“Cada vez son menos los defensores del pensamiento crítico”, por Enrique Marrero

En Dosquebradas, toma forma la solución vial Molivento
01/04/2021
Si la vacuna anticovid sería gratuita; ¿por qué la venderían particulares en Colombia?
01/05/2021

“Cada vez son menos los defensores del pensamiento crítico”, por Enrique Marrero

Nos encontramos en una encrucijada democrática partidista que no presenta un plan de inversión real o peor aún, no consigue poner los pies en suelo firme, se está luchando por romper la fortaleza psicológica de las personas que aún les queda algo de conciencia y que en realidad están pensando en ayudar a una sociedad que busca un respiro. 

Cada vez son menos los que defienden el pensamiento individualista y crítico. Estamos llegando a una situación en la que los llamados ¨lobos solitarios¨ empiezan a sentirse avergonzados de su existencia. Con respecto al ámbito educativo, también es imprescindible dar a conocer que los estudios realizados por expertos en la materia, demuestran que han conseguido bajar el coeficiente Intelectual de la población, gracias principalmente a la reducción de la calidad de la enseñanza planeada y ejecutada hace años por un grupo de anómalos, que prefieren a una sociedad sumisa, por supuesto, públicamente se lanza periódicamente la noticia de que el Coeficiente Intelectual medio está subiendo, sabiendo que es falso, cada año el índice de deserción escolar es mayor, por múltiples razones 

Los protagonistas de los desastres de la nación, si Ellos los innombrables saben que, cuanto menor sea el nivel intelectual dlos individuos, menor es su capacidad de resistencia al sistema impuesto. Para conseguir esto, no sólo han manipulado a los colegios y a las empresas, sino que se han apoyado en su arma más letal: la televisión y sus ´programas basura´ para alejar a la población de situaciones estimulantes y conseguir así adormecerla. 

El objetivo final de esta pesadilla es un futuro que transformará la tierra en un planeta-prisión mediante un Mercado Único Globalizado, controlado por un Gobierno Mundial Único, vigilado por un Ejército Unido Mundial, regulado económicamente por un grupo de indiscriminadores habitado por una población controlada mediante microchips cuyas necesidades vitales se habrán reducido al materialismo y la supervivencia: trabajar, comprar, procrear, dormir, todo conectado a un ordenador global que supervisará cada uno de nuestros movimientos. 

Porque cuando usted comprenda lo que ocurre, comenzará a entender que mucha gente importante –gente a la que cree que admira, a la que busca para que lo guíe y a la que intenta apoyar-, gente que usted creía que trabajaba para nosotros, a favor de la libertad (los líderes elegidos democráticamente, los comisarios mundiales no elegidos por el pueblo, los líderes de la sociedad civil, la prensa), todos los que deberían proteger celosamente nuestra libertad, en realidad trabajan para ellos, a favor de intereses que poco tienen que ver con la libertad. 

El colectivo vivirá por momentos el desasosiego de entender (posiblemente), de los errores y nos tocara reflexionar las decisiones del pasado. 

Quizás en Asia esté cerca las enmiendas de que hablábamos antes y los lleven a ser unos países fortalecido, si bien cuesta imaginar que en América pudiera producirse una revolución comunista, los intentados por años por varios gobernantes de turno, es bien sabido por experiencias previas y de larga data que,  sería una fatídica medida y siempre cabría preguntarse: ¿Cuántas angustias volverían sobre quienes ahora viven en bien de quienes han de perseguirles? ¿Será verdad que sería una vida social más digna? ¿Somos una sociedad que necesita a un líder militar para mejorar el orden social?, peor aún, ¿Cuánto será el costo social? El desarrollo de las nuevas TICs, unido  al conocimiento actual sobre manipulación de la conducta por medio de distintas estrategias comunicacionales, está favoreciendo a lo que en otras épocas fueron sólo propósitos sin ejecutar y meras inclinaciones solo figuradas, hoy se estén cristianizando en una realidad que ya todos conocemos. 

 *Licenciado. Periodista, escritor y docente venezolano, radicado en Colombia. Corresponsal. Periodista de Diario EL POLITICÓN DE RISARALDA y colaborador del suplemento del mismo, ARCÓN CULTURAL.

Comments are closed.