Asesinatos de líderes sociales y desmovilizados, en la “cresta de la ola”

Adriana González pidió cambiar a “los responsables de arruinar Risaralda”
02/11/2018
Atacaron a Fuerza Alternativa, hoy a Aida Avella y mañana; ¿le tocará a Petro?
02/12/2018

Asesinatos de líderes sociales y desmovilizados, en la “cresta de la ola”

En Guapi (Cauca) fueron asesinados el viernes Jesús Orlando Grueso y Jonathan Cundumi, y este sábado, en El Bagre (Antioquia), paramilitares mataron a Víctor Alfonzo Sánchez, excombatiente de las Farc. La exguerrilla investiga otro caso, en el que habría resultado muerto Kevin Andrés Lugo.

Los organismos de derechos humanos y la Defensoría del Pueblo tienen prendidas las alarmas por lo que puede ser un fin de semana negro para líderes sociales y excombatientes de la Farc. Y es que en menos de 24 horas se han presentado dos hechos violentos, que dejan tres personas muertas. Se trata de dos líderes cocaleros del Cauca que venían adelantando trabajos de sustitución de cultivos ilícitos, en el marco del Acuerdo de Paz, y de un joven de la Farc perteneciente al Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR)  de El Bagre, Antioquia.

Según la base de datos de Indepaz, en los 40 días que van del año 2018, han sido asesinados 29 líderes y defensores de derechos humanos, y diez excombatientes de las Farc. Una oleada de violencia que coincide con el frenético avance de la campaña electoral que esta semana se vio salpicada de episodios de intolerancia alarmantes, la escalada en la confrontación contra el Eln -que declaró un paro armado a partir de hoy- y de un rebrote de la lucha por el control de los cultivos ilícito, que prende las alarmas en el andén del Pacífico.

El jueves pasado el país se despertó con la noticia de que al menos 14 policías que avanzaban en labores de erradicación forzada en Tumaco (Nariño) fueron retenidos por los cultivadores de coca. De inmediato la Pastoral Social activó una comisión humanitaria para facilitar su liberación. De otro lado, en la noche de este viernes, los líderes de Marcha Patriótica y Coccam Jesús Orlando Grueso y Jonathan Cundumi, fueron asesinados en el Consejo Comunitario del Río Guagui, vereda La Soledad, municipio de Guapi (Cauca).

Los dos líderes trabajaban en la implementación de acuerdos voluntarios de sustitución de cultivos en la región pero además hacían parte de los equipos de campaña de Ancizar Barrio, quien aspira a la Cámara de Representantes por parte de la lista de los Decentes: coalición que encabeza el exalcalde Gustavo Petro. Este episodio se suma a los números episodios de agresiones que soportó Rodrigo Londoño, Timochenko, aspirante a la presidencia por la Farc.

En este grave contexto, también se registró el asesinato de Víctor Alfonso Sánchez Manjarrez en el corregimiento de Puerto Claver, municipio de El Bagre, en Antioquia. Sánchez era un excombatiente de las Farc que hizo dejación de armas en el ETCR Juan Carlos Castañeda de esta región del Bajo Cauca y Nordeste Antioqueño, y según testigos fue baleado por miembros de la Autodefensas Gaitanistas. Además, los miembros de la exguerrilla también denunciaron el asesinato de Kevin Andrés Lugo pero no se tiene mayor información.

Estos episodios encienden las alarmas, pues con el paro armado anunciado por el Eln, y el agravamiento de las tensiones relacionadas con los procesos de erradicación y sustitución de cultivos ilícitos, podríamos estar ante uno de los fines de semana más violentos en lo que va del año.

Fuente: DIARIO EL ESPECTADOR

Comments are closed.