familiares de las víctimas fatales insistieron en exigirles a las autoridades justicia y resultados inmediatos de las investigaciones que se adelantan para que se castigue a los autores de la masacre.

“Esto no puede quedar impune”, dijo Hernando González, familiar de uno de los muertos de El Tarra. Arévalo criticó el hecho de que no hubiera fuerza pública acompañando el recibimiento de los cadáveres a su llegada al cementerio municipal, donde fueron llevados para su respectiva preparación en los ataúdes.

Cada familia recibió a su familiar y lo llevó a su casa donde serán velados hasta este jueves cuando se tiene previsto  un funeral colectivo oficiado por el obispo católico de Tibú, Omar Alberto Sánchez.

Fuente: VANGUARDIA

08/05/2018

Asesinan a nueve personas: Al menos dos, eran desmovilizados de las ex FARC

Tras la muerte de uno de los tres heridos que dejó la incursión armada en un local comercial ubicado en el municipio El Tarra, Norte de […]
08/03/2018

“Derechos humanos en Colombia, peor que Venezuela y Nicaragua”: Gustavo Bolívar

Según el último informe de la Defensoría del Pueblo, son más de 300 los asesinatos de líderes sociales desde 2016 a la fecha. Gustavo Bolívar, senador de […]
08/02/2018

Cancillería y ONU lanza estrategia digital para combatir la trata de personas

El Ministerio de Relaciones Exteriores reveló este lunes que entre 2014 y 2018 ha atendido a 338 víctimas de explotación sexual, laboral o matrimonio servil en […]
07/31/2018

De las amenazas de los paramilitares, “no se salvan” ni las víctimas de las ex FARC

Un curioso caso fue el que se presentó en el departamento del Quindío, cuando a través de un panfleto el tristemente celebre grupo paramilitar “Águilas Negras”, […]