El desempeño de la economía colombiana entre 2015 y 2017 no supera el 2 % anual. No es de sorprender entonces que la buena tendencia en la tasa de desempleo y de pobreza monetaria se haya revertido. Así mismo, diversos estudios muestran que la tasa de crecimiento potencial de la economía colombiana no supera el 3,5 % anual. Todo lo anterior señala que la estrategia de desarrollo que surtió buenos frutos por tres décadas parece ya no funcionar. El modelo de desarrollo, con aspectos necesarios como un satisfactorio ajuste macroeconómico y una inserción activa en los mercados internacionales, debe complementarse con nuevas fuentes sostenibles de crecimiento y una mayor movilidad social.

Estamos en plena cuarta revolución industrial, en la que la economía digital, la bioeconomía, la nanotecnología y el internet de las cosas están cambiando rápidamente la forma de generar bienes y servicios. Los países que responden a estos nuevos retos son los que se están integrando en las cadenas globales de valor y logran permanecer competitivos en los mercados internacionales. Para responder a este reto hay que universalizar la educación superior, estimular la inversión pública y privada en ciencia tecnología e innovación pertinentes a las necesidades del país e implementar políticas de desarrollo productivo, teniendo en cuenta las ventajas comparativas de cada región y ayudándoles a atraer inversiones nacionales e internacionales. El país requiere urgentemente nuevas fuentes de crecimiento.

Debemos adaptarnos a las nuevas condiciones climáticas si queremos una economía resiliente al clima. Un primer factor es nuestra gran ineficiencia en el uso de los recursos naturales del país, como el agua, la tierra y la energía. También hay una muy baja productividad laboral, y en parte lo explica un ineficiente uso de los materiales en la producción. Se requiere cambiar los incentivos en el campo. Eliminar el grueso de los subsidios y fomentar la entrega de bienes públicos y el extensionismo tecnológico. Colombia tiene un gran potencial agropecuario, forestal y agroindustrial, pero con base en proteccionismo y subsidios será imposible que la tierra se convierta en un generador y no en un simple acumulador de valor.

Así mismo, es indispensable fomentar la descarbonización de la economía. Para ello es clave la electrificación de la industria, en particular en cuanto al uso de calderas y motores eléctricos, y darle un impulso a la electrificación del transporte. Se debe fomentar la importación masiva de vehículos eléctricos y facilitar la financiación de la maquinaria eléctrica. Por el lado de la oferta de energía, hay que cambiar la matriz de generación, dándoles cabida a las fuentes renovables no tradicionales de energía, como la fotovoltaica y la eólica, que den más seguridad a la operación en los frecuentes periodos del fenómeno del Niño.

Por otra parte, la economía verde da oportunidades de impulsar nuevas fuentes de crecimiento económico. Además, la bioeconomía ofrece alternativas para cerrar rentablemente los ciclos de la biomasa, de la cual somos grandes generadores, y, vía el uso sustentable de la biodiversidad, en áreas como la cosmetología y los farmacéuticos.

Otra fuente de actividad económica es la forestal. Para ello se requieren esquemas de acceso a la tierra con seguridad jurídica de largo plazo. Finalmente, el concepto de economía circular, desde el diseño del producto hasta el reciclaje de los deshechos, también brinda posibilidades donde solo se recicla el 17 % de las basuras en el país.

Una mezcla de educación, conocimiento y provisión de bienes públicos para implementar políticas de desarrollo productivo, en un marco de economía verde, nos debe dar la fórmula efectiva al desarrollo sostenible que estamos buscando.

Fuente: DIARIO EL TIEMPO

04/19/2018

Juan Carlos Pinzón habló de la necesidad de lograr un crecimiento económico sostenible

El desempeño de la economía colombiana entre 2015 y 2017 no supera el 2 % anual. No es de sorprender entonces que la buena tendencia en […]
04/16/2018

Proyecto de quitar tres ceros al peso colombiano, ya aterrizó en el gobierno

Tras radicar el proyecto, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas declaró que hay buen ambiente en el Congreso ya que hay un consenso entre varias bancadas […]
04/12/2018

¿Para qué los menonitas compraron 16.000 hectáreas a 64.000 millones en Colombia?

El movimiento irregular de decenas de ciudadanos con pasaportes mexicanos y bolivianos por Meta puso en alerta a agentes antimafia de Estados Unidos y de Colombia, […]
04/04/2018

Si Ministerio de Ambiente exalta potencialidad energética de La Guajira; ¿por qué no la explota?

En materia de energía eólica y solar, el departamento de La Guajira dobla el promedio que se tiene de oferta de este recurso en el resto […]