resized_DATA_ART_7771772_BIG_CE

La edad actual de pensión es de 57 años para las mujeres y de 62 años para los hombres. Hay una propuesta para subirla a 62 y 65 años, respectivamente.

En Colombia hay un poco de más de 1,6 millones de pensionados. Un selecto ‘club’ al que cada día será más difícil de ingresar. Por lo menos así lo aseguran analistas, gremios y Gobierno.

Colpensiones (régimen público de prima media) tiene a la fecha 2,3 millones de afiliados y de estos se estima que solo 230.000 alcanzarían su jubilación; el régimen privado de ahorro individual (Rais) tiene 13,2 millones de afiliados -no todos activos-, pero solo 3,3 millones lograrían su pensión.

¿Qué pasará con el resto? Todo parece indicar que están sentenciados a trabajar indefinidamente. Un reciente informe de Fedesarrollo señaló que hoy menos de la tercera parte de la población mayor de 60 años puede acceder a una pensión, situación que afecta más a las mujeres mayores, pues solo una de cada cinco lograría jubilarse.

Si el sistema pensional colombiano sigue como hasta ahora, “solo el 10 % de las personas que actualmente trabajan y cotizan para pensionarse reunirán las condiciones suficientes para poder hacerlo (en cualquiera de los dos regímenes)”, dice el estudio.

Hay tres fallas básicas que afectan el sistema pensional del país, según los expertos: cobertura – muy pocos tendrán el beneficio de jubilarse; equidad (los subsidios del Gobierno se quedan entre las pensiones más altas) y sostenibilidad. Hoy las pensiones le valen al Estado US$35 billones, más que el presupuesto que se destinó este año al sector educativo del país y muy cerca de la totalidad de recursos de inversión que la Nación destinará este año en las regiones ($40 billones).

Marcelo Duque, investigador en el tema pensional, considera que una reforma al sector debe ser de alta prioridad para el país por el alto costo de las jubilaciones y por la ineficiencia e inequidad del sistema, que lo hace inviable.

“La anunciaron (la reforma) el año pasado y no pasó nada, ojalá que este año no se tranque porque con el actual panorama el sistema es inviable”, dice.

Para este analista, tanto Colpensiones como los fondos privados tienen grandes retos. En el primer caso, “hay que cambiar la forma de otorgar subsidios y buscar que con esa misma plata el Estado llegue a más personas, menos monto de pensión, pero más gente. En el segundo caso, explicó que se tienen retos de cara a la esperanza de vida de los colombianos y a la forma de cálculo de la pensión para llegar a más personas. “No soy amigo de aumentar las edades porque cuando no hay estabilidad laboral como en nuestro país, es difícil hacer esto”.

Al respecto, el abogado experto en pensiones José Siloney Navia, dice que hay dos elementos claves que frenan que más personas logren su pensión: la falta de información, “los jóvenes creen que no deben cotizar porque nunca van a jubilarse y no piensan que estar cubiertos es importante por una eventual pensión de invalidez o sobrevivencia”.

15 años cotizan en promedio los colombianos al sistema de pensiones, de los 25 requeridos para jubilarse.

El segundo punto es la informalidad, por esta razón la gran mayoría de colombianos no logran las semanas necesarias para una mesada. “En el país hay mucha inestabilidad laboral y eso hace imposible que la gente se jubile”, afirmó.

Propuestas

El Gobierno Nacional viene tejiendo la próxima reforma pensional, pero aún no se han dado las bases finales de la misma, sin embargo, entidades multilaterales e investigadores han hecho sus propuestas:

Anif: esta asociación considera que la mejor reforma pensional es una que formalice el mercado laboral para que más personas salgan de la informalidad y coticen al sistema. Esto se debe acompañar de un incremento en la edad de jubilación y en las tasas de cotización -hoy los trabajadores aportan el 4 % de su salario mes y las empresas el 12 %-.

La informalidad

Para Jorge Llano, director de Estudios Económicos de Asofondos, postergar una reforma pensional implica mantener un sistema público costoso, inequitativo y con baja cobertura.

Por ejemplo, explica que alguien que cotiza por 25 salarios mínimos durante los últimos 10 años laborados, según cifras del Ministerio de Trabajo, tiene un subsidio equivalente a $1000 millones. Mientras tanto, la gran mayoría que no se pensiona se les devuelven sus aportes ajustados a inflación y sin ningún interés real.

Asofondos considera que una prioridad para el país es combatir la informalidad laboral, pues de los cerca de 22 millones de ocupados solo 7,8 millones cotizan a la seguridad social, razón por la cual la probabilidad de lograr una pensión de los informales es casi nula. “Hay que iniciar no solo una reforma pensional sino también una laboral”.

Fedesarrollo coincide en que se deben ajustar los parámetros con los que se calculan las mesadas en Colpensiones y las edades de jubilación, de acuerdo con el proceso de envejecimiento.

Además reducir las diferencias de género en las edades para pensionarse, reconociendo que las mujeres tienen más interrupciones en su vida laboral. También moderar los incentivos que tienen los cotizantes de mayores ingresos para trasladarse a Colpensiones cuando están cerca de la jubilación.

Según el BID, la reforma pensional debe modificar la posibilidad de traslados entre regímenes antes de la jubilación de 10 años a 15 años; prolongar la permanencia mínima en un régimen de 5 a 8 años; y elevar la edad actual de pensión de 57 y 62 años para mujeres y hombres, respectivamente a 62 y 65 años. Esto ahorraría al sistema pensional un 0,5 % del PIB ($4 billones).

La entidad introduce un punto adicional y es una reforma al régimen privado de ahorro individual (Rais), relacionado con cambiar el sistema de comisiones de las administradoras, buscar nuevos competidores y estimular la participación de más empresas. Hoy los fondos de pensiones manejan $165 billones de cotizaciones de los colombianos.

Adicionalmente, hay otras recomendaciones como ampliar el tiempo que se utiliza para fijar el monto de la mesada. Hoy se tiene en cuenta el promedio del 10 años atrás y la idea es que se tomen 15 o 20 años, como lo hacen en otros países. Esto acompañado de una reducción en el monto de la pensión. Las personas que logran una mesada obtienen hoy entre el 55 % y el 80 % de su salario promedio.

Enrique Chaverra, vicepresidente de TG Consultores, opina que es urgente la reforma, pues al reconocer una mesada teniendo en cuenta el promedio salarial de los últimos 10 años y no el promedio de toda la vida laboral, se genera un gran déficit fiscal. “Se esperaría que la pensión, con la reforma, se reconozca con el promedio salarial de la vida laboral de una persona o de acuerdo al ahorro pensional”, afirmó.

Con o sin reforma, no es claro cuántos más colombianos lograrán una pensión en el futuro. Hoy en el país 3,8 millones de personas de más de 60 años no reciben pensión y según cálculos de Fedesarrollo, para el 2050 esta cifra podría incrementarse a 12 millones.

El sistema general de pensiones en Colombia se compone de 2 regímenes.

-Privado de ahorro individual (Rais). La pensión se obtiene cuando se logra el capital necesario.

-Colpensiones (régimen público). Se requieren 1300 semanas cotizadas y 57 años para mujeres o 62 años para hombres.

Fuente: DIARIO LA TARDE

03/07/2016

¿Quiénes lograrán jubilarse en Colombia?

La edad actual de pensión es de 57 años para las mujeres y de 62 años para los hombres. Hay una propuesta para subirla a 62 […]
03/05/2016

Inflación en febrero fue de 1,31% en Pereira

Educación, alimentos y salud, los grupos que más tuvieron variación. El Índice de Precios al Consumidor, que mide la inflación en el país, reportó en febrero […]
03/04/2016

Más Familias en Acción empezó pago de incentivos

Los desembolsos que inicaron el pasado 27 de febrero se extenderán hasta el próximo 22 de marzo. Entre los departamentos de Antioquia, Boyacá, Caldas, Cundinamarca, Huila, […]
02/27/2016

¿TIEMPOS DE UTOPIA? EL INGRESO BÁSICO UNIVERSAL CONTRAATACA (Artículo)

Las transformaciones políticas recientes en América Latina parecen sugerir que nos movemos hacia la derecha o al menos hacia el centro derecha. Argentina es el caso […]