Actualidad

DATA_ART_8532396_BIG_CE
Los indígenas presentes en Remolinos, esperan estar por lo menos hasta el sábado. Hasta ahora no se han tomado la vía por la fuerza, pero dicen que de tener que hacerlo, lo harán.

Tres días llevan ya la comunidad indígena y campesina en protesta al considerar que el Gobierno incumplió los compromisos, ya que según ellos de lo pactado en el 2013 no se ha visto ningún cambio.

Se quieren hacer escuchar, la protesta es su micrófono. Hasta ahora, la Minga en Risaralda ha sido pacífica. Los indígenas esperan que así continúe pero dicen tener el pie de fuerza por si en algún momento eso tiene que cambiar.

Son las 3:45 de la tarde y el sol golpea fuerte la vía que de Pereira conduce a Belén, en el sector conocido como Remolinos, más de 3 mil indígenas se encuentran ubicados alzando su voz de protesta: la edad no es un filtro para hacer presencia; adolescentes, niños, adultos, y ancianos suman sus cuerpos para lograr el objetivo: que el gobierno se siente a negociar, pero que esta vez sí cumpla.

De los dos carriles por los que ascienden y descienden medios de transporte, la comunidad ha bloqueado uno; esto retrasa el flujo vehicular, pero no lo detiene: a lado y lado está la policía controlando el paso de los vehículos: “La última es una FZ negra”, se escucha por el radio de uno de los policías que se encuentra en la parte superior de la vía, a los pocos segundos, la FZ negra pasa y el policía da la señal para que los carros que están a la espera, puedan continuar.

“Hasta ahora no hemos tenido ningún problema con ellos, han protestado pacíficamente, nosotros estamos acá controlando el paso de los carros, todo se hace dependiendo del flujo vehicular, cuando allá me dicen que no hay nada, yo dejo pasar los que acá estén esperando y viceversa” aseguró el policía encargado de esa parte.

Por el camino se ve una línea extensa de cambuches: el plástico negro y las guaduas hacen ahora de columnas y techo; el pasto es el suelo y colchón a la vez. Los indígenas, en su mayoría están acostados o haciendo de comer, a la espera de que los gobernadores emitan una orden para ellos cumplirla; el olor de comida hecha en leña es notorio, los palos quemados dan la señal de que allí, ya se comió. Otros cambuches apenas están encendiendo sus fogones improvisados.

Todo lo contrario piensa el gobierno, que en representación del Ministro del Interior Juan Fernando Cristo reprocha esta protesta: “resulta paradójico que promuevan estas movilizaciones frente a un gobierno que como ningún otro ha significado un avance fundamental en el derecho de los pueblos indígenas de Colombia desde la expedición de la Constitución de 1991, esto es una protesta injustificada”.

Así, estas dos posiciones: gobierno-comunidad indígena, se encuentran tan alejadas como las caras de una moneda, ambas en posiciones diferentes.

Los indígenas que se encuentran en esta zona, han venido de diferentes regiones: Quinchía, Anserma, Belén, Pueblo Rico, Pereira, Guática, entre otros.

Don Alberto Muñoz se encuentra sentado en un tronco a la orilla de la carretera, aparenta tener más de 60 años. Con sus pies cruzados y fumándose un cigarrillo, es uno más de los que espera que los gobernadores tomen una decisión:  “Yo decidí venir acá a ver cómo era la cosa, y está bueno, porque está todo normal. Yo trabajo en el campo, a mí me dijeron que viniera a acompañarlos y acá estoy” -¿Si tuvieran que bloquear la vía por la fuerza, usted seguiría acá?- “No, yo eso no lo haría, es que yo vengo de Guática, nunca había llegado a venir a esto”. Señalaba mientras por el megáfono un hombre llamaba a los gobernadores mayores.

Así como don Alberto no estaría dispuesto a usar la fuerza para hacerse escuchar, hay personas que piensan todo lo contrario, quizá la mayoría sí estaría dispuesta a hacerlo: “es que sí no nos cumplen, hay que taponar, ya esta semana se ha sabido de enfrentamientos con el Esmad, y sí a nosotros no nos cumplen, pues vamos a tener que bloquear, acá estamos unos 3 mil indígenas, y estamos esperando otros compañeros que se van a sumar”, dijo un hombre que descansaba en el pasto, debajo del cambuche.

La tarde avanzaba y a las 4:00 p.m. la reunión de los gobernadores daba inicio, la cual que fue estrictamente privada. La guardia se paró a lo largo de la carretera y con sus bastones realizaban una cadena humana que era observada por los pasajeros de las rutas intermunicipales que por allí pasaban.

Por su parte, el defensor del Pueblo, Alfonso Cajiao, hizo un llamado para que las personas que participan en el paro agrario no incurran en vías de hecho y añadió que los funcionarios de la institución desde el terreno hacen seguimiento especial en los 20 departamentos donde se han reportado concentraciones masivas y movilizaciones, incluidos Chocó, Risaralda, Nariño, Cauca, Norte de Santander, Caquetá, Valle del Cauca y Arauca, entre otros.

Y es que son muchos los puntos en los que ellos dicen nunca se ha avanzado, la presencia en Remolinos estará por lo menos hasta el sábado, a no ser que los encargados de negociar con el gobierno logren algún acuerdo antes, casos puntuales como la condonación de las deudas que tienen con los bancos son algunos de los que nunca se ha cumplido, asegura Imer de Jesús Chiquito, indígena que llegó desde Quinchía para sumarse a la guardia: “A nosotros nos dijeron que nos iban a condonar las deudas menores de 20 millones de pesos, y nada, eso sigue sumando”.

“En Risaralda están transcurriendo las cosas con tranquilidad, van llegando habitantes de la ciudad que vienen a sumarse a la minga campesina y trayendo donaciones para el sostenimiento de la jornada de paro, hemos conocido de que algunas mingas han sido atacados y estamos haciendo un llamado al gobierno para que se respete el legítimo derecho a la protesta”Señaló Carlos Mario Marín, quien se hizo presente para apoyar a los indígenas y campesinos de Risaralda.

De esa manera avanza la Minga en Risaralda: gobierno y comunidades distan en sus posiciones, cada uno la defiende a su manera.

Fuente: DIARIO LA TARDE

06/01/2016

Reclamos de indígenas y campesinos se concentran en sector de Remolinos

Los indígenas presentes en Remolinos, esperan estar por lo menos hasta el sábado. Hasta ahora no se han tomado la vía por la fuerza, pero dicen […]
06/01/2016

Alarma en Pereira por derroche de alimentos

La Diócesis de Pereira se unió con la Carder y Atesa, para luchar contra el derroche de alimentos en la región, pues se estima que en […]
05/31/2016

La “moda” de las pistolas a balines arribó a la capital risaraldense

Una nueva herramienta del delito parece intentar abrirse camino durante los últimos tiempos. Se trata de las letales pistolas que funcionan con carga de balines cuyo […]
05/31/2016

Fuertes enfrentamientos entre policías y habitantes del “Bronx” de Bogotá

Este lunes siguen los enfrentamientos entre habitantes de la calle y miembros de la policía,  tras las inspecciones judiciales a cada uno de los inmuebles de la […]