IMAGEN-14637135-2

La variabilidad climática, el incremento en la circulación de virus y una mayor contaminación ambiental provocaron que en el primer semestre del 2016 murieran 63 niños (menores de 5 años) por Infección Respiratoria Aguda (IRA), 36 casos más que en el mismo periodo del 2015 (27).

Lo anterior se traduce en que en ese periodo hubo 133 por ciento más ataúdes de pequeñas dimensiones utilizados que en igual lapso del año anterior.

Si por relación directa con las mediciones ambientales se tratara, el resultado del último semestre es coherente, pues de acuerdo a los datos del Laboratorio de Salud Pública de Bogotá, para el periodo comprendido entre los meses de enero y junio del 2016 se observó una ‘positividad’ acumulada del 37,4 por ciento de las muestras analizadas, frente a un 15,9 por ciento presentado en el 2015, en referencia a las partículas por millón (contaminantes) que se encuentran en el aire de la capital. En palabras sencillas: el aire ha estado más sucio.

Frente a la cifra de morbilidad, “hay que recordar que la enfermedad respiratoria tiene unos picos cada tiempo, en tanto la circulación viral es cada dos o tres años”, señaló la subsecretaria distrital de Salud Pública, Patricia Arce (vea infografía).

La funcionaria resaltó su preocupación porque el 68 por ciento de los casos (43) se presentó en las EPS del régimen contributivo. Es decir, la mayor parte de los fallecimientos por la mencionada causa no ocurrieron en la población que, al menos en el papel, es la más pobre. Eso sí, Ciudad Bolívar, Kennedy y Usme se mantienen como las localidades que más víctimas aportan.

“Nos alarma ese porcentaje. Por eso, la semana pasada se adelantó una reunión de emergencia con varias de estas entidades, que deben fortalecer la atención en citas prioritarias y seguimiento prenatal” reveló Arce.

Cafesalud fue catalogada como la EPS con mayores problemas en dicho renglón, seguida por Famisanar y Compensar. Agregó que de los 63 muertos, 19 están plenamente confirmados por IRA, mientras que los demás aún deben ser sometidos a un análisis para confirmar o descartar las causas de fallecimiento, lo que podría variar el número definitivo de muertes.

Para Luis Jorge Hernández, médico salubrista y docente de la Universidad de los Andes, en Bogotá y el país “sí se viene presentando un pico epidémico de mortalidad por IRA”. Esto lo sustenta con las siguientes cifras: hasta la segunda semana de julio del 2016 ocurrieron 2.386 casos de mortalidad por IRA a nivel nacional, frente a 1.352 en el mismo periodo del 2015, lo cual equivale a un aumento del 73,5 % (y recuérdese el incremento del 133 % en el Distrito, durante los primeros seis meses).

Junto a los factores mencionados, el experto apuntó que ha habido “aumento de la circulación de virus de influenza H1N1”, por lo que recomendó mejorar “la identificación de la vulnerabilidad de estos niños (menores de cinco años), en especial por bajo peso al nacer, desnutrición, malas condiciones ambientales y sociales”.

Asimismo, opinó que la actual administración “está haciendo la tarea”, pero debe fortalecer más su acción. “Debe aumentar el número (109) de salas ERA (Enfermedad Respiratoria Aguda), que son lugares de inhaloterapia para niños menores de cinco años con dificultad respiratoria leve o moderada; y hay que apuntar a la disminución de la contaminación del aire”.

Ambas voces, experto y Distrito, coinciden en la necesidad de fortalecer lo relacionado con la educación preventiva. Por eso enfatizaron en el llamado a que las mamás consulten a tiempo: tiene que haber vacunación oportuna contra la influenza H1N1, mejorar el lavado de manos por lo menos tres veces al día (niños y adultos), así como se debe tener claro que cuando un niño pasa de 38,5 grados de temperatura, presenta dolor en las costillas o deja de comer es prioritario acudir al servicio de salud.

“Las 109 salas ERA están repartidas por toda la ciudad, allí se pueden atender de manera oportuna y luego se remiten al centro de salud que les corresponde”, expuso la subsecretaria de Salud Pública. A propósito, otro punto que no deja de preocupar es que para lo que resta del 2016 se espera una ola invernal intensa.

“Esta aumentará la circulación viral”, finalizó Arce, quien advirtió que al final de año se sabrá si la tasa de mortalidad sigue en aumento o no.

Fuente: DIARIO EL TIEMPO

09/15/2016
IMAGEN-14637135-2

Alto índice de muertes infantiles por infección respiratoria en Bogotá

La variabilidad climática, el incremento en la circulación de virus y una mayor contaminación ambiental provocaron que en el primer semestre del 2016 murieran 63 niños […]
09/13/2016
IMAGEN-16700398-1

Cuatro goles y “a cobrar”

Noche fría y lluviosa en el Estadio Monumental “Hernán Ramírez Villegas”. Hasta allí, como de costumbre, llegó el mejor equipo deportivo de la región, encabezado por […]
09/12/2016
images

Una barra de jabón, contra el síndrome de las piernas inquietas

La importancia de dormir no puede ser enfatizada suficientemente. La cantidad y calidad del sueño tienen un impacto muy real en la salud, y por eso […]
09/11/2016
resized_resized_resized_DSC_0030

Un “Escenario Deportivo” ideal para consolidar la punta

Desde las 6 de la tarde, el popular ciclo de radio “Escenario Deportivo”, auspiciante oficial de la sección “deportes” de Diario EL POLITICÓN DE RISARALDA, estará transmitiendo […]