resized_medimas

Las largas filas que deben padecer los cientos de usuarios de Medimás en la sede de Maraya  en Pereira, en especial los del régimen contributivo ha provocado llanto e impotencia a los afiliados.

Tener que levantarse a las 2:00 de la mañana para poder ir hacer fila a la sede donde solo tienen que cambiar el nombre de Cafesalud a Medimás a una autorización médica y ser atendido antes de las 12:00 del medio día; llegar a la farmacia y que no haya medicamentos; no tener prioridad con los adultos mayores, personas enfermas, mujeres en estado de embarazo,  son las irregularidades que han encontrado la Defensoría del Pueblo regional y la Personería de Pereira, quienes a diario envían personal a las EPS para dar acompañamiento.
La personera de Pereira, Sandra Lorena Cárdenas, afirmó que desde la entidad pidieron la intervención de la gerente de Medimás en la regional para que haya prioridad en la atención, “pero nos sigue preocupando mucho en lo que hemos observado, hay días en donde un aproximado de 1000 personas hacen fila sobre las instalaciones de una estación de gasolina, que pone en riesgo a los ciudadanos, por la actividad peligrosa que se realiza ahí, se dice que aproximadamente en un mes la situación se va a superar pero es que ningún colombiano tiene por qué pasar por este tipo de trámites, la salud es un derecho”, afirmó Cárdenas.
Medimás se comprometió 
En la Defensoría del Pueblo Regional Risaralda estuvieron directivas de Medimás para rendir cuentas de los avances y mejoras institucionales en el Régimen Subsidiado ante los requerimientos hechos por la entidad.
Según lo informado por la Defensoría, los directivos de Medimás han hecho avances y se comprometieron a seguir trabajando, para ello se implementará la sede administrativa en el municipio de Dosquebradas; se realizó contratación de servicios para los pacientes de oncología con la IPS San Rafael y Oncólogos de Occidente;  con la IPS San Rafael y Santa Mónica se realizó recolección de documentos para trámites internos y evitar el desplazamiento de los usuarios hasta las instalaciones, harán priorización de personas en condiciones especiales con enfoque diferencial en la sede de Pereira; se aumentó el personal a cargo de autorizaciones y se avanza en la contratación de la totalidad de los servicios con las IPS. “Medimás manifiesta el compromiso de acatar los requerimientos de nuestras autoridades en beneficio de la comunidad”, dijo el comunicado.
Opiniones 
  Luz Marina Duque. “Es peor, hay gente desde las 3:00 de la madrugada en las puertas de las regionales a ver si logramos que nos autoricen un examen, cómo podemos decir que ha mejorado;  hay personas como yo que hace más de un año no tenemos medicinas”.
Juan Valdez. “Es obvio que será peor porque les está tocando lo mismo que con Colpensiones, cuando cambian les toca adquirir los problemas y los papeles de los clientes y solucionar lo más rápido posible. Solo esperar unos 3-4 meses a ver si de verdad mejoraron o quedaron igual”.
Andrea Mildred Gómez Ángel. “Es terrible la atención, sin medicamentos, sin citas con especialistas, sin clínica de dolor, sin terapias, terrible la situación, tocará esperar a ver si en uno o dos meses la situación cambia”.
Fuente: EL DIARIO
08/27/2017

A los afiliados de Medimás, nadie les resuelve los problemas

  Las largas filas que deben padecer los cientos de usuarios de Medimás en la sede de Maraya  en Pereira, en especial los del régimen contributivo […]
08/10/2017

Aunque no lo declararon, “hace rato” la salud de Risaralda está en estado de emergencia

Las largas filas que deben de hacer cientos de usuarios a las afueras de las EPS, la espera hasta más de 20 días para recibir atención […]
07/31/2017

Por estudio neurocientífico, galardonan médica colombiana en Estados Unidos

La Asociación Americana de Medicina Electrodiagnóstica otorgó el reconocimiento Fellowship Award a la investigación “Proyección de tablas de valores de niveles de referencia de estudios de […]
07/26/2017

Enfermeras del Hospital La Misericordia de Calarcá, tres meses sin cobrar sueldo

Ochenta días sin salario completaron los trabajadores del hospital La Misericordia de Calarcá; el segundo centro asistencial más importante del Quindío. Juliana Jiménez enfermera del centro asistencial […]