Actualidad

Archivo/LaTarde

No ceder el puesto a mujeres embaradas, personas de la tercera edad o discapacitados es una de las infracciones ciudadanas más comunes en Megabús.

Pasadas las 6 de la tarde el tráfico de las personas que utilizan el servicio de Megabús aumenta. La jornada laboral para muchos ha terminado y lo siguiente que harán al dejar sus sitios de trabajo será dirigirse a la estación más cercana del sistema.

Allí esperarán por algunos minutos a que el articulado con la ruta de su destino llegue. Esto tomará un tiempo de entre 5 y 15 minutos.

Mientras tanto más gente llegará a la estación. Algunos con paquetes grandes, otros con niños cogidos de la mano, otros pendientes de sus celulares y a veces algunos que sin auriculares, escuchan una canción que ahora la escucharán todos al interior de la estación.

La estación Victoria, ubicada en la carrera 10 con calle 17, es tal vez una de las estaciones más utilizadas por los pereiranos y como en muchas otras, en estas horas pico algunas de las personas no alcanzarán a abordar el articulado que acaba de pasar y esperarán por otro.

Entre todas estas esperas se evidencian muchos comportamientos de los usuarios que deberían replantearse.

Sobreponerse en la “fila” de entrada al articulado a personas de la tercera edad, acompañados de niños y hasta a mujeres embarazadas es algo ya muy común, empujones y pisotones se reparten por doquier.

Igual pasa una vez se está dentro del vehículo donde se han dispuesto de sillas preferenciales de color azul que deberían ser utilizadas exclusivamente por personas en estas mismas condiciones, sin embargo no se cumple, y aún así, si una mujer va en embarazo o ingresa al vehículo una persona discapacitada, por cultura ciudadana se debería brindar cualquier asiento, independientemente del color que esté pintado.

Si bien otro de los problemas que afectan a los sistemas de transporte masivo son los colados, que aunque en Pereira la cifra es mínima si se compara con el sistema Transmilenio en Bogotá, no es del todo una situación ajena, pues son alrededor de 50 personas las que se suben al transporte de esta manera, sobre todo en la estación El Viajero.

Otra de las conductas más vistas son las personas que se sientan o se apoyan en los validadores de las tarjetas, o es las barandas que tiene la estación, que si bien son para sujetarse, no son para pasar sobre ellas o sentarse encima de las mismas.

Fuente: DIARIO LA TARDE

 

04/20/2015

Cultura ciudadana, se aleja cada vez más del Megabús

No ceder el puesto a mujeres embaradas, personas de la tercera edad o discapacitados es una de las infracciones ciudadanas más comunes en Megabús. Pasadas las […]
04/18/2015

Presidente Santos cambia el horario de la Ley Seca

Regirá desde el domingo 19 a las 6:00 de la mañana. Con la intención de no perjudicar tanto el comercio, Juan Manuel Santos firmó este sábado […]
04/18/2015

Amplían vía en el sector de Jota Gallo en Dosquebradas

El material que se utilizará tiene un estará seco en menos de 24 horas. La Secretaría de Obras Públicas de Dosquebradas, inició la intervención de la […]
04/16/2015

Empresas de Risaralda en busca de más exportación

Se cumplió en el hotel Abadía Plaza la tercera jornada de talleres con las empresas risaraldenses participantes del Programa de Excelencia Exportadora, que avanza en su […]