Actualidad

Tras conocerse el dictamen de prisión contra los propietarios de los Supermercados Cundinamarca, las muestras de solidaridad no se hicieron esperar tampoco en las redes sociales, llegando a exaltar algunos el origen humilde y la naturaleza trabajadora de quienes consideran víctimas de falsas acusaciones.

De esa forma se pudo conocer cómo la familia Mora Urrea inició sus actividades comerciales con una humilde tienda en el páramo del Sumapaz, construida con tablas, donde se fiaba a los campesinos de la región. Más precisamente fue el esfuerzo y talante comercial de Norberto Mora, el cual posibilitó la apertura de nuevas sucursales aún a costa de asumir grandes deudas bancarias que perduran hasta el día de hoy.

Los resultados inmediatos fueron la expansión del emprendimiento, dando de este modo sustento a miles de trabajadores, proveedores, además de mover la economía en las provincias, regiones productoras de panela, arroz, leche, que surtían a Supercundi, Merkandrea y Mercafusa pero en la actualidad, permanecen en la incertidumbre sobre el futuro de sus empresas, cultivos o de los puestos de trabajo dependientes de dichas actividades

Dudas

Dentro de la escasa información difundida por las autoridades competentes, se pudo conocer que la mayor prueba la constituirían los testimonios de desmovilizados de las ex FARC, por cuyos señalamientos habrían sido acusadas personas del común, liberadas poco después al comprobarse su completa inocencia.

De hecho, se sospecha sobre la existencia de testigos pagados por el Ejército, la Fiscalía, como parte de una campaña de sabotaje liderada por grupos de extrema derecha pretendiendo enrarecer el clima político de cara a las elecciones.

Motivos posibles

Existe la hipótesis que el verdadero objetivo sería impedir el cumplimiento de lo pactado entre el Gobierno con la desaparecida insurgencia a través del permanente hostigamiento en todas sus formas. Estas acciones abarcarían desde el asesinato de líderes sociales, defensores de derechos humanos, la difusión de información falsa, tendenciosa, hasta el actual saqueo a presuntos testaferros de la extinta guerrilla, del partido surgido de sus filas, como demostración de fuerza en retaliación a los pocos avances alcanzados en materia de paz, opuestos a los negocios de armas, tierras o drogas, posibilitados por la continuidad del conflicto armado interno.

Así, la procedencia de dichos ataques de apariencia espontánea y sin filiación, estaría a cargo de estructuras bien organizadas por partidos, segmentos de extrema derecha, actores armados ilegales ligados al narcotráfico, la venta de armas, junto a otros aliados con fuertes intereses en el acaparamiento de tierras que el cumplimiento de los Acuerdos les obligaría a restituir a sus legítimos dueños.

Todo, con la anuencia del Gobierno admitiendo “ya haber hecho lo suyo”, sumada la mayoría de una clase política sin estar a la altura de las circunstancia, la cual dejó de ver la paz como “negocio” para alentar la catarsis del “fantasma castrochavista”, a la espera de “reacomodarse” para donde sople el viento político, especulando con los vaivenes del juego del poder y conforme al escenario a demarcar por quienes supone serán sus nuevos protagonistas, a punto de ocupar la Casa de Nariño.

Acusaciones

Por otra parte, fue señalada a la Fiscalía General de la Nación así como a su titular, Néstor Humberto Martínez, de permitir este tipo de operativos a manera de facilitar el encubrimiento del multimillonario desfalco de 4.000 millones a Reficar, por lo cual no hay ningún detenido o de los responsables del escándalo de Odebrecht.

Junto a dicha preocupación, la del futuro de los miles de empleados de las mencionadas firmas, de los beneficiarios de su aporte a las economías regionales, victimas del vandalismo promovido incluso por intermedio de las mismas redes sociales donde hicieron conocer su malestar frente a los acontecimientos de dominio público.

“Todo en orden”

A último momento, la revisión fiscal efectuada a Supermercados Cundinamarca e estableció que la empresa presentaba su situación financiera de manera correcta.

“Los cambios en el patrimonio, los resultados de sus operaciones y los cambios en la situación financiera, de confirmar con las normas o principios de contabilidad, generalmente aceptados en Colombia, aplicados uniformemente, indicaba el documento de forma textual.

“Los estados financieros arriba mencionados, presentan razonablemente la situación financiera de SUPERMERCADOS CUNDINAMARCA S.A. al 31 de diciembre de 2016 y 2015”.

Fuente: DIARIO EL POLITICÓN DE RISARALDA / BLU RADIO

 

02/22/2018

Solidaridad hacia dueños de supermercados saquedados

Tras conocerse el dictamen de prisión contra los propietarios de los Supermercados Cundinamarca, las muestras de solidaridad no se hicieron esperar tampoco en las redes sociales, llegando […]
02/22/2018

Un 80% de las tierras del país, estarían en manos del 1% de los colombianos

La organización internacional OXFAM reveló un dramático informe denominado “Radiografía de la Desigualdad: lo que dice el último censo agropecuario sobre la distribución de tierra en […]
02/22/2018

Serviciudad entrega parque embellecido y renovado a la comunidad de Santa Isabel

Esta es la nueva cara del Parque Santa Isabel, gracias a la implementación del programa “Mi Dosquebradas Limpia” por parte de Serviciudad. En ese lugar, los […]
02/21/2018

Serviciudad continúa embelleciendo a Dosquebradas

Recolección de escombros en zonas que se han convertido en puntos críticos del barrio San Fernando, debido a que la ciudadanía está arrojando basuras especiales de […]