resized_IMG_20150409_110331566ñ

Marcha por la firma de los Acuerdos entre el Gobierno y las FARC en Pereira.

Con las crecientes marchas en Bogotá, Cali, Popayán, Medellín y otras ciudades del país, como las registradas el 6 y 12 de octubre, comunidades que votaron por el Sí y otros grupos sociales, como los estudiantes que no participaron el 2 de octubre, profesores, comunidades indígenas y campesinas de regiones afectadas por la guerra, familiares de las víctimas y otros sectores sociales se han volcado a las calles exigiendo pronta negociación y resolución de los acuerdos con las Farc, poniendo pueblo al clamor de continuar sin dilaciones la búsqueda de la paz.

Se trata de no dejar secuestrar el destino del proceso en manos de los mismos dirigentes políticos de siempre aglutinados en dos bandos: los de la coalición de gobierno y los partidos de la “U”, Liberal, Cambio Radical y un sector del Conservador, que se ‘comprometieron’ con el Sí; enfrentados a los voceros del No, encabezados por el Ex y senador Uribe y sus tres voceros, el ex-presidente Pastrana y un sector del conservatismo liderado por Marta Lucía Ramírez, más paracaidistas como el exprocurador Ordóñez, que quieren imponer su retrograda agenda de cambios para proteger intereses puntuales sobre la propiedad de la tierra y la Justicia Transicional que los beneficien y a poderosos grupos económicos que representan y no necesariamente obedecen a los intereses de la mayoría de colombianos de a pie.

Cómo sucedió cuando el movimiento estudiantil de la séptima papeleta presionó la convocatoria de la Asamblea Nacional Constituyente en 1990, esta vez la juventud con sus consignas abre las puertas a los que votaron por el Sí y el No, que están de acuerdo con la pronta continuidad del proceso sin interferencia de los partidos políticos interesados más en las elecciones presidenciales del 2018 que en sacarlo adelante. Después de reunirse ayer jueves 13,  con el presidente Santos, ya lograron que el cese bilateral al fuego sea prolongado hasta el 31 de diciembre.

Triunfa la filosofía de Maturana en este caso, pues al perder por un pelo los del Sí, lograron movilizar en las calles a miles de jóvenes y ciudadanos abstencionistas que se habían mantenido indiferentes y alejados de una sucia y sectaria campaña plebiscitaria que no los motivó, por la avalancha de mentiras para apasionar a incautos emotivos y uniéndose al clamor de campesinos, indígenas y habitantes de los pueblos afectados directamente por la violencia y donde ganó el Sí a pesar de las dificultades para llegar a las mesas de votación.

El cese bilateral al fuego prolongado ha mostrado sus beneficios en todo el país y especialmente en pueblos y regiones apartadas donde muchos no pudieron votar por carencia de vías y complicaciones invernales.

Los habitantes de numerosos pueblos y veredas donde se despertaron en medio de terribles ‘alboradas’ con balas silbando y cilindros bombas estallando sobre sus cabezas, no quieren revivir estas cruentas experiencias.

Las propuestas de modificaciones a los acuerdos presentadas por los ganadores del Plebiscito, como las aterrizadas y bien sustentadas presentadas ayer por la ex candidata presidencial conservadora, marta Lucía Ramírez,  deberán discutirse con agilidad y tratar de hacerlas viables con la agenda del Eln, al iniciar delegados del gobierno conversaciones  en Quito,  a partir del 27 de octubre. Para no dilatar innecesariamente el proceso de paz,  deberá incluir puntos afines con los acordados en la Habana. Es de esperar que el expresidente Uribe no se atraviese como ‘mula muerta’ para sacar adelante el proceso que cuenta con el respaldo de la mayoría de colombianos y con el apoyo de la ONU y la comunidad internacional.

Mientras tanto crece la movilización popular de quienes participaron o no el Plebiscito y en gran parte conforman ese 62% de colombianos aptos para votar que por diversas razones no acudieron a las urnas el 2 de octubre. Son 22 millones que figuran en la lista del “meimportaunculismo” ganador en ese huracanado domingo y muchos de los cuales arrepentidos de haberse confiado en las encuestas y no haber salido a votar cada vez se vuelcan a las calles en mayor cantidad para impedir que su destino y de millones de niños y jóvenes colombianos lo decidan los representantes políticos de los cerca de 13 millones, el 37% de los colombianos habilitados, que por el Sí o por el No, desafiando la lluvia salimos a votar ese frío domingo.

¡Arreglo YA! Es la consigna que corean miles de personas como las que la noche del 12 de octubre lograron ingresar a la repleta plaza de Bolívar, en Bogotá.

Riosucio: Dolor de víctimas

Para nadie es un secreto que la guerra en Colombia se pelea en las periferias. Aunque ciudades como Bogotá y Medellín sintieron el estruendo de las bombas de Pablo Escobar en su guerra particular contra el Estado y la extradición, y Cali vivió la incursión de un comando guerrillero cuando las Farc plagiaron a los diputados de la Asamblea del Valle, estos eventos no han sido el común denominador de la multifacética guerra colombiana.

El conflicto armado ha sido especialmente cruel con los pobladores de las zonas más remotas del país.  Llegar a Riosucio (Bajo Atrato – Chocó) desde Bogotá toma más tiempo que viajar desde Bogotá a Londres, Nueva York, Frankfurt o Los Ángeles. Primero hay que tomar una avioneta que aterriza en Apartadó. Al tocar pista lo primero que se siente es un calor húmedo que hace que la ropa se pegue a la piel.

Desde Apartadó, hay que tomar camino tres horas hasta Belén de Bajirá, un corregimiento disputado por Chocó y Antioquia, donde el poder de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) es tan evidente que ha dejado sus marcas en todos los muros del pueblo, sin excepción. Desde ahí hay que tomar trocha por unas cuatro o cinco horas hasta Riosucio, una trocha que divide los territorios colectivos de La Larga Tumaradó y Pedeguita Mancilla, en el margen oriental del río Atrato.

El conflicto armado La subregión del Bajo Atrato comenzó a ser ocupada por las Farc y el EPL desde comienzos de la década del 80, allí construyeron sus bases sociales en los incipientes sindicatos de las fincas bananeras. Pero fue a partir de los noventa, con la entrada de las ACCU primero, y las AUC después, que el conflicto armado se agudizó en la región. El Bloque Bananero y la Casa Castaño desde el oriente, y el Bloque Élmer Cárdenas desde el occidente, subieron por el río Atrato conquistando a sangre y fuego los territorios de comunidades negras y mestizas.

Las Farc se replegaron hacia el margen izquierdo del río Atrato, hacia zonas selváticas prácticamente impenetrables. Los habitantes de Riosucio (Chocó) han sobrevivido a la violencia y el desplazamiento. Los paramilitares, en connivencia con empresarios y particulares, consolidaron una estrategia macrocriminal de despojo en la región, para el desarrollo de proyectos económicos de monocultivo de plátano, palma y ganadería extensiva de reses y búfalos. La famosa frase de “me vende usted o le compro a su viuda” nació en esta región. La toma de Riosucio en diciembre de 1996 y la Operación Génesis en febrero de 1997 fueron dos de los hitos más conocidos de este violento periodo.

Sobre esta última operación, la Corte Interamericana de Derechos Humanos declaró la responsabilidad del Estado por la acción conjunta entre el Ejército y los paramilitares en una aterradora incursión donde Marino López Mena fue decapitado, su cuerpo desmembrado, arrojado al río, y posteriormente jugaron fútbol con su cabeza. Según el Registro Único de Víctimas, en 1996 Riosucio fue testigo de 118 homicidios vinculados al conflicto armado. En 1997 hubo 262. Este dato es relevante si se tiene en cuenta que apenas cinco años antes solo se habían presentado dos homicidios en el municipio.

En este periodo se presentaron índices de desplazamiento forzado escalofriantes: 11.671 casos en 1996 y 66.379 en 1997. De ahí en adelante se ha registrado un promedio de 16.860 con solo dos años con menos de 10.000 casos: 2010 y 2016.  El proceso de desmovilización de las AUC no contribuyó a reducir la violencia y el despojo. Las autodenominadas AGC, comandadas por ‘Don Mario’ (hermano de ‘El Alemán’, jefe máximo del Élmer Cárdenas) comenzaron a ocupar los territorios que habían estado bajo el control de los paramilitares en Urabá.

Tras la captura de ´Don Mario´, los hermanos Úsuga, ‘Giovanny’ y ‘Otoniel’, se hicieron cargo de la organización dedicada al tráfico de drogas, el contrabando, la extorsión y la provisión de “servicios de seguridad” al mejor postor. La importancia de Riosucio para todos los actores del conflicto radica en su posición geoestratégica: dominar el municipio implica controlar el curso del bajo Atrato, tener un corredor estratégico hacia Panamá, y corredores de movilidad hacia el Pacífico, el mar Caribe, el Urabá antioqueño y el Nudo de Paramillo.

El Acuerdo y el plebiscito El pasado 2 de octubre, más del 90% de los habitantes de Riosucio le dieron el Sí al acuerdo con las Farc. Sólo el cese al fuego entre las Farc y el Ejército ha dado un respiro de alivio y esperanza a la población de Riosucio. Por esta razón, el pasado 2 de octubre el municipio se manifestó contundentemente a favor de la salida negociada al conflicto armado entre el Estado y las Farc (3462 votos, 90.93%, por el SÍ).

No obstante, hubo una tasa de abstención muy alta: solo participó el 28.68% de la población habilitada para votar. Existen varias causas que podrían explican este fenómeno: por un lado, aparte de un foro organizado por Viva la Ciudadanía, no hubo pedagogía para explicar el Acuerdo y la Alcaldía municipal se abstuvo de participar para evitar polarizaciones.

Además, en un contexto de extrema carencia (el Índice de Pobreza Multidimensional –IPM- del municipio registra un valor de 91.45%), movilizarse hacia los puestos de votación requiere de una inversión individual gigantesca. Las veredas y corregimientos en el margen occidental del Atrato no cuentan con vías de acceso y el día del plebiscito no hubo transporte fluvial disponible para los votantes, como siempre ha existido en anteriores elecciones.

Por otra parte, el municipio iba a albergar uno de los campamentos de las Farc en una zona con presencia generalizada de grupos paramilitares, lo que generaba zozobra entre la población y pudo haber motivado parte de la abstención. Según varios habitantes del municipio, el voto por el NO estuvo asociado al miedo de una posible alza en los impuestos y el supuesto $1.800.000 que se le iba a pagar a cada guerrillero. A diferencia de la pedagogía sobre el contenido de los Acuerdos, la desinformación patrocinada por el Centro Democrático llegó a este rincón del país.

La noticia de la victoria del NO en las votaciones del pasado 2 de octubre sumió a la población en la tristeza y la indignación. Los riosuceños afirman que “la gente de la ciudad nos dejó morir”. Trágicamente esta frase no es solo un modismo sino una posibilidad manifiesta. En efecto, los guerrilleros habían comenzado a movilizarse hacia la zona de concentración y el Ejército tenía orden de dejarlos pasar. A partir del pasado 6 de octubre, luego de los resultados negativos, las Farc comenzaron a replegarse.

Hoy, la población teme que una eventual reanudación de los enfrentamientos entre las Farc y los demás actores armados vaya a generar una espiral de violencia mayor a la que se vivía previamente, especialmente en el margen oriental de río, donde se encuentran los territorios colectivos de Salaquí, Truandó y Cacarica, entre otros. Si los Acuerdos de La Habana no se salvan, existen grandes posibilidades que las Farc decidan emprender una ofensiva militar violenta para reconquistar los territorios que abandonaron y que fueron ocupados por otros grupos armados como el ELN, al comenzar el protocolo previo a la concentración.

La escalada de violencia también comprendería la exposición y persecución de sus estructuras, que se habían empezado a mostrar de forma más abierta, en camino hacia la desmovilización. Un habitante de la zona manifestó que “si se cae el cese al fuego va a haber mayor riesgo que antes porque algunos guerrilleros ya se movilizaron y salieron a la luz y va a empezar el boleteo”. La movilización

El pasado 6 de octubre la población de Riosucio marchó a favor de lo acordado en La Habana y su implementación. Exigieron el mantenimiento del cese al fuego bilateral y de hostilidades y la continuación del proceso de paz, pidiéndole a ambas partes que no se paren de la mesa. Las consignas de la marcha fueron “por la reivindicación del campo, sí a la paz”, “el Atrato es sagrado, el Atrato es Colombia”, “El NO hirió a la paz, el SÍ la hará volar”, entre otras. Uno de los pobladores sintetizó el sentir de Riosucio: “El mensaje a las Farc es que no tumben el proceso, no porque perdonamos, porque no se trata de eso, sino de que no queremos más guerra. Acá los apoyamos”.

Esta movilización, así como todas las que se han producido en favor de la paz en los últimos días en el país contienen un mensaje fundamental: que ésta le pertenece a la nación colombiana, pero especialmente a la inmensa mayoría de colombianos de las zonas más apartadas y afectadas por el conflicto armado del país. No es propiedad de Santos, ni de Uribe, ni de las Farc. No debe estar sujeta a negociaciones entre las dos facciones de la élite colombiana en pugna por el país.

Para ellos, la búsqueda de la paz no puede conducir a un nuevo pacto al estilo del Frente Nacional. Por esta razón, el componente de verdad de la Jurisdicción Especial para la Paz no se puede sacrificar. Tampoco el componente de equidad en el acceso a la tierra de la Reforma Rural Integral.

¿Qué tan justo es que una persona que vive a más de 10 horas de viaje y que nunca ha oído mencionar el pueblo en el que uno vive lo condene a vivir en guerra? ¿Estaría usted de acuerdo con que las decisiones sobre su futuro fueran tomadas en Londres, Frankfurt, Nueva York o Los Ángeles?

Ni SÍ, ni NO: ¡YA!

En la plaza de Bolívar de Bogotá se pasa a limpio lo que es el país. El engañado triunfo del ´No´ lo dejó en claro. A lo largo de la carrera Séptima, desde varias vertientes, fluyen hasta ella en estos días un abatimiento y una invocación.

Las tardes y las noches no dan abasto. ¡Tantos quieren alzar un silencio o pasar una flor blanca! También los muertos quieren desenmudecer. Así que es preciso desocupar las fechas, trasladar los actos para que no se atiborren los símbolos.

Doris Salcedo, la artista más lisonjeada en el mundo y pordebajeada en Colombia, tuvo que ceder el 12 de octubre a los indígenas y anticipar a la víspera su ritual nevado. Alta esa noche, los voluntarios no terminaban de apuntalar las telas, cuando el suelo gris de piedra debió de ser vaciado.

La instalación que parecía una secuencia de lápidas acostadas se conoció gracias a cámaras y drones. La ciudad habría podido desfilar callada alrededor del cuadrilátero, buscar entre cenizas el nombre a medias de algún conocido, observar ese lago ondulante y clarísimo desde cuya eternidad hacían señas las víctimas.

Pero no se pudo. Tocó mirar en televisión, periódicos o pantallas de WhatsApp los “cuadros de una exposición”, como si se tratara de la composición de Modesto Musorgski. Hubo que consolarse con imaginar ese cementerio helado y cosido a puntadas de recuerdos.

Algunos afortunados que se lanzaron al frío vespertino capitalino, bajo las jabalinas de una lluvia sin aviso, alcanzaron a zarandear el corazón ante aquella marea ceremonial de los apellidos que descansan en paz luego de siglos de guerras sin tregua.

Dos luminarias agregaron misterio al camposanto. Una media luna creciente que despuntó sobre la torre norte de la catedral. Y más tarde los faroles amarillos que cruzan la plaza. El conjunto tomó el tono del limbo que le faltó a Dante.

Al día siguiente, día del “Descubrimiento”, sonaron los tambores, flautas y bailes indígenas. Rosas, claveles, cartuchos, dedicados a estos por los estudiantes, levantaron su color blanco arriba del blanco de las sábanas del arte, que ya eran una memoria plegada.

Cumplido el exorcismo, reverenciados los sacrificados, irrumpió la invocación en calles y plaza. La solemnidad propiciada por las imágenes espectrales de Salcedo le dio turno al reclamo de los dolientes de la guerra.

Un niño dormido a caballo sobre el hombro de su madre cobriza bambolea la cabeza soñando que por fin podrá amanecer sin alacranes en la sien. Decenas de muchachas tostadas golpean con fiereza tambores enormes, las almas se les salen por los brazos.

La guardia indígena, coloreada con manillas verde y rojo, ajusta los bastones de mando haciendo círculo en torno de “la comunidad”. Esos palos parecidos a bolillos de policía son para ellos armas de última generación porque esa comunidad los fortifica.

La plaza donde gritaron los muertos ahora es receptáculo del ánimo de los vivos. El país limpio se ha pasado a limpio. En los contiguos palacios alguien se asoma y tiembla.

Fuente: LAS 2 ORILLAS / PACIFISTA

10/17/2016
resized_IMG_20150409_110331566ñ

Escaso margen del NO, “sacó a la calle” a quienes sí quieren la paz

Con las crecientes marchas en Bogotá, Cali, Popayán, Medellín y otras ciudades del país, como las registradas el 6 y 12 de octubre, comunidades que votaron […]
10/17/2016
image-82761-7981

Un desconocido remedio casero mejora el desempeño sexual

El mejor viagra natural es un medicamento utilizado para tratar la disfunción eréctil (impotencia) en los hombres. Su eficacia ya ha sido probada y esta receta […]
10/17/2016
Sesiones-asamblea-520x245

Asamblea investiga contrato entre Gobernación y fundación de Bogotá

El diputado John Jairo Arias Henao, del partido de la U, realizó un debate en la Asamblea departamental sobre un contrato que tiene una fundación de […]
10/17/2016
cantovivo

Policía reprime indígenas tras desalojarlos de finca en el Cauca

Luego de un enfrentamiento entre indígenas y policías en Caloto, Cauca, un policía resultó muerto y siete más heridos en medio de un procedimiento de desalojo […]
pagina anterior
123456789101112131415161718192021222324252627282930313233343536373839404142434445464748495051525354555657585960616263646566676869707172737475767778798081828384858687888990919293949596979899100101102103104105106107108109110111112113114115116117118119120121122123124125126127128129130131132133134135136137138139140141142143144145146147148149150151152153154155156157158159160161162163164165166167168169170171172173174175176177178179180181182183184185186187188189190191192193194195196197198199200201202203204205206207208209210211212213214215216217218219220221222223224225226227228229230231232233234235236237238239240241242243244245246247248249250251252253254255256257258259260261262263264265266267268269270271272273274275276277278279280281282283284285286287288289290291292293294295296297298299300301302303304305306307308309310311312313314315316317318319320321322323324325326327328329330331332333334335336337338339340341342343344345346347348349350351352353354355356357358359360361362363364365366367368369370371372373374375376377378379380381382383384385386387388389390391392393394395396397398399400401402403404405406407408409410411412413414415416417418419420421422423424425426427428429430431432433434435436437438439440441442443444445446447448449450451452453454455456457458459460461462463464465466467468469470471472473474475476477478479480481482483484485486487488489490491492493494495496497498499500501502503504505506507508509510511512513514515516517518519520521522523524525526527528529530531532533534535536537538539540541542543544545546547548549550551552553554555556557558559560561562563564565566567568569570571572573574575576577578579580581582583584585586587588589590591592593594595596597598599600601602603604605606607608609610611612613614615616617618619620621622623624625626627628629630631632633634635636637638639640641642643644645646647648649650651652653654655656657658659660661662663664665666667668669670671672673674675676677678679680681682683684685686687688689690691692693694695696697698699700701702703704705706707708709710711712713714715716717718719720721722723724725726727728729730731732733734735736737738739740741742743744745746747748749750751752753754755756757758759760761762763764765766767768769770771772773774775776777778779780781782783784785786787788789790791792793794795796797798799800801802803804805806807808809810811812813814815816817818819820821822823824825826827828829830831832833834835836837838839840841842843844845846847848849850851852853854855856857858859860861862863864865866867868869870871872873874875876877878879880881882883884885886887888889890891892893894895896897898899900901902903904905906907908909910911912913914915916917918919920921922923924925926927928929930931932933934935936937938939940941942943944945946947948949950951952953954955956957958959960961962963964965966967968969970971972973974975976977978979980981982983984985986987988989990991992993994995996997998999100010011002100310041005100610071008100910101011101210131014101510161017101810191020102110221023102410251026102710281029103010311032103310341035103610371038103910401041104210431044104510461047104810491050105110521053105410551056105710581059106010611062106310641065106610671068106910701071107210731074107510761077107810791080108110821083108410851086108710881089109010911092109310941095109610971098109911001101110211031104110511061107110811091110111111121113111411151116111711181119112011211122112311241125112611271128112911301131113211331134113511361137113811391140114111421143114411451146114711481149115011511152115311541155115611571158115911601161116211631164116511661167116811691170117111721173117411751176117711781179118011811182118311841185118611871188118911901191119211931194119511961197119811991200120112021203120412051206120712081209121012111212121312141215121612171218121912201221122212231224122512261227122812291230123112321233123412351236123712381239124012411242124312441245124612471248124912501251125212531254125512561257125812591260126112621263126412651266126712681269127012711272127312741275127612771278127912801281128212831284128512861287128812891290129112921293129412951296129712981299130013011302130313041305130613071308130913101311131213131314131513161317131813191320132113221323132413251326132713281329133013311332133313341335133613371338133913401341134213431344134513461347134813491350135113521353135413551356135713581359136013611362136313641365136613671368136913701371137213731374137513761377137813791380138113821383138413851386138713881389139013911392139313941395139613971398139914001401140214031404140514061407140814091410141114121413141414151416141714181419142014211422142314241425142614271428142914301431143214331434143514361437143814391440144114421443144414451446144714481449145014511452145314541455145614571458145914601461146214631464146514661467146814691470147114721473147414751476147714781479148014811482148314841485148614871488148914901491149214931494149514961497149814991500150115021503150415051506150715081509151015111512151315141515151615171518151915201521152215231524152515261527152815291530153115321533153415351536153715381539154015411542154315441545154615471548154915501551155215531554155515561557155815591560156115621563156415651566156715681569157015711572157315741575157615771578157915801581158215831584158515861587158815891590159115921593159415951596159715981599160016011602160316041605160616071608160916101611161216131614161516161617161816191620162116221623162416251626162716281629163016311632163316341635163616371638163916401641164216431644164516461647164816491650165116521653165416551656165716581659166016611662166316641665166616671668166916701671167216731674167516761677167816791680168116821683168416851686168716881689169016911692169316941695169616971698169917001701170217031704170517061707170817091710171117121713171417151716171717181719172017211722172317241725172617271728172917301731173217331734173517361737173817391740174117421743174417451746174717481749175017511752175317541755175617571758175917601761176217631764176517661767176817691770177117721773177417751776177717781779178017811782178317841785178617871788178917901791179217931794179517961797179817991800180118021803180418051806180718081809181018111812181318141815181618171818181918201821182218231824182518261827182818291830183118321833183418351836183718381839184018411842184318441845184618471848184918501851185218531854185518561857185818591860186118621863186418651866186718681869187018711872187318741875187618771878187918801881188218831884188518861887188818891890189118921893189418951896189718981899190019011902190319041905190619071908190919101911191219131914191519161917191819191920192119221923192419251926192719281929193019311932193319341935193619371938193919401941194219431944194519461947194819491950195119521953195419551956195719581959196019611962196319641965196619671968196919701971197219731974197519761977197819791980198119821983198419851986198719881989199019911992199319941995199619971998199920002001200220032004200520062007200820092010201120122013201420152016201720182019202020212022202320242025202620272028202920302031203220332034203520362037203820392040204120422043204420452046204720482049205020512052205320542055205620572058205920602061206220632064206520662067206820692070207120722073207420752076207720782079208020812082208320842085208620872088208920902091209220932094209520962097209820992100210121022103210421052106210721082109211021112112211321142115211621172118211921202121212221232124212521262127212821292130213121322133213421352136213721382139214021412142214321442145214621472148214921502151215221532154215521562157215821592160216121622163216421652166216721682169217021712172217321742175217621772178217921802181218221832184218521862187218821892190
pagina siguiente