Derechos Humanos

descarga

A través de un breve comunicado con fecha de ayer, 5 de octubre y el cual se reproduce a continuación, el Comité Ejecutivo Nacional del partido de izquierda democrática Unión Patriótica, denunció y calificó de “masacre” los hechos que tuvieron como saldo la muerte de una veintena de campesinos en Tumaco, tras los distintos testimonios de la eventual represión ejercida en el lugar por fuerzas del Ejército en coordinación con efectivos de la Policía Nacional.

“Conforme a los testimonios y evidencias presentadas por las organizaciones sociales del territorio, la Unión Patriótica (UP) denuncia ante la comunidad nacional e internacional la represión de fuerzas combinadas del Ejército y la Policía Nacional contra las manifestaciones de campesinos del corregimiento de Llorente, municipio de Tumaco, el día 5 de octubre que han dejado el trágico saldo de 9 campesinos asesinados, un desaparecido y medio centenar de heridos. Nos solidarizamos con las familias de los muertos y los heridos en esta tragedia que nuevamente enluta el campesinado colombiano.

El derecho a la protesta y a la movilización que ejercen los campesinos opuestos a la erradicación forzada de los cultivos de hoja de coca, merece un tratamiento de carácter político y de compromisos mutuos que permitan la sustitución de los cultivos de uso ilícito de manera concertada y gradual, en el marco del Programa Nacional de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito (PNIS), programas de desarrollo productivo y construcción de infraestructuras que dignifique la vida del campesinado de Tumaco.

Las soluciones se construyen mediante el diálogo social y la concertación con las comunidades. La reactivación de los planes de erradicación forzada, presionados por el gobierno y la embajada de los Estados Unidos y llevados a cabo por el Ministerio de Defensa en el marco de su estrategia militar, no solo han fracasado, sino que son violatorios del Acuerdo Final firmado entre el Estado Colombiano y la ex – guerrilla de las FARC-EP.

Exigimos al gobierno nacional suspender inmediatamente la erradicación forzada de los cultivos de hoja de coca y buscar una solución concertada con las comunidades campesinas, indígenas y negras del municipio de Tumaco, cesar la criminalización y todo tratamiento de guerra a la protesta social, establecer una comisión de investigación independiente sobre los lamentables hechos para que establezca las responsabilidades de la fuerza pública, así como una misión humanitaria de verificación y acompañamiento al territorio y sus pobladores compuesta por la ONU y el CICR”.

HECHOS

La defensora de derechos humanos de la Asociación de Juntas Comunitarias Mira, Nulpe y Mataje (Asominuma) califica de “desmedida e irracional” la muerte de nueve campesinos de la vereda Puerto Rico Mitaje, zona rural de Tumaco, Nariño, a manos del Ejército y la Policía.

Ya son nueve campesinos los que murieron en hechos confusos en la vereda Puerto Rico, en Tumaco (Nariño) en la mañana de este jueves.

La primera versión que proviene del Ejército y la Policía sostiene que fueron presa de un ataque de cinco cilindros bomba provenientes de la columna Daniel Aldana de un Grupo Armado Organizado (GAO) liderado por alias Guacho, por lo que se vieron obligados de contraatacar para defenderse mientras cumplían su labor de proteger a los erradicadores enviados por el Gobierno.

Diana Montilla, en defensa de los campesinos, refuta la posición de la fuerza pública en cuanto “si esto realmente hubiese ocurrido en este momento no estaríamos hablando solo de campesinos heridos y muertos, sino que estaríamos hablando de militares y policías muertos; porque cinco cilindros bomba en un lugar donde ocurrieron los hechos que es tan cerrado y pequeño, hubiera arrojado otros resultados lamentables”.

Además de los nueve muertos, Asominuma reportó 19 heridos y un niño desaparecido. Su versión cuenta que desde hace una semana, los uniformados y erradicadores hacen presencia en la zona alta de la vereda de Puerto Rico para continuar con la eliminación forzosa de los cultivos de coca que comenzaron en abril de este año, se suspendieron por unos meses hasta retomar a finales de julio.

Los campesinos de la zona venían de un proceso de ratificación del punto 4 de los Acuerdos de Paz y del Programa Nacional de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícitos (PNIS) acordado con el Estado. Teniendo como precedente que “el territorio de Altamira es uno de las zonas que mayor número de hectáreas de coca tiene Colombia y que es una zona priorizada, no solamente para la implementación de los acuerdos, sino para el tema de sustitución” recuerda Montilla.

El problema sigue agudizándose porque el Gobierno no está subsanando la situación de los campesinos que se quedan sin el sustento del único cultivo que saben trabajar. “Incluso las comunidades que se les ha erradicado no se les ha entregado una sola ayuda, ni se les ha hecho un solo paso en el acompañamiento que deberían tener para mitigar los efectos que la erradicación forzada trae consigo, sabiendo que la coca es el único medio para que las familias solventen la salud, la educación de sus hijos” continúa Montilla.

El reclamo por parte de las asociaciones campesinas de Nariño, y los demás departamentos que cuentan con cultivos ilícitos en sus territorios, es que el Gobierno Nacional y el Ministerio de Defensa cumpla con lo pactado en los acuerdos finales y con las ratificaciones en cada jurisdicción que manifestó su voluntad de atenerse a las reglas de la sustitución voluntaria.

Otros encuentros entre Ejército y campesinos que se oponen a la erradicación forzada se han presentado en los últimos meses. El caso de Nariño no es un caso excepcional y todas las organizaciones cocaleras y campesinas se han unido para reclamar por los atropellos a los pactos y a los civiles.

Por otro lado, Asominuma, en voz de Montilla, exige claridad en los hechos. “Le hemos solicitado al Ejército y la Policía que se remitan a informar con claridad lo que ha ocurrido, con imparcialidad”.

Fuente: SECRETARÍA DE PRENSA DE LA UNIÓN PATRIÓTICA / DIARIO EL ESPECTADOR

10/06/2017

Solidaria con campesinos, Unión Patriótica denunció a Ejército y Policia por masacre en Tumaco

A través de un breve comunicado con fecha de ayer, 5 de octubre y el cual se reproduce a continuación, el Comité Ejecutivo Nacional del partido […]
10/02/2017
web_colp_143697_big_tp

Ya son 14.000 los desmovilizados que se reincorporaron a la vida civil

Han pasado 47 días desde que se inició el proceso de reintegración de los excombatientes a la vida civil. El sábado, desde la base militar de […]
10/02/2017
images

Movilización ciudadana, para muchos único camino contra los enemigos de la paz

Ante la decisión del partido político Cambio Radical de no apoyar ni votar, la discusión de la ley estatutaria de la Jurisdicción Especial de Paz, el […]
09/29/2017

Ex FARC repararán víctimas por un total de 5.000 millones de pesos

El Gobierno colombiano recibió de las Farc cerca de 5.000 millones de pesos (unos 1,7 millones de dólares) que irán al fondo para reparar a las víctimas del conflicto […]