Educación

De cómo la internet transformó el matoneo

Factores como el anonimato hacen del “bullying” virtual un problema cada vez más difícil de contener. Mientras en el mundo disminuyó, en Colombia las denuncias por este hecho crecieron 40% en 2015.

El acoso es un fenómeno con muchas caras. Puede comenzar con apodos despectivos, pasar de las burlas a las amenazas, más tarde a la marginación y al rechazo del grupo y llegar al extremo de las agresiones físicas. Se puede dar uno o todos de estos comportamientos a la vez, y es lo que se conoce hoy como matoneo o bullying.

El matoneo es, a grandes rasgos, una relación desigual de poder, en donde el fuerte se aprovecha del débil. “Es básicamente violencia física o psicológica y es reiterada”, indica Ricardo Ruidíaz, director de la Fundación Amigos Unidos, organización especializada en casos de maltrato infantil. “Puede suceder de muchísimas maneras: a través de violencia física, verbal o social”, agregó.

Sin embargo, con la aparición de la internet muchas de las dinámicas de este fenómeno han cambiado. Si bien hay estudios que indican que el matoneo ha bajado en un 10% alrededor del mundo, en parte gracias a los esfuerzos educativos por prevenirlo, el problema de hoy es que no sólo se está dando en lugares como el colegio, la universidad o el lugar de trabajo, sino que con internet acompaña a la víctima a todas partes.

Antes de las redes sociales, el matoneo terminaba en el momento en el que la víctima se iba del lugar en donde se originaba el acoso. Pero ahora, la dinámica del matoneo es mucho más difícil de contener y de ignorar. Si una persona está siendo acosada en su página personal de Facebook, casi todos sus círculos sociales sabrán de ello. Y aunque la pérdida de la privacidad sea uno de los “contratos” que los usuarios aceptan para acceder a estos servicios, mientras se tenga acceso a la red estarán expuestos a diversas situaciones, entre ellas al matoneo virtual. “El problema de las redes sociales es que les da un poder adicional a los agresores: el anonimato. Muchos de estos agresores usan perfiles falsos desde donde acosan a sus víctimas, afirma Ruidíaz, quien indica que la gran mayoría de estos casos se dan en adolescentes.

A pesar de que las cifras de matoneo se han reducido mundialmente, en Colombia esta práctica ha aumentado considerablemente. Un estudio realizado por Amigos Humanos indica que a comparación de 2014, en el año anterior las denuncias por matoneo y cibermatoneo crecieron en un 40%, algo que es sumamente preocupante.

En cuanto a los temas de acoso virtual, según el mismo informe, se destacan en primer lugar los ataques personales, caracterizados por descalificaciones, chismes y calumnias. En segundo lugar se encuentra el matoneo social, relacionado con los estratos socioeconómicos, y el tercero es de carácter racial.

Además del anonimato, el cual protege a los agresores, otra de sus armas más frecuentes en la red es la de las “brigadas”, descrita por Jon Ronson en su reciente libro So you’ve been publicly shamed (Has sido avergonzado públicamente), en donde alerta por el surgimiento de “grupos” de matones que se unen virtualmente en páginas como Twitter, Ask, Facebook y demás para ofender, atacar y burlarse del comportamiento de otra persona. Los denominados “trolls” a menudo piensan que sus acciones están justificadas. “Los matones suelen pensar que están dando una lección y abusan de la víctima porque, según ellos, se lo buscaron”, cuenta Ronson en uno de los apartados de su libro.

¿Qué hacer para enfrentarlo?

En Colombia hay diversos canales en donde puede denunciar si ha sido víctima de cibermatoneo. Si alguien es menor de 18 años puede denunciar este tipo de acoso en la red a través de Te Protejo www.teprotejo.org. Allí puede contar su caso y adjuntar las pruebas que considere necesarias. Si el afectado es mayor de edad, la denuncia se puede hacer a través del Centro Cibernético Policial www.ccp.gov.co. También es posible pedir asesoría al CAI Virtual, que hace parte de esa página o en su cuenta de Twitter @CaiVirtual.

Fuente: DIARIO EL ESPECTADOR

01/11/2016
rp_424a28d840060b3bb3ff243eb542e82c_1452310081.jpg

De cómo la internet transformó el matoneo

Factores como el anonimato hacen del “bullying” virtual un problema cada vez más difícil de contener. Mientras en el mundo disminuyó, en Colombia las denuncias por […]
01/08/2016
FB_IMG_1452282982794

“Fidelidad e infidelidad no existen, son meras ficciones”: Athemay Sterling Acosta

“Lo que existe es la poliandria y la poligamia”, firmó el defensor de derechos humanos. El Jurista Athemay Sterling explica y educa para orientar y transformar […]
01/07/2016
rp_educacion-inclusiva-foto-2.jpg

Sigue la novela de la educación inclusiva

  Directivas de la fundación Progresa, encargada de ejecutar el contrato de educación inclusiva en Pereira durante el 2015, le manifestaron a este medio de comunicación […]
12/18/2015
rp_DATA_ART_7133129_BIG_CE.jpg

“Ya arrancó nuestro observatorio por la educación”: Lopera

“Con esta iniciativa se busca la generación de proyectos que permitan mejores condiciones de acceso, calidad, continuidad y formación académica de todos los pereiranos; de igual […]