Ambiental

titulo noticia
Más de 8000 hectáreas de las mejores tierras del departamento dejarán de ser parte del disfrute ecosistémico de los huilenses, debido al llenado de El Quimbo. Carlos Alberto Cuéllar, director de la CAM, indicó que Emgesa no cumplió compromisos ambientales.

Contra todos los pronósticos y sin previo aviso, Emgesa inició el llenado de El Quimbo a las 5:30 a. m. de ayer, con el aprovechamiento de las condiciones hidrológicas del río Magdalena. De inmediato, las reacciones no se hicieron esperar. El director general de la CAM, Carlos Alberto Cuéllar Medina, indicó en un primer momento que el anuncio del llenado por parte de Emgesa se realizó de “forma impropia”, pues fue notificado del proceso a través de un mensaje de texto por Whats App, por parte del presidente de la compañía.

“El mecanismo por el cual me enteré fue un mensaje de Whats App, donde el señor presidente de la compañía, Lucio Rubio, me notificó. Pude también manifestarle mi indignación sobre ese tipo de comunicación por el cual se nos informa, más cuando se sabe que desde la Corporación manifestamos la improcedencia del llenado”, indicó Cuéllar, al tiempo que manifestó que la situación del llenado debió ser comunicada de manera directa a la comunidad, “en un acto de gallardía con la región, honestidad y sinceridad”.

Y es que el tema ambiental alrededor de El Quimbo ha estado en la lupa no solo de las autoridades competentes de la región, sino de la misma sociedad civil y organizaciones sociales. El llenado afectará notablemente el ecosistema del río Magdalena, especies de flora y fauna, pero principalmente a uno de los renglones más importantes y productivos del departamento: el sector piscícola.

Según las primeras estimaciones estipuladas en los estudios de impacto ambiental, las 8586 hectáreas de tierras fértiles que ya están siendo inundadas, representan una cifra cercana a los $50.000 millones en oferta natural. “Las tierras  desde el punto de vista ecológico y productivo, representan las mejores del departamento, ese fue uno de los aspectos que le comunicamos al gobierno nacional en permanente afán de defender el ecosistema y toda su oferta natural”, señaló Cuéllar Medina.

Retraso de los compromisos por parte de Emgesa

Varios compromisos estipuló Emgesa como parte de los mecanismos de compensación por afectación a flora y fauna y que hasta la fecha no han sido cumplidos. Por un lado, de 95 predios que equivalen a cerca de 5750 hectáreas para adquisición de zonas de preservación de las partes altas de la microcuenca de los 20 municipios de la zona, aún no se conoce la compra de ninguna de ellas por parte de la compañía, como se dijo que iba a hacerse.

También, se consideró preocupante la no verificación de los planes de salvamento contingentes  de fauna y peces, y que ya se presenta de manera masiva en el proceso del llenado. En este aspecto, el director de la Corporación instó a verificar detalladamente el caso desde la corporación, pese a que existe la responsabilidad particular de la ANLA para proceder a esta verificación.

Finalmente, pesan dos procesos sancionatorios contra la compañía por adelantar asentamientos humanos en áreas no aptas desde el punto de vista del ordenamiento territorial, situación que se evidencia en la no modificación de los permisos de asentamiento por parte de la multinacional.

Condiciones ambientales críticas

Más de 50.000 metros cúbicos de biomasa no han sido retirados del vaso de llenado, lo que se convierte en una de las situaciones más críticas en el tema ambiental. En un futuro, la descomposición del material orgánico generará emisión de gases fétidos que pondría en riesgo el suministro de oxígeno, ocasionando enfermedades como anoxia en los seres humanos.

“Tendremos una situación bastante crítica no solo en el tema del paisaje que comenzará a tener un panorama desolador en la zona del llenado, sino por las condiciones de olores que normalmente se emiten durante estos procesos de descomposición  masiva de este material orgánico”, puntualizó Cuéllar. Por otro lado, el apilamiento de dicho material a lo largo de la vía fue duramente cuestionado por las mismas comunidades de la zona y que según el funcionario no fue autorizado desde la corporación regional, pero sí desde la ANLA como autoridad nacional. “Nosotros como corporación dispusimos de nuestros recursos para oponernos a dicho ecocidio presente allí, pero insisto, todo esto fue autorizado por la Autoridad Nacional de Licencias en el año 2009”, aclaró.

Por ahora, la Corporación se encuentra a la espera de conocer la resolución emitida por la ANLA para comenzar a interponer los recursos de reposición a los que tiene derecho como autoridad ambiental. “En todo este orden de ideas, a la compañía, como decimos popularmente le cogió la noche en dejar debidamente adecuado todo el vaso del embalse y además, dejar solucionados todos los temas sociales y ambientales a los que se obligó en el marco de la licencia”, concluyó el director general de la CAM.

Fuente: DIARIO DEL HUILA

 

07/06/2015

“Hay condiciones ambientales críticas con el llenado de El Quimbo”

Más de 8000 hectáreas de las mejores tierras del departamento dejarán de ser parte del disfrute ecosistémico de los huilenses, debido al llenado de El Quimbo. […]
07/03/2015

La Mojana primer lugar en el mundo en contaminación con Mercurio

Según Francisco Gutiérrez Ribón, ingeniero civil de la Universidad de Cartagena, en siete años de explotación minera, a partir de 2005, se han lanzado al río […]
06/30/2015

“En Colombia se fumigan a los campesinos como cucarachas”: Robledo

  El senador del Polo dijo que el gobierno se había demorado en suspender la aspersión con glifosato.   iferentes sectores de izquierda del país calificaron […]
06/29/2015

Colombia, entre los ocho países que más dañan al planeta

Según el índice de la Lista Roja de la UICN, que evalúa el desempeño de las naciones y las regiones en el cumplimiento de sus responsabilidades […]