Actualidad

resized_TRINCHERAS-POLICIA-SAN-VTE
Por más de 20 años  grandes cubiertas compuestas por bultos de arena y cemento estuvieron ubicados frente a las fachadas de la estaciones de policía, con el fin de proteger las edificaciones y a quienes  estaban dentro del lugar en caso de recibir un ataque terrorista de grupos ilegales que se concentraban en el departamento.
La subestación de Policía del corregimiento de Santa Ana en el municipio de Guática, la cual fue víctima de hostigamientos en varias oportunidades,  fue la primera en ser derribada con la presencia de la comunidad como símbolo de que ha llegado la paz.
Uno a uno fueron desmontados los bultos de arena y derribados los muros que formaban parte del entorno de la subestación de Policía, los uniformados y vecinos del sector que colaboraron con la labor de remoción recordaron las historias de los hostigamientos que sufrieron los muros en ese momento.
“Como habitantes de Santa Ana consideramos  que es un gran avance lo de la paz, nosotros que sufrimos en carne propia los atentados de la guerrilla,  nos alegramos que llegue el fin de la guerra, para que haya prosperidad y empleo para los jóvenes de ahora”, expresó Daibene Mejía.
Un total de ocho ataques subversivos se dieron en el municipio,  siendo el último en el año 2003 dejando a varios policías y civiles  muertos en el corregimiento de Santa Ana.
“Dimos este paso de eliminar las barreras que lo que hacen es alejarnos de la ciudadanía y ocupar espacio público; lo más importante es que las personas sientan que la Policía está para brindarles seguridad y que estamos dispuestos a ayudarles”, dijo el coronel Carlos Alberto Jaimes, comandante de la Policía de Risaralda.
Presencia del ELN
Algunos guatiqueños aseguraron no estar de acuerdo con la eliminación de las trincheras, puesto que aún queda conformado el grupo guerrillero Eln, quienes en cualquier momento podrían llegar a cometer ataques contra la subestación y la población si así lo quisieran.
Frente a esto el comandante de la Policía de Risaralda expresó que en el departamento este grupo subversivo no está, “tenemos algunas informaciones de la posible presencia en los límites con Chocó, pero para eso se está tomando una serie de medidas para enfrentar  lo que ellos puedan realizar”, aseguró el coronel. Reafirmó que “hace muchos años tenemos una sensación de posconflicto en el departamento y esperamos que así continúe”, concluyó.
El próximo muro  que será derribado está ubicado en San Clemente.
Fuente: DIARIO DEL OTÚN
09/27/2016

Remueven trincheras en edificios policiales de Risaralda y todo el país

Por más de 20 años  grandes cubiertas compuestas por bultos de arena y cemento estuvieron ubicados frente a las fachadas de la estaciones de policía, con […]
09/25/2016

Dosquebradas educa para el postconflicto

En el marco de las distintas campañas pedagógicas de cara a la refrendación de los Acuerdos de Paz realizados en La Habana Cuba, Dosquebradas no quiso quedarse […]
09/25/2016

Club Imperio del Fútbol, al borde de la desaparición

Pedro Celestino Ayala Aricapa, un modesto ciudadano dosquebradense que desde hace algunos años, tuvo la iniciativa de brindar a los niños y jóvenes un espacio de […]
09/25/2016

Fuerte resistencia a la privatización del SENA en Risaralda

Una incertidumbre se suscitó dentro de la comunidad de aprendices, trabajadores y profesores del Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA) de varias regionales del país, por decisiones […]