Asesinatos por violencia política, se incrementan casi al 30%

En Dosquebradas delitos, homicidios y hurtos, siguen “a la baja”
09/09/2019
Empresas y companías, a responder a la JEP por apropiación de tierras
09/10/2019

Asesinatos por violencia política, se incrementan casi al 30%

Así lo revela un estudio del CERAC, en el que se advierte que que persiste el elevado riesgo de seguridad para los candidatos a las elecciones de octubre, principalmente en zonas rurales de municipios en los que existe algún tipo de disputa entre grupos armados.

Desde 2016 se ha registrado presencia violenta de las Águilas Negras, Los Pelusos y disidentes de las Farc en Suárez (Cauca).Archivo

Las muertes en acciones de violencia política registradas en agosto (9) implican un aumento del 29% frente a las registradas en julio (7), revela un informe del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (CERAC). Sin embargo, pese a esto, en los primeros ocho meses de 2019 se registraron 31% menos muertes asociadas a este tipo de violencia frente al mismo periodo de 2018. La amenaza continúa siendo la acción predominante en la violencia política: el 47% de las acciones (104 de 222).

Esta es la relación de los asesinatos por motivos políticos registrados por el CERAC en agosto:

* Fue asesinado Silvio Alonso Álvarez en Versalles, Valle del Cauca. La víctima era candidato al Concejo de ese municipio por el partido Centro Democrático.

* Fue asesinado con arma de fuego Nelson Enrique Gaviria, candidato al Concejo de Betania, Antioquia. Un menor de edad que acompañaba al político resultó herido.

* Fue asesinado Luis Eduardo Caldera Villamizar, candidato al Concejo de San Jacinto del Cauca, Bolívar. La víctima había sido secuestrada por desconocidos el 15 de agosto en zona rural de este municipio.

* Fue asesinado con arma de fuego Gersain Yatacué, coordinador de la Guardia Indígena en Toribío, Cauca.

* Fue asesinado con arma de fuego Danilo Olaya Perdomo, presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda Alto Cachaya de Gigante, Huila.

* Fue asesinado con arma de fuego José Eduardo Tumbó en zona rural de Corinto, Cauca. La víctima era integrante de la Junta de Acción Comunal de la vereda El Vergel y miembro de la Asociación Campesina de Caloto, mismo departamento.

* Fue secuestrado y asesinado con arma de fuego el docente Orlando Gómez, rector del colegio del corregimiento Huasanó de Caloto, Cauca.

* Fue asesinado Wilson Charley Tenorio, secretario de la Personería municipal y exconcejal de Magüí Payán, Nariño.

* Fue asesinado con arma de fuego Enrique Güejia en zona rural de Corinto, Cauca. Güejía era alguacil y médico tradicional indígena en el cabildo Tacueyó. La guardia indígena detuvo a dos presuntos autores del hecho.

El informe registra igualmente que el pasado 1° de septiembre fueron asesinados la candidata a la Alcaldía de Suárez (Cauca), por el Partido Liberal, Karina García Sierra; Yeison Obando Llantén candidato, también por el liberalismo, al Concejo de ese municipio; Aidé Tróchez, representante de la Mesa de Víctimas; Héctor González, presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio Las Brisas, y dos personas más, entre ellas la madre de la candidata, y quedó herido un escolta de la Unidad Nacional de Protección, en zona rural de dicha población.

Según el ministro de Defensa, señala el documento, la masacre fue cometida por un grupo disidente de las desmovilizadas Farc, al mando de alias “Marlón” y Leider Johany Noscue, alias “Mayimbú’. “Persiste el elevado riesgo de seguridad para los candidatos a las elecciones regionales y locales de octubre, principalmente en zonas rurales de municipios en los que existe algún tipo de disputa entre grupos armados”, señala el CERAC.

En este sentido, el documento recalca que desde 2016, se ha registrado presencia violenta de las Águilas Negras, del grupo de crimen organizado Los Pelusos y de los grupos pos-Farc Frente 29 y columna “Miller Perdomo” en Suárez. “El norte andino del Cauca es una zona de confluencia de distintos grupos armados los cuales se disputan el control de cultivos de uso ilícito y de las rutas de salida de la droga hacia el pacífico, principalmente en la cuenca del río Naya, con el fin de atravesar la cordillera occidental”.

Las muertes registradas en los primeros ocho meses del 2019 (82 muertes) se redujeron 31%, frente a las registradas en el mismo periodo de 2018 (119 muertes). En lo corrido de este año, se redujo también  en 41% el número de personas amenazadas en acciones de este tipo de violencia frente al mismo periodo de 2018 (de 136 a 80). “Si bien este tipo de victimización se ha reducido, la amenaza sigue siendo la acción predominante en la violencia política: de los 608 eventos registrados desde 2018, el 44% corresponden a amenazas (268 eventos)”.

Para el CERAC, la violencia política electoral incluye las agresiones o la amenaza de agresión contra individuos o colectividades que buscan ejercer el poder político a través de la participación en procesos electorales. Esta categoría incluye tanto a candidatos a cargos públicos, como a operadores de sus campañas (colaboradores inmediatos) y a militantes de partidos políticos.

Fuente: DIARIO EL ESPECTADOR

Comments are closed.