Prohíben venta de minigelatinas por riesgo de asfixia, daño neurológico y muerte en niños
 
De acuerdo con la Supeindustria, el consumo de este producto, que se encuentra prohibido tanto en la Unión Europea como en los Estados Unidos, ya cobró la vida de un niño colombiano y causó parálisis cerebral a otros dos.

 
La Superintendencia de Industria y Comercio decretó, como medida cautelar, prohibir la importación, producción, comercialización, venta y cualquier forma de puesta a disposición del público del producto “minigelatinas en cápsula”, al existir evidencia de que su consumo puede causar asfixia e incluso la muerte de los niños consumidores.

La orden se emite mediante la Resolución 35240 del 7 de julio de 2015 debido a que, según la Superindustria, el producto “resulta inseguro para la población infantil, debido a que por su tamaño, empaque y composición no logran ser masticadas por el niño al momento de su ingesta, pasando directamente a la garganta y obstruyendo la vía respiratoria”.De acuerdo con un información de la Superindustria, “estudios nacionales e internacionales, así como casos médicos documentados en Colombia, muestran que cuando el niño oprime la parte inferior de la cápsula para extraer el contenido, la gelatina sale “disparada” por la lengua hacia la garganta, ayudada por un lubricante que recubre el producto”. Como no tienen centros o elementos semisólidos, el niño consumidor no logra destruirla en su garganta, causando una posible asfixia y potencialmente daños neurológicos, incluso la muerte, reitera la Superintendencia.

Razones para tomar la medida

Para tomar esta medida, en ente estableció cuatro aspectos:

• El tamaño y forma del producto: se trata de gelatinas contenidas en minicápsulas con forma de dedal o “bala”, de aproximadamente 27 milímetros de diámetro por aproximadamente 30 milímetros de altura.

• La textura del producto y forma de consumo: se trata de una gelatina de textura resbaladiza, recubierta con un lubricante, que se desliza por la lengua hacia la garganta, una vez el niño oprime la cápsula.

• La consistencia del producto: firme, no se disuelve fácilmente en la boca, y cuenta con un centro semisólido o con partículas de fruta semisólidas que una vez atoradas en la garganta tienden a expandirse.

• El público objetivo: se trata de población infantil que por tener tal condición es objeto de especial protección por parte de las autoridades públicas.

Casos de niños afectados

En el informe de prensa en el que hace oficial la medida, la Superindustria reseña tres casos de afectaciones a la salud por causa del consumo de dicho producto.
• Caso 1: una niña de 12 meses de edad, murió a finales del año 2014 por un paro cardiorespiratorio a causa del consumo de este tipo de gelatinas.

• Caso 2: una niña de 8 meses, presentó asfixia a causa del consumo de este producto y sufrió parálisis cerebral infantil.

• Caso 3: un niño de 10 meses de edad, quien presentó un episodio de broncoaspiración con la parte central de un gel saborizado de gelatina, que lo condujo a un paro cardiorespiratorio, lo cual dejó secuelas neurológicas significativas.

Fuente: 360 RADIO

07/10/2015

Prohibida venta de minigelatinas en todo el país

  De acuerdo con la Supeindustria, el consumo de este producto, que se encuentra prohibido tanto en la Unión Europea como en los Estados Unidos, ya […]
07/10/2015

¡Que nunca pasen estas cosas con los alimentos en Colombia!

Aunque esta información poco y nada tiene que ver con la actualidad del país, es conveniente la prevención en todas partes donde el libre comercio o […]
07/10/2015

Incautan hielo contaminado en Armenia

Tras operativos de control y vigilancia, las autoridades de Armeniaincautaron varios bloques de hielo contaminado que iba a ser utilizado para realizar ‘limonada escarchada’, sin las condiciones […]
07/08/2015

SIC prohíbe importación, producción y venta de minigelatinas

Según la Superintendencia de Industria y Comercio, este producto ya cobró la vida de un niño colombiano. La Superintendencia de Industria y Comercio prohibió la importación, producción y […]