Actualidad

resized_13444032_10204655360584290_464394319_n

Por razones que aún se desconocen, manos anónimas se ensañaron con los terrenos correspondientes al predio donde suelen entrenar las divisiones inferiores del Andrés Escobar Fútbol Club, ubicado en la carrera 16 # 36-19 del municipio de Dosquebradas, en el sector reconocido tambien como “Las Camelias”.

En el instante que los responsables se hicieron presentes en el sitio, a primeras horas de la mañana, dieron cuenta de la novedad para dar parte lo antes posible a las autoridades.

Ecocidio

El daño más sobresaliente fue la tala indiscriminada de varios árboles de tamaño gigante cuya edad promedio era de cincuenta años, hecho que de por sí constituye un grave daño ecológico dada la existencia de leyes proteccionistas, sin registrarse antecedentes anteriores por tratarse de grandes daños a la naturaleza al interior de propiedad privada.

Sin embargo, la simple observación permitiría dilucidar que el derribo de los árboles caídos sobre el campo de entrenamiento, llevaría implícito el claro objetivo de impedir las habituales prácticas de los jugadores de la institución.

Malestar

En entrevista exclusiva a Diario EL POLITICÓN DE RISARALDA, fue posible obtener el testimonio del ex alcalde del “Municipio Industrial” y actual presidente del club, Carlos Alberto Cano López, quien expresó su impotencia y dolor, del mismo modo que su esposa, la diputada de Risaralda por el partido político Cambio Radical, Paola Nieto, vicepresidenta de la entidad.

Durante la charla que se reproduce en éste video, Cano López se mostró preocupado por encontrar cuanto antes un sitio al menos provisional para hacer posibles las sesiones de entrenamiento.

Si bien el ex burgomaestre hizo el correspondiente reporte tanto a la Alcaldía como a la Gobernación, hasta el momento aseguró no haber recibido respuesta alguna.

Primeras reacciones

Veedores ambientales formularán la correspondiente denuncia penal ante la Fiscalía General de la Nación.

La figura legal sería la de daño ecológico, al haber sido derribados varios árboles en las antiguas instalaciones del Sindicato de Trabajadores de Empresas Públicas de Pereira, ubicadas dentro de los límites de “Las Camelias”.

A su vez trascendió que para cometer estos actos, al parecer tampoco contarían con los permisos habilitantes a tal fin.

resized_13405202_10204655377624716_1124419833_o

Reflexión

Lo único que no queda claro, son los motivos de la vandálica agresión rechazada de forma tajante por organizaciones defensoras del medio ambiente y el espectro de la comunidad entera, hoy privada de un espacio propicio para que niños o jóvenes permanezcan lejos del flagelo de las drogas, con el deporte inculcado desde sólidos valores ético – culturales.

De esta forma, queda parcialmente inhabilitada apenas la parte más visible de una obra social que se realizó con amor, en silencio, para generar alternativas de contención o sano esparcimiento a quienes recién se adentran en la vida, pero destinada a no desaparecer por la reconocida perseverancia de sus máximos gestores.

 

Escribe: CARLOS ALBERTO RICCHETTI

06/11/2016

¿Quiénes están detrás del daño perpetrado contra el predio del Andrés Escobar FC?

Por razones que aún se desconocen, manos anónimas se ensañaron con los terrenos correspondientes al predio donde suelen entrenar las divisiones inferiores del Andrés Escobar Fútbol […]
06/10/2016

EL POLITICÓN, ahora también junto a bomberos para dar a conocer emergencias

A partir del día de la fecha, Diario EL POLITICÓN DE RISARALDA transmitirá la información del Cuartel de Bomberos de Dosquebradas para dar a conocer las […]
06/10/2016

Capilla Santa Teresita del Niño Jesús será patrimonio histórico en Dosquebradas

Que se declare como un bien de interés cultural histórico de patrimonio material arquitectónico y de manifestación inmaterial a la parroquia de Santa Teresita del Niño […]
06/10/2016

Colombia es uno de los países con peor salario del mundo

guía elaborada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) incluye a los trabajadores que perciben un salario formal y deja a un lado a los trabajadores […]