Arte y cultura

Hace apenas unos meses que Roberto Burgos Cantor celebraba uno de los reconocimientos más importantes de su carrera: el premio Nacional de Novela, que concede el Ministerio de Cultura, por su libro Ver lo que veo.

Este martes en la noche se apagó la voz del literato: Burgos Cantor habría sufrido un infarto después de haber pasado unos días en su Cartagena natal.

“Él estaba en la Costa. Inclusive estaba trabajando en una nueva novela, por eso se encerró durante la semana de receso de la Universidad Central para escribir”, dijo su amigo Óscar Alarcón.

“Era una persona de mucha disciplina. Aunque se ganó por mucho tiempo la vida como abogado, pues trabajó en la Superintendencia de Notariado, combinaba la actividad jurídica con la literatura”, recordó Alarcón, quien fue superintendente, mientras Burgos se desempeñaba como su secretario general.

El autor nació en Cartagena, en 1948. Creció entre los cuentos de Rafael Pombo, los poemas de Pablo Neruda y las historias de Óscar Wilde. También eran sus amores la literatura de James Joyce, de Jean Paul-Sartre y de Franz Kafka. Una vez contó que se llevaría El otoño del patriarca, de Gabo, a una isla desierta.

En 1981 publicó su primer libro de cuentos ‘Lo Amador’, al que seguirían ‘De gozos y desvelos’, ‘Quiero es cantar’, ‘Juego de niños’, ‘Una siempre es la misma’ y ‘El secreto de Alicia’.

Además de ‘Ver lo que veo’ sus otras novelas fueron’ El patio de los vientos perdidos’, ‘El vuelo de la paloma’, ‘Pavana del ángel’, ‘La ceiba de la memoria’ (ganadora del Premio de Narrativa Casa de las Américas 2009 y finalista del Premio Rómulo Gallegos 2010), ‘Ese silencio’ y ‘El médico del emperador y su hermano’.

“Siempre que terminada su jornada laboral en la Superintendencia, tipo 6 o 7 de la noche, se sentaba a escribir”, agregó Alarcón, que lo definió como un escritor posterior al boom Latinoamericano y que fue un gran amigo de Gabriel García Márquez y de su hermano Eligio.

Precisamente, el año pasado creó la cátedra GGM, en honor al nobel de Literatura, que se dictará los 6 de marzo, fecha del natalicio de Gabo. Actualmente, Burgos Cantor dirigía la maestría de Escrituras Creativas de la Universidad Central de Bogotá.
Su última aparición pública fue en el Congreso de Gastronomía de Popayán, donde dictó un conversatorio sobre la gastronomía Caribe y la literatura.

“Con la muerte de Burgos Cantor se apaga una de las voces más originales y rotundas de la literatura colombiana –expuso el poeta Federico Díaz-Granados sobre su amigo–. Desde sus cuentos de Lo Amador hasta su reciente novela Ver lo que veo, Roberto supo entregarnos un lenguaje personal y unos personajes entrañables donde el Caribe colombiano se reinventó de múltiples formas y se reveló como un mundo hondo y herido y multicolor. Su narrativa se instalará en la memoria literaria del país para siempre”.

LA “TELE”, DE LUTO

Tras permanecer varios días en delicado estado de salud, este marte se conoció que el actor colombiano Javier Gnecco murió a sus 81 años en Bogotá el pasado 14 de octubre. La noticia fue confirmada por la actriz Marcela Carvajal, quien actuó al lado de Gnecco en la recordada telenovela ‘Hasta que la plata nos separe’, en 2006.

“Mi querido Javier Gnecco, triste por tu partida pero feliz de haberte conocido”, escribió Carvajal en una publicación en su cuenta de Instagram, en la que también aseguró: “fuiste siempre un bacán y te la gozaste con toda. Un abrazo a tu familia y cuídanos desde esa dimensión”.

Gnecco primero se graduó de odontólogo de la Universidad Nacional y luego, años más tarde, se le atravesó la actuación. Comenzó a actuar en el grupo El Tabardillo, fundado por su padre, y junto a su familia montó varias obras teatrales cuyas ganancias eran enviadas a obras benéficas.

Su debut en la televisión colombiana fue en 1999, cuando apareció en la telenovela ‘¿Por qué diablos?’, dirigida por Sergio Osorio. Gnecco interpretó a Juan Eduardo Carbonell, un expresidente de Colombia y tío del protagonista, Eduardo Carbonell, interpretado por el actor Víctor Mallarino.

Gnecco también participó en producciones como ‘Amor a mil’ (2001), ‘El inútil’ (2001), ‘El auténtico Rodrigo Leal’ (2003), ‘La costeña y el cachaco’ (2003), ‘Allá te espero’ (2013), ‘Tres Caínes’ (2013), ‘El laberinto de Alicia’ (2014), entre otras. Durante su carrera participó, además, en varias obras teatrales, entre ellas ‘Oliver’, de Missi.

Recientemente participó en ‘La Ley del Corazón’, producción en la que interpretó a Jaime Escallón, el papá de Julia Escallón, la protagonista.

Fuente: DIARIO EL TIEMPO

10/18/2018

Arte y cultura de duelo: Fallecieron el escritor, Roberto Burgos Cantor y el actor, Javier Gnecco

Hace apenas unos meses que Roberto Burgos Cantor celebraba uno de los reconocimientos más importantes de su carrera: el premio Nacional de Novela, que concede el […]
10/17/2018

“La Tertulia de los Miércoles”, con el actor y poeta Merardo Aristizábal como invitado especial

Por primera vez en su historia, este  jueves 18 de octubre del corriente a partir de las 8 de la noche, tendrá lugar uno de los […]
10/04/2018

Tejo ya es patrimonio cultural de los colombianos

El popular juego también conocido como turmequé obtuvo este reconocimiento en Plenaria de Cámara y el proyecto que así lo declara pasará a sanción presidencial. La […]
09/27/2018

“El Hastío”: Un poema de Alexander Granada Restrepo, en la voz de Carlos Muquitay

Alexánder Granada Restrepo, “Matu Salem” (izq.) y Carlos Muquitay (der.) El escritor Alexánder Granada Restrepo, conocido como “Matu Salem”, dio forma a uno de sus más […]