“¿ A quién engañas, viejo?”, por Luis Miguel Cárdenas Villada

“Vuelven y juegan” ataques contra la Comisión de la Verdad”
07/28/2020
IDM y Cuerpo Oficial de Bomberos de Dosquebradas tendrán presupuesto para su funcionamiento
07/28/2020

“¿ A quién engañas, viejo?”, por Luis Miguel Cárdenas Villada

Lo que empezó como una elemental elucubración, hoy termina siendo una terrible realidad. Se planteó que en Colombia existía una estrategia de alienación con fines políticos, sin discusión contraria se certifica su real existencia. Los hechos recurrentes demuestran con claridad, no solo conceptual sino practica que el Modelo de Gobierno imperante pretende sin reato imponer un Estado Autoritario, separando los poderes, haciendo del ejecutivo el único imperio que determina y manda, utilizando la treta de la alienación. Los hechos son contundentes. Una población indiferente y manipulada es el objetivo, tiene como fines únicos ocultar y empoderar a una dirigencia cuestionada, si se quiere en una democracia perfecta inviable e impune.

Si de analizar se trata, se puede afirmar sin temor a equivocaciones que el Programa Presidencial Prevención y Acción trata de construir el caos mostrándose benevolente. El comportamiento creciente y exponencial del contagio determina una tendencia peligrosa de afectaciones en morbilidad y su consecuente la muerte. Las políticas de acción para control viral han dado resultados negativos lo mismo que la recuperación económica permanentemente cacareada. Las razones son simples: los niveles de contagio son muy superiores a los niveles de recuperados. El Modelo Español e italiano de reapertura se fundamenta en la relación contagio-recuperación, teniendo como indicador de intervención a mayor recuperados que contagiados la sociedad gradualmente se acomoda. Para Colombia se hace totalmente lo contrario: a mayor contagio mayor apertura, los resultados negativos en ocupación de Ucis, mortalidad, desempleo, violencia, desigualdad demuestran cuan equivocados están. El falso éxito del día sin IVA se manifiesta en el incremento por el periodo actuado de los contagios y muertes. La cifra de desempleo se incrementó a niveles de desborde, la intervención de apoyos no significa nada y la Banca obtiene pingues ganancias. El Gobierno que tiene claro el fracaso sale a decir en una insana competencia de que el País es ejemplo al comparar con peores. La competencia por los muertos no es honesta porque se recuerda que una sola vida es sagrada. Se trata de mostrar lo indemostrable para que una gran parte de la sociedad permanezca en lo que siempre le ha gustado: indiferencia e irresponsabilidad. He aquí el primer resultado del modelo alienante.

Elegir al más vago de los Congresistas, el más cuestionado, el que manifiesta desinterés es provocar una discusión que no llegará a ninguna parte, pero mantendrá entretenida a una sociedad ávida de correvediles. Pan y Circo es lo que les gusta. Que carajos hace el Señor Presidente saliente al proponer la federalización del País sin que nadie sepa que es eso. Señalar con epítetos y sin demostración profunda que la Congresista Ramírez al ser elegida segunda vice presidenta del Senado afrenta al País Nacional, siendo lo más particular que el Jefe máximo y absoluto del Partido señalador sale en su defensa y afirma que vota en blanco por disciplina. El Presidente Duque da muestras de inmadurez extrema al expresar en forma altanera que la Vieja esta, refiriéndose a la Senadora Aida Abella. Se cree que fue una imprudencia involuntaria, así lo aceptaran muchos que siempre han considerado por alienación que Aida es una Guerrillera, india (peyorativamente) revolucionaria, comunista y atea consolidando con ello el surgir del Pre chavismo. A buen entendedor pocas palabras y hechos bastan. Entretener, desviar la atención, ocultar la realidad, presumir de bonachones y defensores son las líneas estratégicas para que una sociedad indolente mantenga en el Poder a aquellos que un Pueblo alienado soportaran y elegirán. Los que quieran más que les piquen caña.

Fajardo, Petro por favor no les hagan el juego a estos malos propósitos. Ayuden a crear conciencia ciudadana y depongan sus intereses personales. Ustedes tienen con qué.

Escribe: LUIS MIGUEL CÁRDENAS*

*Analista, intelectual y hombre cívico, residente en Risaralda.

 

Comments are closed.