resized_3054583_n_vir3

El presidente Juan Manuel Santos anunció que el gobierno y los sindicatos llegaron a un acuerdo para fijar el salario que devengan casi dos millones de trabajadores en Colombia. El subsidio de transporte aumentó 6,1% y quedó en $88.211. Vea qué más sube con el mínimo.

El pago de los casi dos millones de trabajadores en Colombia que ganan el salario mínimo será de $781.242, lo que representa un aumento del 5,9%, equivalente a $43.525. Así lo anunció el presidente de la república, Juan Manuel Santos en una rueda de prensa en la Casa de Nariño. El presidente Santos aseguró, además, que el subsidio de transporte para 2018 será de $88.211 (un alza del 6,1%).

“Después de la reunión de esta mañana con Julio Roberto Gómez (CGT), Miguel Morantes (CTC) y Jhon Jairo Díaz (CDP), y de la consulta permanente con los gremios, hemos logrado llegar a un acuerdo”, sostuvo el mandatario.

Sin embargo, La Central Unitaria de Trabajadores (CUT) no participó del acuerdo y Luis Pedraza, su presidente expresó su rechazó. En su cuenta de Twitter anuncio: “Por hablar con autoridad y liderar paros históricos 2.017 excluyen ilegalmente a CUT de negociación salario mínimo”.

Este acuerdo es sorpresivo si se tiene en cuenta que en los últimos 20 años solo se han logrado cinco concertaciones, y que esta vez las discusiones empezaron con profundas diferencias. No solo por la habitual gran diferencia entre las propuestas entre empresarios y sindicatos, sino porque varios gremios y sindicatos tenían sus propias ofertas. Y tomó varios días para que se vieran signos de unión.

Los gremios propusieron inicialmente incrementos que iban del 4,5 y el 4,7%, pero en una reunión posterior ofertaron conjuntamente un alza del 5,1%, esto implicaba que el salario mínimo había pasado de $737.717 a $775.340 (un incremento de $37.623). Por su parte los sindicatos, inicialmente ofertaron un alza entre el 10 y el 12%, pero luego unificaron su propuesta en un 9% de incremento. Por lo que el salario mínimo quedaría en $804.111 en 2018, lo que representa un incremento de $66.394.

El presidente Santos aseguró que el acuerdo logrado busca mantener el ingreso de los trabajadores, pero también evitar un efecto negativo sobre el empleo. “Con este ajuste del salario mínimo se estimula la recuperación de la economía que hemos observado en los últimos meses de este año. Esperamos que el incremento que concertamos hoy mejore el consumo de los hogares colombianos, porque esto contribuye también a mejorar la economía”.

¿Qué sube con el mínimo?

Este pago es una medida que le da valor a varias cosas del sector público. Una de las principales son las multas: desde las sanciones de menor grado en el código de Policía, hasta las multas por cartelización que impone la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), todas se miden en salarios mínimos legales vigentes (diarios o mensuales).

Otras cosas que están medidas en esta escala son las cuotas moderadoras en las EPS, los servicios notariales, el SOAT. También afectan a servicios como las grúas, el parqueadero en los patios y las matrículas y pensiones en los colegios.

Asimismo, hay que tener en cuenta que los pensionados también tienen diferentes rangos de pago. Y los que devengan el mínimo, cerca de 1,12 millones de colombianos, también reciben un ajuste de la misma proporción de lo que fijo el Gobierno.

Respecto a los contratistas, no hay garantía que reciban un incremento salarial igual que el de los que devengan el mínimo. Los que se encuentran en el sector público su remuneración se incrementa con base a la resolución que emita el Ministerio de Hacienda, la cual debería considerar por lo menos el efecto de la inflación.

Para los que están contratados con prestación de servicios en el sector privado, aunque ganen igual que el mínimo, su pago solo se incrementará proporcional a lo que fije el Gobierno si se pactó así en su contrato. De lo contrario el empleador no está en obligación de subir el sueldo.

REACCIONES

La CUT, única central obrera que no estuvo de acuerdo con la negociación del salario mínimo, convocó a un paro cívico nacional en protesta por el aumento del 5,9%. La ANDI, por su parte, celebró la concertación, y la Asociación de Pequeñas y Mediana Empresas, Acopi, aseguró que esta decisión significará un gran esfuerzo para los emprendedores.

La noticia de que el gobierno, los empresarios y los sindicatos se habían puesto de acuerdo para establecer el aumento en el salario mínimo de 2018 tomó por sorpresa a la mayoría de periodistas económicos del país. Incluso, antes de conocer la decisión final, muchos medios de comunicación dieron por sentado que este año, de nuevo, el aumento en el salario de casi dos millones de colombianos sería impuesto por decreto.

Sin embargo, y contra todos los pronósticos, en la tarde de ayer 30 de diciembre, el presidente de la república, Juan Manuel Santos, anunció que por tercera vez en los ocho años de su gobierno se había logrado concertar el aumento definitivo del salario mínimo. “Después de una larga reunión con Julio Roberto Gómez (CGT), Miguel Morantes (CTC) y Jhon Jairo Díaz (CDP), y de la consulta permanente con los gremios, hemos logrado llegar a un acuerdo”, sostuvo el mandatario.

Como se supo inmediatamente después del encuentro, el salario mínimo acordado para el próximo año será de $781.242, un aumento del 5,9%, equivalente a $43.525. El subsidio de transporte tuvo un alza de 6,1% y quedó en $88.211.

Una vez se firmó el decreto que reglamenta el nuevo salario, la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) expresó su inconformidad por no haber sido convocada a la reunión con el presidente y, a través de un comunicado de prensa, aseguró que el valor acordado era insuficiente para las expectativas y las necesidades de los trabajadores.

“Deploramos y rechazamos la exclusión de la CUT de la fase final de negociación, pues no fue informada ni convocada a la reunión respecto a la cual hizo referencia el presidente Santos. Respecto al valor acordado nos parece insuficiente para las expectativas de los trabajadores por la desaceleración económica del país y por el retraso salarial, que demostró la CUT en la mesa de concertación”, afirmó Luis Alejandro Pedraza, presidente de la CUT.

Pedraza, además, hizo énfasis en que el reajuste del salario responde a “las políticas de restricción fiscal y salarial que ordenan los organismos de crédito internacional (FMI, BM, OCDE)”, y añadió que no es cierto que un incremento salarial “digno”  cause desempleo, inflación e informalidad.

Javier Bermudez, presidente de la CUT en el Atlántico, fue máz allá y propuso un paro cívico nacional. En diálogo con Blu Radio, Bermudez dijo la decisión se tomará en la junta nacional de la CUT, que se realizará en los próximos días. “Es una payasada lo que ha hecho Santos. Rechazamos el porcentaje aumentado a los trabajadores y trabajadoras en el país. Por eso invitamos a todo el movimiento sindical y social a levantarse contra esa ignominia que ha hecho el presidente creyéndose el rey y nosotros el perro comiendo de las migajas que tira debajo de la mesa”.

Pero no todas las reacciones han sido críticas. La Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI) celebró el acuerdo y reconoció que la decisión final de aumentar 5,9% estuvo casi dos puntos porcentuales por encima de su propuesta inicial.

Bruce Mac Master, presidente de la ANDI, aseguró que “los aumentos acordados, surgen a partir de las solicitudes de las centrales de trabajadores, de los análisis macroeconómicos derivados del margen de maniobra contenido en el Marco Fiscal de Mediano plazo presentado por el Gobierno Nacional en materia de finanzas públicas, empleabilidad, productividad, competitividad e inflación; así como de las deliberaciones que se dieron alrededor de la Comisión Permanente de Concertación Laboral y Salarial, las cuales estuvieron lideradas por los ministerios de Trabajo y Hacienda”.

La Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas (Acopi), también expresó su conformidad con el acuerdo logrado, pero dejo claro que para una empresa pequeña, por ejemplo de 50 empleados, este incremento significaría un esfuerzo mensual en los gastos de trabajadores avaluado en de $5.116.558.

“A primera vista, el aumento para los trabajadores parece no ser significativo, pero viéndolo en perspectiva, una empresa de 50 empleados, tendría que aumentar la productividad de sus trabajadores en $61.398.696 durante el año”, concluyó Rosmery Quintero, presidenta nacional de Acopi.

Fuente: DIARIO EL ESPECTADOR

01/02/2018

Repercusiones al conocerse el nuevo salario mínimo

El presidente Juan Manuel Santos anunció que el gobierno y los sindicatos llegaron a un acuerdo para fijar el salario que devengan casi dos millones de […]
12/29/2017

Como dice el tango, “batalla” por establecer salario mínimo, acabaría “justo el 31”

Ante el fracaso del encuentro convocado para este jueves, la ministra de Trabajo dijo que buscará la concertación hasta último momento. Es decir, hasta el 31 […]
12/22/2017

Gobierno Santos destinará 216.000 millones para 22 proyectos de inversión

Estos recursos, aprobados en el último OCADTÓN del año, beneficiarán a la educación, transporte, ciencia, tecnología, innovación, vivienda y agricultura, entre otros sectores de la nación. […]
12/19/2017

En Ibagué, se quieren “volver chinos” en cuestión de agua potable

Los ibaguereños esperan que el agua tratada que utilizan pase del 12 al 95 por ciento por cuenta de la construcción de una planta de procesamiento […]