Carder suspende construcciones que no poseen licencia

Exitosa campaña de vacunación en el “Municipio Industrial”
08/04/2019
Dosquebradas recupera certificación en Agua Potable y Saneamiento Básico
08/04/2019

Carder suspende construcciones que no poseen licencia

La Corporación Autónoma Regional de Risaralda, CARDER, a través de la Subdirección de Gestión Ambiental Sectorial, viene adelantando operativos a predios que están siendo construidos en el sector de la Florida en el municipio de Pereira, en el área de influencia del río Otún, sin licencias de construcción donde hay una provisión de vertimientos y concesiones de agua, lo que imposibilita que haya nuevas construcciones en este sector, hasta tanto no se tenga un acuerdo de manejo que contemple un instrumento de planificación que se desarrolle entre los municipios de Pereira, Dosquebradas, Santa Rosa de Cabal y la Corporación, por lo tanto hasta que no se establezca el plan de manejo, no puede haber ninguna construcción en ese sector.
Así lo dio a conocer el Subdirector de Gestión Ambiental Sectorial de la CARDER, Carlos Ancizar Arcila Ríos, quien manifestó que la Corporación cuenta con un sistema de Ortofoto, lo que permite en una escala de 1 a 2 mil determinar que hay en el área quedando un registro fotográfico evidenciando lo que se ha construido nuevo desde octubre del año 2018 en adelante, lo que ha permitido imponer medidas sancionatorias ambientales de demolición cuando se construyen obras sin licencias. “Este sistema de ortofoto nos ha dado resultado ya que las personas eludían estas sanciones argumentando que llevaban más de tres años allí, esto nos da la certeza de decir que se ha construido nuevo para imponer sanciones, lo que ha permitido la suspensión de dos obras”.La CARDER hace un llamado a las personas interesadas en comprar lotes en el sector de La Florida, en donde se requieren mínimo 5 hectáreas por lote para construir. Cabe resaltar que estos operativos se realizan con el apoyo de denuncias atendidas por la entidad, prohibiendo así la construcción de más de una vivienda por 5 hectáreas.

Finalmente, es preciso recordar que la Corporación continuará desarrollando estos operativos de control en toda la extensión del departamento, velando por los derechos medioambientales y actuando para tomar los correctivos correspondientes.

Competencia
En el año 2000 las Corporaciones Autónomas Regionales, CAR, deciden unificar la Norma para el manejo de guaduales naturales y plantados. Esta actividad es apoyada por el proyecto Manejo Sostenible de Bosques en Colombia, con énfasis en Guadua, proyecto liderado por la Agencia Alemana al Desarrollo – GIZ, donde la Corporación Autónoma Regional de Risaralda, CARDER ejerce la coordinación regional de este proyecto.
Dicha Norma inicia su aplicación en la región a partir del año 2002, y en sesiones de trabajo con los actores de la Cadena Productiva de la Guadua, se hicieron ajustes técnicos a la Norma en el año 2003; esta Norma, permite el reconocimiento de guaduales naturales de manejo forestal sostenible, la conformación y operación de núcleos forestales productivos. Estos dos instrumentos técnicos, regulados por la Norma Unificada para la Guadua, fueron puestos en operación por la CARDER, siendo la primera autoridad ambiental en reconocer guaduales de manejo forestal sostenible y en la conformación del Núcleo Forestal Productivo de Guadua.
Dados los avances en el manejo silvicultural de la Guadua, con el liderazgo de la CARDER y el apoyo de la GIZ, y de la Unión Europea, se logró certificar por su manejo forestal sostenible, cumpliendo estándares internacionales del Forest Stewardship Council – FSC, los primeros guaduales naturales en el mundo, siendo el municipio de Pereira, donde se lograron los mayores avances en estos aspectos.
Es así como la Corporación acorde con la experiencia en el proceso de administración forestal de los guaduales naturales y plantados del departamento, desde el año 2016 incluyó en el Plan de Acción Institucional, un componente de biodiversidad urbana, para lo cual, seleccionó el recurso Guadua, como el eje estructurante de esta actividad.

Es importante tener en cuenta, el porqué, se debe solicitar a las Autoridades Ambientales, permiso para realizar actividades de aprovechamiento de bosques naturales. El dueño del bosque “PRODUCTOR FORESTAL” posee un bien privado, del que puede obtener productos maderables y no maderables, pero esos bosques generan servicios públicos, que son conocidos como servicios ecosistémicos. Entre los servicios ecosistémicos, se resaltan entre otros la biodiversidad, captura de CO2, la regulación de los ciclos biológicos. En este contexto, es que la Autoridades Ambiental, debe administrar los bosques naturales, de tal forma, que estos puedan seguir brindando los servicios ecosistémicos.

“Los aprovechamientos forestales persistentes de bosques naturales localizados en terrenos de dominio público se adquieren mediante concesión, asociación o permiso; cuando los bosques naturales estén localizados en terrenos de propiedad privada y se quiera hacer aprovechamiento persistente, el derecho se adquiere mediante autorización. En este orden de ideas, la CARDER debe revisar cada solicitud de aprovechamiento, para determinar el tipo de aprovechamiento forestal a realizar. Para el caso de los aprovechamientos forestales únicos, estos deben contar con el documento técnico que determinen que su aptitud es diferente al uso forestal. En los cascos urbanos (caso Pereira, Dosquebradas), corresponden a los usos del suelo, que se demuestran con un certificado, expedido por la curaduría urbana. Cuando se autoriza el aprovechamiento forestal único, la entidad, determina medidas compensatorias, orientadas a que el responsable del Proyecto, compense la cobertura forestal erradicada”, explicó la Directora General (e) de la CARDER, Martha Mónica Restrepo Gallego.

De acuerdo con la legislación colombiana, se tienen tres clases de aprovechamiento forestal, los cuales son:

  1. Los aprovechamientos únicos: corresponden a los que se realizan por una sola vez en áreas donde se demuestre con base en estudios técnicos, una mejor aptitud de uso del suelo. Generalmente este tipo de aprovechamiento se asocia a la ejecución de proyectos de vías, construcción de obras de desarrollo (colegios, hospitales) y en los centros poblados a procesos de desarrollo urbanístico (edificios, conjuntos habitacionales, urbanizaciones, etc.)
  1. Los aprovechamientos persistentes: son los que se llevan a cabo con criterios de sostenibilidad y con la obligación de conservar el rendimiento normal del bosque, con técnicas silvícolas que permitan su renovación y que el manejo de estos bosques, se soporta en un plan de manejo y aprovechamiento forestal; el cual está sustentado en las ciencias forestales (Inventario forestal, dasonomía, silvicultura de bosques naturales, aprovechamiento y transporte menor y mayor de los productos maderables y no maderables)
  1. Los aprovechamientos domésticos: son los que se efectúan únicamente para satisfacer las necesidades vitales domésticas, sin que se puedan comercializar sus productos y se otorgan una vez al año, y su volumen (madera a extraer) no podrá exceder los veinte (20) metros cúbicos.

La CARDER le recuerda a la ciudadanía la importancia de denunciar ante las autoridades competentes, las afectaciones a los recursos naturales y de esta manera aportar en la conservación cuidado de los recursos naturales del departamento.

Seguimiento

La Corporación Autónoma Regional de Risaralda, CARDER, a través de la Subdirección de Gestión Ambiental Sectorial, recuerda a los ciudadanos tener presente que, para cualquier intervención a los recursos naturales, en cuanto a uso y aprovechamiento, se deben acercar a la autoridad ambiental para adelantar el trámite correspondiente.

Es así como todas aquellas personas naturales o jurídicas que pretendan construir obras que ocupen el cauce de una corriente o depósito de agua, como es el caso del proyecto de la Liga Contra el Cáncer en la Avenida la Romelia el Pollo, deben solicitar la aprobación de la demarcación de los suelos de protección de las corrientes hídricas existentes, en este caso en particular se aprobó un retiro de 15 metros de ancho, con el propósito de proteger e impedir que en estas franjas se construya. Además, se otorgó permiso de ocupación de cauce a fin de evitar que las obras que se pretenden construir alteren el comportamiento natural de la fuente hídrica y de los ecosistemas aledaños.

En visita de campo realizada por la Subdirección de Gestión Ambiental Sectorial en compañía de la Procuradora Ambiental y la Gerente del proyecto, se pudo constatar que los permisos que fueron otorgados se están cumpliendo a cabalidad, razón por la cual no se impondrá ninguna medida y el plan de obra de La Liga Contra el Cáncer continuará con su normal desarrollo.

La CARDER aclara que los permisos ambientales del proyecto de la Liga Contra el Cáncer no están vencidos, fue expedido un permiso inicialmente, el cual fue objeto de prórroga y actualmente se encuentra vigente.

Por su parte la Gerente de la Liga Contra el Cáncer Risaralda, María Teresa Romero Henao, manifestó que “cumplimos con todas las normas y los permisos ya que la Liga es muy juiciosa y queremos contarle a la ciudadanía, que podemos contar con un centro de radioterapia para el año 2020 en el Municipio de Dosquebradas”.

Es importante tener en cuenta que la Corporación otorga los permisos, pero además hace el seguimiento al cumplimiento de las obligaciones establecidas, con el objetivo de propender por la conservación de los Recursos Naturales.

Fuente: CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE RISARALDA

Comments are closed.